Desde la época antigua las peonías se han considerado como un símbolo de riqueza, felicidad y suerte; desde ese entonces y hoy en día, esta planta representa posición y elegancia, si quieres saber cómo cuidar peonías sigue con la lectura de este artículo

La peonía tiene su origen en la Europa mediterránea, en Asia y en la parte occidental de Norteamérica.

Las peonías reciben su nombre como un honor al médico de los dioses, llamado Paeon.

En China se cultivan las peonías desde hace más dos mil años, pues aparte de poseer una belleza extraordinaria, sus raíces se usaron como medicina y como alimento. El cultivo en los jardines se ha dado desde hace más de seiscientos años. Hay algunos grupos de esta planta que pueden sobrevivir hasta 50 años, lo que por supuesto demuestra que no necesitan de cuidados extremos.

Así como en la China, también son altamente apreciadas en Japón, allí se protegen de la nieve a las floraciones que se den de manera temprana, con una cubierta decorada y en la China es un símbolo de indulgencia y lujo.

Entre los hechos históricos de las peonías podemos encontrar por ejemplo que las legiones romanas llevaron primero esta planta a Inglaterra; que se encuentran en los libros de género botánico desde el año 1963; que esta planta es un símbolo floral de la China junto con la flor de ciruela, sólo que en la China es llamada Mudan; Qing, dentro de su dinastía imperial en 1903, declaró esta flor como un símbolo nacional de la China después de haber estado protegida por un decreto imperial; en Japón se le llama a esta flor  Ebisugusuri, esta palabra tiene el significado de medicina en la China; dentro de la medicina tradicional popular las raíces de las peonías fueron utilizadas para el asma, las convulsiones y espasmos menstruales.

Su nombre latino o científico es Paeonia suffruticosa y pertenece a la familia de las Ranunculaceaes; hablando etimológicamente el nombre chino de esta flor es “sho yu” cuyo significado es la más bonita.

Las peonías son herbáceas y perennes; existen más 30 especies de esta planta, algunas inclusive son arbustos que son leñosos, hay aproximadamente unas diez especies de este tipo.

Las plantas leñosas pueden alcanzar los 2 metros de altura y las herbáceas pueden llegar al metro.

Por lo general habita en regiones de clima templado, donde no hay veranos con exceso de calor y donde los inviernos sólo son frescos.

Estas pueden tener siete tipos de pétalos: simples, semidobles, chino o doble, imperial o japonés, bomba, anémona y cactus.

Esta es una planta que florece con frecuencia; sus flores son grandes y fragantes; la floración la hace en la época de la primavera y salen flores dobles o simples de color amarillo, blanco, rojo, púrpura o rosa.

El arbusto es caducifolio; el color de sus hojas es de un intenso verde y éstas pueden ser divididas en segmentos o enteras; el desarrollo de esta planta se da de una forma lenta, pero realmente vale la pena para poder luego disfrutar de su gran belleza; es un arbusto ideal para hacer senderos o para hacer cercados por las aceras, paredes o linderos.
Peonías: Cómo cuidar peonías

Cuidar peonías

Realmente estas plantas son bastante fuertes, por lo que su cuidado no es complicado; las peonías pueden sobrevivir incluso a fuertes inviernos; después de que éstas se plantan en un jardín pueden seguir floreciendo en la época de la primavera por varios años. Esta hermosa planta también es cultivada frecuentemente como una planta decorativa.

Esta flor tan hermosa ha logrado cautivar a muchas personas en todo el mundo, pues su belleza es muy evidente; esta planta se puede tener ya sea en jardines, terrazas o patios, ya que se puede cultivar tanto en la tierra como en una matera (maceta), sin contar con que su cultivo y su mantenimiento son bastante sencillos; así que es una muy buena opción para las personas que no tienen experiencia o no saben sobre el cuidado de las plantas.

Plantación

Si se tienen unos botones de oro de peonías y se ven algo secos, es importan dejarlos toda la noche en un recipiente con agua para que se ablanden.

Si lo que se quiere es ir a comprar la planta, es muy importante tomarse el tiempo para revisarlas todas, mirar bien sus hojas y buscar la que esté más saludable; cuando se vayan a comprar es importante contar con tiempo y no quedarse con la primera que se nos sea entregada.

Si se pretende cultivar esta planta en materas (macetas), se deben poner en unas que tengan mínimo 60 centímetros de profundidad; mientras más espacio haya mejor será para las raíces de las peonías.

Cuando se siembran deben ser con profundidad y en tierra orgánica, pero a la vez buscando no enterrar mucho el bulbo.

La luz

Necesita de la semisombra, por ello es importante velar porque quede protegida del sol del medio día.

En algunas regiones les gusta que les dé algo de sol directo,  así que dependiendo del lugar donde se viva, se debe ver cuál es el lugar más adecuado para ellas; por ejemplo en las regiones donde hace mucho calor es más importante ubicarlas en la semisombra o si el calor es muy extremo en la sombra.

Peonías: Cómo cuidar peonías

Lo ideal es buscar que reciban 6 horas de sol en el día, aunque como existen tantas variedades, hay algunas que pueden resistir más a éste y otras a las temperaturas bajas y a los diversos climas, todo esto dependerá de dónde vengan y el tipo de variedad.

Temperatura

Soporta moderadamente las temperaturas severas por lo cual se puede cultivar en las regiones nórdicas o en otras posiciones que sean difíciles; aunque si vamos a hablar de preferencias, a esta planta le gusta más el clima templado.

El suelo

Necesita de un suelo húmedo y que esté adecuadamente drenado, se da un buen crecimiento en suelos calcáreos.

Esta planta puede crecer en diversas tierras, por lo que sin ningún problema se puede plantar en un terreno que sea arcilloso; en este caso se debe regar con más frecuencia, pues esta planta no es resistente a la sequía.

Riego

No necesitará un riego muy frecuente, tendrá con dos veces a la semana, pero si el cultivo está expuesto al sol se debe aumentar.

Las especies que ya han sido bien adaptadas al clima del mediterráneo, tienden a soportar bien la falta de agua; hay que poner cuidado porque un riego en exceso las podría perjudicar; es importante tener precaución de no ir a mojar su follaje.

El suelo debe mantener húmedo,  pero no encharcado.

Abono

En los meses de invierno y otoño se debe abonar con uno orgánico y en los de primavera con uno mineral, el cual debe ser soluble.

Se debe abonar cuando esté en su etapa de crecimiento, o sea desde la primavera hasta que empieza el otoño, principalmente en la época que inicia a florecer.

Al comienzo de la primavera se pueden abonar con un poco de nitrógeno (muy poco), de esta manera se pude ayudar en su floración.

El entutorado

Los tallos de esta planta pueden llegar a medir entre los 70 y 120 cm, por eso es importante proceder a entutorarlos, para que luego el peso de sus flores no los afecte. El entutorado es una de las técnicas agrícolas que consiste en poderle dar un soporte al crecimiento de la planta por medio de una estructura, la cual su función será la de guía de los tallos, para que luego éstos se sostengan bien y aguanten sus frutos y flores.

La poda

Sólo se deben podar las ramas que estén viejas después de la floración y en el otoño antes de que sus hojas se caigan. Es importante cortar las partes que ya estén muertas.

Es bueno que se proceda a acolchar bien el suelo antes de que llegue el invierno en el primer año.

Si la planta está creciendo en exceso, es importante que se pode moderadamente los días primeros del otoño, pues así se podría ayudar a que tenga un crecimiento más bonito y estimular a que se desarrolle bien la parte baja de la planta; los tallos de las herbáceas deben cortarse en el otoño a nivel del suelo, al contrario de las arbóreas que no necesitan de una profunda podada, sólo se necesitará cortar aquellas ramas que estén secas cuando esté finalizando el invierno.

Después de la floración se debe proceder a quitar aquellas flores que estén marchitas.

Cortar las flores

Si las flores se van a cortar, esto se debe hacer en el momento en que el capullo se acaba de abrir y se deben dejar por lo menos 3 hojas en cada uno de los tallos; es importante que la planta no se resienta y para eso no es conveniente que se corten la mitad de capullos, debe ser un número menor.

La multiplicación

Puede hacerse por la división de sus rizomas, pero después de que ya hayan pasado tres años desde su siembra; cada parte debe tener los ojos de unas futuras yemas.

La multiplicación también se puede dar por acodos, estacas, semillas, injertos o división de tubérculos.

Las semillas se deben plantar entre la primavera y el verano, mientras la división de los tubérculos debe hacerse en la primavera o en el otoño.

Si vas a plantar varias peonías, es muy importante que les dejes un espacio de mínimo 80 centímetros entra cada una.

Trasplantes

Se debe poner mucho cuidado al lugar dónde se van a sembrar las peonías, pues no resultan ser muy resistentes a un trasplante; manipular sus raíces no les hace ningún bien.

Enfermedades

Si se ve que algún hongo está afectando la planta, se debe proceder a podar las partes que estén infectadas, antes de que la misma enfermedad se pueda propagar; se deben revisar también aquellas hojas que hayan caído al suelo, pues si están infestadas continuarán con el contagio de las plantas. Una vez quitadas las partes con hongos se debe proceder a aplicar un fungicida.

Entre los hongos más comunes que afectan a esta planta encontramos el botrytis; también es posible que las cochinillas las ataquen, en este caso una de los soluciones es tomar un algodón, empaparlo de alcohol y proceder a limpiar lo más pronto posible.

A tener en cuenta

Las peonías de género arbustivo, en su mayoría son de hojas caducas, lo que quiere decir que pierden sus hojas en la temporada de invierno.

Cuando la planta ya se ha arraigado bien a la tierra se vuelve muy resistente, con buena longevidad y lo mejor de todo es que la cantidad de flores irán en aumento también en las épocas de floración.

Controlar la humedad excesiva, el sol, limpiar bien el jardín y  las peonías tendrán una buena salud.

Si se nota que cada vez cuentan con mejores flores, es porque ha llegado el momento de dividir las plantas, si las peonías aún están muy jóvenes para esto, hay que revisar qué está pasando, de pronto está recibiendo más sol de la cuenta o por el contrario muy poco, si sufrió de alguna helada, o sus raíces se están encontrando con otras plantas que se hallen cerca.
Peonías: Cómo cuidar peonías

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.