Los geranios son unas plantas perfectas para decorar nuestro balcones o terrazas ya que aguantan muy bien las altas temperaturas y son muy fáciles de cuidar. Además el gran colorido de sus flores consigue alegrar el aspecto de nuestras casas y edificios.

Si quieres comenzar a plantar geranios y no sabes cómo sigue leyendo ya que a lo largo de este artículo te explicaremos detalladamente el procedimiento que deberás llevar a cabo. Descubrirás que plantar geranios es una actividad muy divertida y sencilla así que…¿a qué esperas para empezar?

¿Que necesitas para plantar geranios?

  • Semillas o esquejes de geranios
  • Tierra
  • Abono
  • Macetas

Instrucciones para plantar geranios

  1. Antes de comenzar a plantar debes tener en cuenta una serie de aspectos. El primero de ellos es realmente importante y tiene que ver con la época del año en la que deberás realizar la plantación. Debes planificar el acontecimiento con cuidado de que este tenga lugar después de la época de heladas. Si plantas durante el invierno lo más seguro es que no consigas nada más que perder tiempo y esfuerzo. Los geranios aguantan muy bien las altas temperaturas pero las heladas les sientan bastante bien. Cuando las plantas son adultas y fuertes pueden soportar un tiempo bastante frío, pero no ocurre lo mismo cuando están debilitadas o en proceso de crecimiento. Además debes recordar que la floración de los geranios se produce en verano, por lo que lo ideal es que los plantes en primavera. Sin embargo puedes plantarlos también durante el verano o el otoño, aunque si lo haces durante esta última estación deberás poner un cuidado especial en que esto ocurra al menos tres meses antes de que den comienzo las heladas.
  2. Otro de los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de realizar la plantación de los geranios es escoger buen lugar. Realmente este punto no tiene importancia alguna si decides utilizar una maceta, ya que podrás moverla con facilidad pero, sin duda alguna, tendrá una importancia vital si decides plantarlas en tu jardín. En caso de que te hayas decidido por la segunda opción deberás escoger un lugar muy luminoso, ya que los geranios necesitan mucha luz. Recuerda que pueden aguantar temperaturas muy altas, pero si vives en un clima muy caluroso deberías decantarte por un lugar en el que durante las horas más calurosas puedan recibir algo de sombra. Nunca debes seleccionar un lugar a la sombra pues no crecerán sanos y tendrás muy pocas flores, luciendo un aspecto triste y alicaído.
  3. En caso de que decidas utilizar una maceta asegúrate de que es la adecuada. Debes tener en cuenta el tamaño y el material. Lo recomendable es que te decantes por una maceta de barro, ya que eso permitirá que la planta goce de un buen drenaje. Eso es importante ya que los geranios tienen tendencia a pudrirse si sus raíces quedan encharcadas en agua. En cuanto al tamaño no puedo ofrecerte una medida estándar ya que eso dependerá de la especie de geranio que decidas plantar. Existen más de 240 variedades y cada una de ellas presenta colores y tamaños distintos. Si seleccionas una variedad grande deberás estar seguro de que tu maceta podrá ofrecerle el espacio que necesita a lo largo de todo su crecimiento. Te recomiendo que te informes del tipo de especie que vas a plantar y que consideres el tamaño final que pueden alcanzar tus geranios. Otra opción es que utilices una maceta de tamaño medio y con el paseo del tiempo, a medida que la planta crece, la cambies. Además trasplantar tus plantas cada uno o dos años es siempre una buena idea ya que el cambio de tierra favorece su salud.
    terracotta-399451_640
  4. Una vez que has seleccionado el lugar en el que plantarás tus geranios debes preparar la tierra. La tierra debe estar suelta, muy bien oxigenada y para ello puedes removerla ayudándote de una paleta de jardinería. Además debe tener un ph neutro y ser rica en materia orgánica y para asegurarte de que esto es así lo mejor que puedes hacer es colocar una capa de abono. Si vas a plantar en tu jardín debes asegurarte de que este cuenta con un buen sistema de drenaje y que el agua no se encharcará. Recuerda que este punto es fundamental para que los geranios no contraigan enfermedades ni se pudran sus raíces.
  5. A continuación debes hacer pequeños hoyos en los que más adelante colocarás las semillas o los esquejes de geranios. Puedes hacerlos con un dedo o ayudándote de un palo. Los hoyos deben tener una separación mínima que permita a los geranios crecer sin molestarse los unos a los otro. De nuevo la separación dependerá de la variedad de geranio que hayas decidido plantar. No te preocupes demasiado sobre la profundidad de los mismos, con unos tres centímetros será más que suficiente.
  6. Coloca las semillas o los esquejes en el hoyo. Si te interesaría plantar esquejes pero no sabes cómo te agradará saber que es algo muy sencillo. Simplemente debes seleccionar una serie de tallos sanos de tus geranios. La longitud de cada tallo debe ser de unos diez centímetros. Escoge lo más jóvenes y fuertes ya que los más viejos tardan más en echar raíces. Tampoco es recomendable que selecciones los de color más pálido. Debes cortarlos con una herramienta bastante afilada para que no se estropeen ni se deshilachen. Corta dos o tres tallos por cada maceta de forma que puedas garantizar lograr al menos uno de ellos. Antes de plantarlos déjalos unos días sumergidos en agua para que suelten raíces. Cuando vayas a introducir los esquejes en la tierra realiza un pequeño corte en alguno de los nudos más cercanos a la base. Como puedes ver obtener esquejes de geranios es una operación muy sencilla y una buena y económica alternativa a comprar las semillas.
  7. Cubre el hoyo con tierra y riega. No utilices demasiada agua ya que los ahogarías, unicamente debes rociar la tierra con una pequeña cantidad de agua para que esta quede un poco húmeda. Si has utilizado esquejes procura que el agua no caiga directamente sobre ellos y céntrate en la base del tallo.                                                                                geranium-flower-433426_640

Consejos para plantar geranios

  • Como habrás podido observar a través de una lectura atenta de los pasos anteriores plantar geranios es un procedimiento muy sencillo y bastante rápido. Se trata de una planta muy fuerte y resistente por lo que no debes tomar demasiadas precauciones. Sin embargo es una buena idea cubrir la maceta durante los primeros días con un plástico transparente. Esto te permitirá que entre la luz y se mantengan los niveles óptimos de humedad. Si has plantado al aire libre también te ofrecerá una protección contra aves e insectos.
  • Por último es recomendable plantar flores durante el periodo de actuación de la luna llena o en cuarto creciente. La acción de la luna durante estas fases ayuda a un mayor crecimiento de la vegetación.
  • Aprende más sobre plantas y flores en nuestra categoría dedicada a ellas.
¿Te ha gustado?
153 usuarios han opinado y a un 94,77% le ha gustado.