Aloe Vera Arborescens

Contenido del Artículo

Una de las plantas que más popular es, más se cree que se la conoce, que más propiedades tiene, es el áloe vera. Esta planta, a pesar de que como ya hemos dicho, se cree que se la conoce bien y mucho, no es del todo cierto. Se cree, que hay ciertas variantes del áloe vera, pero poco o nada se dice del gran número de variantes hay realmente. ¿Sabíais que pueden haber más de trescientas? Nada más y nada menos que una barbaridad de tipos. Algunas son ya unos clásicos y se les reconoce fácilmente, pero otras, ni se sabe que son también un tipo de Áloe Vera.

Y algo que se cree de manera errónea, es que al ser una misma planta, el Áloe Vera, sirven todas para lo mismo. Error. No es así, ni es cierto.

Cada tipo de planta tiene sus propios beneficios, puede servir para múltiples beneficios (algunas más que otras) y otras, directamente, no hacer nada o ser hasta medicinales. Por tanto, es importante saber, qué tipos hay, cuantas, cuales son las medicinales, cuales son curativas, las que sólo son decorativas, las más comunes, etc.

Instrucciones

  1. Si todos nos ponemos a pensar, a priori, la típica planta Áloe Vera nos creemos que es la única que tiene más propiedades, que es más medicinal, que se le puede sacar más partido, que un largo etcétera que sentimos deciros, no es del todo cierto!
  2.  Os sacamos de dudas y os explicamos que una de las variedades del Áloe Vera que consta con más propiedades es precisamente, una planta que muchos tenéis en los jardines y pocos sabéis que se trata de esta planta y de sus muchos y buenos, beneficios. Se trata del Áloe Vera Arborescens. Su nombre no os dirá mucho, pero si lo buscáis en Google y os la describimos un poco, seguro que rápidamente, la reconocéis.
  3.  La Arborescens es una variedad que a simple vista es muy curiosa. Sus hojas son largas y verdes pero dependiendo de dónde las tengáis y el sol (en mayor o menor intensidad) pueden ser también en un tono tirando al azul o amarillo/rojizo.
  4.  En cuanto a sus dimensiones, pueden hacerse bastante grandes. Hasta unos dos metros de altura y el ancho, depende también de donde se planten. Si van directa al suelo, con un buen espacio para que se expandan o si por el contrario, se colocan en un macetero. Cuando les sale sus flores, aparecen unos muy llamativos “picos” de un intenso color entre un rojo intenso o un tono anaranjado. Realmente, llaman mucho la atención y son muy bonitos.
  5.  Su cuidado, sencillo. Al ser una planta originaria del América meridional, no le gusta mucho el agua. Crece y vive muy bien en ambientes más bien de secano, con poca agua. Un drenaje bueno y poco más pide. Son muy agradecidas.
  6.  En cuanto a sus múltiples beneficios, que es lo que realmente interesa, sirve para bastantes propiedades cutáneas. En verano funciona muy bien para por ejemplo, las picaduras de mosquitos. Se aplica un poco del líquido que contiene su hoja y el picazón y la irritación, disminuye.
  7.  También sirve para los granos, la afección como el pie de atleta (tened en cuenta que eso es una infección) y por ende, tiene propiedades anti bacterianas. Y por supuesto, como cada especie de Áloe Vera, es muy hidratante. Podéis utilizarlo para todo el cuerpo (zonas que tengáis más deshidratadas).
  8. A esta variedad de áloe vera se le conoce popularmente (dependiendo de cada región y/o país) de una manera u otra. Desde nombres tan variopintos como planta pulpo, pasando por el candelabro (por la forma de sus flores cuando florece), etc. Todo al final, para ser la misma planta. Eso sí, poca gente, como hemos comentado al empezar, sabe que realmente, esta preciosa planta es de la familia de las Áloe vera.
  9. A la hora de mantenerla perfecta y cuidarla, comentar que no es precisamente una planta que de muchos dolores de cabeza. Por lo menos en un país como España (lo comentamos porque nos podéis leer desde cualquier parte del mundo y al generalizar, no siempre sabéis si se puede o debe hacer lo mismo en vuestros países).
  10. A la hora de tenerla casa, hay que saber que tiene algunas diferencias de sus otras familiares… por ejemplo, en este caso, la planta se puede convertir en un precioso arbusto. Si le dais los cuidados básicos, crece sin problemas y más bien, rápido. Por tanto, si no queréis un arbusto o una planta grande, esta variedad, no es la más indicada. Si estáis decididos a por ésta, entonces, sigue leyendo.
  11. Como decíamos, es una planta y/o arbusto. Crece bastante y cuando decimos eso, lo hacemos con conocimiento de causa (en mi casa las tengo) y pueden llegar a crecer hasta los cuatro metros de altura. No solamente eso. También se hace y crece a lo ancho. Si coge bien en la zona donde la plantéis, tened en cuenta que puede hacerse a lo ancho sin problemas y cuando decimos eso, hacernos caso. Pensad en un lugar más bien, amplio.
  12. También hay que comentar, que es muy importante, que puede llegar a ser una planta invasora. Si crece en el lugar donde la hayáis colocado, a la que empiece a crecer, florezca y demás, empezará a asentarse. Es decir, si no queréis que empiece a “comerse” más espacio del que tenéis pensado para ese arbusto, id cortando.
  13. Cuidado con las hojas que pueden ir cayéndose y/o flores. Porque si van cayendo al suelo, con su rápido crecimiento, puede coger el esqueje y de nuevo, volver a tener más cantidad de planta. Por eso comentamos que hay que vigilar. Si colocáis plantas delicadas a su alrededor es posible que si no andáis con ojo y lo vais cuidando (sobre todo la zona de tierra) al final el áloe vera se lo coma todo y con sus raíces, termine por ahogar lo que tiene a su alrededor.
  14. Uno de los fallos que muchos tienen con el Arborescens, es que piensan de manera errónea en que necesita tener un abono. O bien algunos lo echan en el sustrato o bien, lo echan a parte como un cuidado extra. Pues no, error. De hecho, y hasta como truco para ahorraros dinero, no es ni necesario ni vital. Tal vez, una tierra con algo de sustrato, bien. Para que tenga alguna vitamina y crezca más vigorosa, pero poco más. Con lo básico, esta planta crecerá perfectamente. Es muy agradecida y soporta bien las inclemencias y los cuidados básicos le sobran y le bastan.
  15. Si vivís en lugares secos, climas muy cálidos o también porque no decirlo, sois un poco desastre con el riego y no lo hacéis de manera habitual, no hay problema. Mejor. En este caso es mejor menos que más. Si lo regáis mucho, se acabará estropeando. Porque lo que les ocurre es que absorben demasiada agua y se va pudriendo. Cuando os deis cuenta, la planta estará oscura, cogiendo un tono negro y si la tocáis o cortáis, observaréis, que se os rompe o deshace. Esto significa que habéis echado demasiada agua. Por tanto, el calor, no le afecta. Le beneficia. Eso no significa que no se deba regar jamás. Pero con regadlo unas cuantas veces al mes, suficiente.
  16. El terreno tampoco es necesario invertir demasiado… de hecho, la pobre planta no necesita de muchos cuidados ni es demasiado “especialita”. En casi cualquier tipo de tierra es agradecida. No es necesario gastarse ni invertir en tierras llenas de abono, sustratos ni etcéteras que significan en la cuenta muchos ceros.
  17. Eso si, lo que le gusta el sol. Si puede ser directo, mejor. En una zona del jardín donde le de el sol brotará y crecerá estupendamente. Además, si crece bien, la zona será preciosa si crece con soltura (recordad las dimensiones que puede coger).
  18. Si vivís en zonas que son húmedas, lugares más bien lluviosos… en esos casos, mejor no lo reguéis. Sólo con el agua de la lluvia o de la misma humedad, será suficiente para que ella vaya haciendo. Eso sí, lo único que le puede venir francamente mal, es el frío. Como planta de zona cálida que es, no lleva nada bien ni el frío, ni las heladas y menos, la nieve. Por eso, hay que tener cuidado para que no se hiele y se pudra. Si lo tenéis plantado en macetas, bastará con cambiarlas de lugar. Pero si están enterradas en el jardín, entonces intentad cubrirlas con plásticos o cualquier otro material que haga que no se ahogue pero que tampoco se congele.
  19. En épocas de floración hay que tener ciertos cuidados con las abejas. Si os gustan, al igual que las mariposas y algunos pajarillos pequeñitos, sacad la cámara de fotos y estad atentos. Porque no es extraño poderlos ver encima de sus hojas para sacar el néctar.

Que Necesitas

  • Un espacio para plantarlo en el jardín que sea suficiente si quieres que crezca de manera amplia.
  • Una planta Áloe vera Arborescens.
  • Tierra.
  • Pico y/o chapo.
  • Una pala.

Consejos

Como ya dijimos, el áloe vera Arborescens tiene cantidad de propiedades para la salud. Pero al diferencia con otras variedades de la planta, en este caso no es tan conocida, ni tampoco tiene tanto gel en sus hojas. Aun así, se puede utilizar para uso doméstico para un montón de cosas. Por ejemplo: hidratar la piel, para las quemaduras, para dolores, torceduras, evitar la caspa en el cuero cabelludo, etc.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.