Las alstroemerias son llamadas también lirio de los incas, azucena peruana,  lirio peruano o alstroemere; son pertenecientes a la familia llamada amaryllidaceae; tienen un alto porte, sus pétalos son largos y tienen colores agrupados hacia arriba, al igual que los lirios, otra planta de la misma familia, sigue leyendo cómo cuidar las alstroemerias.

Se conocen alrededor de 50 especies de alstroemerias de diferentes colores y tamaños, lo que ayuda también a hacer combinaciones diferentes en los jardines.

Es una planta que puede resultar venenosa y causar irritación, pero a pesar de esto es de las más cultivadas para luego cortarlas y ser usadas en lindos arreglos florales.

Esta planta es rizomatosa, con raíces delicadas y gruesas y puede llegar a medir hasta 120 centímetros; florece cuando se está finalizando la primavera o en el periodo de verano, con flores de color púrpura, rojo, anaranjado brillante, salmón, rosa y blanco; esta flor no es perfumada.

Las flores aparecerán en los tallos, específicamente en sus extremos, éstas por lo general tienen seis pétalos, 3 en la parte de afuera con un tamaño más grande y otras tres en la parte interior con marcas de color negro o marrón. Esto es lo que se llama zygomorphic que son flores que son bilateralmente simétricas, que poseen tres sépalos y 3 pétalos con rayas (no siempre); tanto los pétalos como los sépalos de esta flor son muy parecidos en la textura y en el color, o sea que a diferencia de otras plantas, no encontramos sépalos sólidos de color verde; por otro lado esta flor tiene un pistilo indivisible y 6 estambres.

Tiene hojas alargadas con puntas más bien pulposas; esta planta origina variadas inflorescencias de distintos colores, lo hacen formando un embudo, para luego florecer entre junio y el mes de septiembre. Las hojas que tiene la alstroemeria son opuestas, o sea que la hoja se arquea cuando abandona el tallo para que de esta manera el fondo quede de frente mirando hacia arriba.

Se llama Alstroemeria gracias a Klas Alstomer, un botánico quien nació  en Suecia en el año 1736 y murió en el año 1796; éste fue alumno de uno de los botánicos más importantes de la historia: Linnaeus.

Esta planta tiene su origen en Suramérica, más específicamente en los Andes en los países de Perú y Chile; debido a esto recibe algunos de sus nombres vulgares.

Entre las especies más conocidas encontramos: alstroemeria aurea,  alstroemeria haemantha, alstroemeria ligtu, alstroemeria psittacina, alstroemeria patagónica, alstroemeria caryophyllaea y alstroemeria pulchella.

Realmente en el mundo la alstroemeria es un mercado que podríamos decir que es un poco nuevo, pero día a día va cobrando un interés mayor, puesto que es una flor bastante bonita, cuyo cultivo es sencillo y que no requiere de cuidados que sean muy especiales, además de su belleza, éstas poseen una larga vida.

Es importante cultivar de manera correcta la alstroemeria para poder tener un hermoso jardín o para luego poder hacer hermosos arreglos florales.

Esta flor es apta tanto para ser plantada en el suelo o en macetas.
Alstroemerias: Cómo cuidar alstroemerias

Plantación

Si se van a sembrar semillas de esta planta, deberá ser en el otoño mirando que la temperatura no vaya a exceder los 20º centígrados en el día y que por las noches esté entre los 5º y 10º centígrados. En las regiones ubicadas en el sur será mejor hacerlo en primavera.

Es bueno dejar las semillas en agua durante la noche y si son bulbos dejarlos en agua 24 horas, de esta manera se dará mejor su germinación.

En caso de que se vayan a sembrar en materas (macetas), es bueno hacerlo con un poco de vermiculita y un poco de perlita, luego hacer orificios de 0.6 centímetros y separar cada agujero por 2,5 centímetros, luego se deberá poner cada semilla en cada hoyo y por último cubrir suave con la mezcla.

Si se va sembrar una sola planta de alstroemeria, tendrá con una maceta (matera) que tenga de diámetro 40 cm y se deberá estar pendiente para protegerla de una helada.

Si se va a sembrar en suelo, es importante plantarla de forma que sus raíces queden profundas y bien enterradas para así buscar que haya floración desde que cumpla su primer año.

Suelo

El suelo debe ser profundo, fértil, permeable, suelto, un poco húmedo, con un drenaje bueno y con buena materia orgánica, además es bueno que tengan un pH que sea semiácido, que oscile entre los 5,8 y los 6,8.

Temperatura

Son plantas que pueden soportar el frío, aunque esto dependerá mucho de dónde esté ubicada la mata y el tipo del suelo; los climas a los que les queda más difícil resistir, son aquellos que son extremos como el frío nórdico y calores del trópico; por eso lo mejor para esta flor son los climas templados.

Es importante poner una cobertura de tipo vegetal alrededor de la alstroemeria, esta será su capa protectora en periodos de fuerte calor o muy fríos, para que así no sufra daños. La cobertura no deberá rozar con la planta pues esta última se podría podrir, lo ideal es dejarla a cinco centímetros del tallo.

Es importante tener en cuenta lo siguiente: si la tierra llega a tener una temperatura que sobrepase los 22º centígrados, esta planta se esforzará por poder producir unas raíces tuberculosas de mayor tamaño y generar unas nuevas, pero esto puede hacer que se comiencen a producir sólo tallos y no flores.

Iluminación

A esta planta le gusta estar en una cobertura de tipo vegetal como por el ejemplo el mantillo para así protegerse del sol, o estar en la sombra en las horas de la tarde cuando hace mucho calor.

En otras palabras, esta planta quedará bien en el sol o en la semisombra, pero teniendo en cuenta que a las alstroemerias no les agradan los extremos, ni un clima muy caliente, ni un clima muy frío.

Riegos

Deben ser frecuentes pero de manera moderada, pues si se les echa mucha agua sus raíces se podrían podrir.

Si se siembra la planta en un clima seco, es importante mantener húmedo el suelo; volvemos a repetir sin empaparlo.

Después de sembradas las semillas es importante regar hasta ver que el suelo quede húmedo y después estar vigilantes todos los días hasta notar que la planta salió a la superficie; siempre manteniendo el suelo húmedo pero no mojado.

El abono

Sólo necesitará de abono orgánico y en su floración algún fertilizante que sea de origen mineral.

Será muy bueno si se abona cada 20 días en el momento en que esté en su periodo de floración y su crecimiento vegetativo.

Se puede aplicar un fertilizante que sea de liberación lenta y hacerlo según lo que indiquen las instrucciones de la etiqueta; esto se hará en primavera o en alguna época de crecimiento de la planta.

Trasplante de la planta

Si se sembraron las alstroemerias por medio de semillas, se podrán trasplantar una vez éstas superen o lleguen a los cinco centímetros de altura; se deberá aflojar la tierra en el sitio donde se procederá a sembrar, con un suelo que tenga un drenaje bueno y con una profundidad de 30 centímetros, se hará esto con una pala para jardín y mezclando a la vez con el compost.

Hay que cavar agujeros que sean grandes para que las raíces puedan adaptarse allí sin problema alguno, dejando también 30 centímetros entre planta y planta, luego regar hasta mirar que las raíces quedaron húmedas.

Floración

Cuando se eliminan los tallos que ya están viejos, será más fácil que el rizoma desarrolle otros nuevos y estimular de esta manera la floración.

Es común que sus flores sean cortadas para ponerlas en un florero o jarrón y que de esta manera luzcan como decoración; esta flor dura bastante en agua.

Enfermedades y plagas

Esta planta puede ser propensa a algunos hongos como la enfermedad criptogámica y también puede ser atacada por algunos insectos.

En general es una planta que no es muy propensa a enfermedades, pero en verano puede ser atacada por la araña roja o el pulgón, y lo más habitual es que les dé enfermedades causadas por hongo debido al encharcamiento del sustrato.

Pueden tener ciertos problemas con orugas, áfidos, trips, ácaros, mosquita blanca, caracoles, babosas y nematodos; el más común de estas plagas son los trips y a la vez es la más difícil de exterminar, resultan ser más dañinos aún en el momento que la planta está floreciendo.

Cuando el suelo está muy húmedo podemos encontrar enfermedades que se dan a causa de la putrefacción de la raíz, estas pueden ser la Rhizoctonia y el Pythium, para evitar esto es importante regar las divisiones nuevas con un fungicida y hacer procedimientos sanitarios buenos, para que estas enfermedades no sean una preocupación.

Su multiplicación

Se da por medio de la división de rizomas, debe ser durante el otoño, pero si la persona reside en un clima que es más helado, es mejor hacerlo en la época de primavera.

Aunque lo más común es hacerlo a través de rizomas, lo más sencillo es hacerlo con los hijuelos, los cuales brotan alrededor; otra forma es por la división de la mata en la época de primavera, teniendo mucho cuidado de no ir a dañar las raíces; recordemos que son muy delicadas.

Consejos

No vayas a ingerir alstroemeria, es una planta tóxica.

Utiliza guantes cuando vayas a manipular las alstroemerias, para evitar de esta manera una irritación en la piel.
Alstroemerias: Cómo cuidar alstroemerias

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.