La tierra del suelo debe ser arada cuando se pretende cultivar en ella; esta práctica tan sencilla sin duda fue un gran contribuyente a la agricultura e  incluso a la civilización humana, continúa leyendo cómo arar la tierra 

Cuando los hombres aprendieron a cultivar sus suelos se hicieron sedentarios, estableciéndose en un mismo lugar y fue así como fueron naciendo las primeras organizaciones políticas y sociales, las cuales lograban buscar mejorar la convivencia.

Así entones, el arado como tal es un símbolo del trabajo fértil y de paz, que sin duda enaltece a los seres humanos.

Qué es el arado

Es una herramienta de la agricultura la cual se utiliza para poder abrir surcos y así remover el suelo, antes de proceder a sembrar allí las semillas, en otras palabras es la evolución del azadón y el pico.

El nacimiento del arado

Los hombres en algún momento sintieron la necesidad de poder llegar a unas capas más profundas en la tierra para poder sembrar y cultivar y fue así como nacieron los primeros agricultores, tomaron un azadón y le aplicaron una fuerza que les permitía disuadir la tierra y así poder renovar el lecho donde luego se germinarían y se nutrirían las semillas.

Se cree que el primer arado data desde el año 6000 A.C el cual fue hecho con un procedimiento muy sencillo que consistía básicamente en tomar un azadón que tenía cuerdas, las cuales eran tiradas por el hombre.

Tuvieron que pasar miles de años para que el hombre domesticara mulas o bueyes para que ellos fueran quienes tiraran el arado; en algunas zonas los caballos se encargaron de ello y en la actualidad lo  más común es que lo hagan los tractores. Esta evolución, como ves, fue haciendo que cada vez se pudiera arrastrar más peso y así también poder clavar con más profundidad en la tierra.

Se cree que el arado tuvo su origen en Mesopotamia y que el que se hizo con animales proviene de Roma.
Cómo arar la tierra

El arado actual

La agricultura ha tenido pasos totalmente agigantados, ahora hay técnicas mucho más avanzadas que comparadas con aquellos arados primitivos son de gran progreso, de hecho ahora una sola persona puede realizar trabajos que en otras épocas requería de 50 personas o más, así mismo cada superficie agrícola también es de un tamaño muchísimo mayor y con un buen rendimiento de las cosechas. Aquellos arados que son arrastrados por los tractores logran roturar muchísimos surcos a la vez y son de discos o de rejas, esto se complementa con unos buenos arados rastras, los cuales permiten que se tenga una excelente preparación en los terrenos para la siembra.
Cómo arar la tierra

Por qué arar la tierra

Hacer esto hace que se aumente la prosperidad, las plantas crecerán más frondosas y más rápido, aunque hay que tener en cuenta que cuando se remueve la tierra también hay una pérdida de agua por medio de la evaporación y así mismo de suelo gracias a la erosión y adicionalmente, si hay eventuales lluvias, se llevan los abonos y los nutrientes.

Lo que se busca cuando se ara la tierra es que las condiciones del suelo mejoren, así entonces si por ejemplo hay un suelo totalmente encharcado, el arado ayudará a que no se acumule mucha agua sobre la superficie; si el suelo es muy seco se buscará que éste retenga de buena forma el agua.

Hay que arar la tierra pero sin llegar al abuso.

Hay quienes dicen y dan argumentos de que la tierra no se debe arar, pero lo cierto es que es un recurso que existe y que podemos utilizar, pero es bueno que se busque un equilibrio, pues algo puede ser positivo hasta el momento en que se llega a abusar de eso y por el contrario, en vez de beneficios, empiezan a surgir los prejuicios.

Por esto mismo, la tendencia hoy en día es la llamada laboreo (arar) de conservación, que es la que busca que se are la tierra sólo cuando se vea que es estrictamente necesario, no de forma abusiva donde realmente se podrían perder algunos beneficios físicos.
Cómo arar la tierra

Tipo de arados

  • Cultivador: con este se hace un trabajo superficial, para luego sembrar las semillas.
  • Topo o roturador: este es el utilizado para trabajos más profundos, aquellos que pasan de los 50 cm; también es llamado subsolador o arado topo en caso de que vaya acompañado con un cono metálico, el cual se encarga de crear un pequeño conducto en los suelos arcillados y así se facilita el drenaje.
  • Vertedera: es una hoja grande lateral que se encarga de desplazar la tierra hacia un lado y luego la voltea.
  • Vertedera doble: es como la anterior, pero tiene dos hojas y puede cavar surcos cuando desplaza la tierra.
  • Cuchillas: se hace un solo arado por medio de una hoja horizontal que mide más de 1 metro, se utiliza para aquellas labores que son superficiales.
  • De disco: es el que se encarga de cortar y voltear la tierra con los discos y también los restos vegetales que se encuentren allí.
  • Fresadora o retocultor: tiene un eje o varios que tienen unas cuchillas metálicas, es para desmenuzar con poca profundidad.
  • Rastra de púas: es un bastidor que tiene unas púas metálicas en forma vertical.
¿Te ha gustado?
64 usuarios han opinado y a un 92,19% le ha gustado.