El Bonsái, se ha convertido en un arte de gran atractivo, pues consiste en la creación de pequeños arbustos, o en definitiva, arbusto enano, evitando su crecimiento a través de la poda constante, y dándole su forma característica a través del uso de técnicas de amarre con alambres, pinzas, entre otros elementos. En definitiva, son extremadamente bellos, para adornar tu casa, balcón u oficina, son excelentes, puedes pasar horas observándolos, puesto que te sumergen en un momento de paz y tranquilidad.

El origen de estos árboles se remonta a la China antigua, y los monjes Taoístas, básicamente le rendían culto a estos árboles, para ellos su significado era muy místico, religioso, incluso para ellos representaba la conexión entre el hombre y lo eterno, de allí el hecho, que en sus inicios, después de los monjes, sólo las clases adineradas, o simplemente la realeza, tenía estos árboles, pero actualmente, son diversas las personas que desean tenerlos, incluso algunos han aprendido a hacerlos, pero donde debemos poner especial atención es en su cuidado, pues de lo contrario terminaremos dañándolo, estos pequeños árboles son muy delicados, y requieren de un cuidado específico, que sin lugar a dudas deberás aprender a hacerlo.

¿Que necesitas para Bonsái. cuidar y hacer un Bonsái?

  • Bonsai

Instrucciones para Bonsái. cuidar y hacer un Bonsái

  1. Los Bonsái como todo árbol, requerirán de un especial regado, si bien esta varía de acuerdo a las características específicas de cada árbol, hay pasos generales que podrás seguir. En primer lugar tome en cuenta el clima en el que se encuentre, si es un lugar extremadamente caluroso, inevitablemente el riego debe ser más constante, pero debes estar atento a un indicador infalible, que puede decirte cuando realizar el regado de tú árbol, este es, el aspecto de la tierra de la maceta donde esté tu Bonsái, si esta se encuentra reseca, ¿qué harás?, regar el árbol por supuesto. De igual forma el tipo de suelo tierra utilizada para sembrar tu bonsái, determinará la frecuencia del riego, si es un suelo apto, bastante permeable, deberás hacer cada cierto período, de lo contrario, hazlo con más frecuencia, pero ten en cuenta, que no es recomendable regar tu árbol a diario.
  2. Para el proceso de riego, es fundamental utilizar una regadera, ya que, esta evitará que agua a presión caiga sobre el árbol, esto puede perjudicarlo, porque removerá demasiado su tierra, no utilices una manguera para regarlo, por otro lado, cada vez que riegues el árbol, hazlo abundantemente, proporciona agua hasta que esta fluya por los orificios de la maceta, cuando eso ocurra, culmina el riego, porque suficiente agua ya le habrás proporcionado.
  3. Abonar una planta es esencial, es como el alimento para el ser humano, necesario para poder vivir, por eso este aspecto no debes dejarlo de lado, hay dos estaciones particulares donde es recomendable abonar nuestros bonsái, estas son el otoño y la primavera, de esta manera, estará contribuyendo al buen crecimiento de tu árbol, ya que, durante estas dos estaciones, es cuando más crecerá, pero no todos los abonos para tu bonsái son recomendables, existen algunos destinados para estos árboles y en definitiva, son los más indicados para en el bonsái utilizar. Incluso hay quienes eligen el abono, de acuerdo a la estación, porque el clima, es un factor clave para el bonsái, por eso es fundamental identificar los efectos de algunos cambios bruscos en la temperatura, con respecto al abono utilizado en otoño, es recomendable utilizar uno que vaya preparando el terreno para el invierno, durante la primavera, deberás usar un abono nitrogenado, en caso de tener más dudas acerca de los tipos de abono, en un mercado especializado podrán orientarte como más detalle.
  4. Algo que debes saber sobre el abono de un bonsái, es que, al colocar el mismo en la maceta, es recomendable colocar copas sobre el abono, para evitar que este sea arrastrado al ser regado, puesto que se disminuiría su efecto, así que ten esto presente cuanto tu bonsái estés abonando. Otra alternativa bastante factible al abonar, es a través de la implementación de un abono líquido, suele ser más efectivo, puesto que lo aplicamos al regar, y puede llegar a penetrar de mejor manera la tierra del árbol.
  5. La meta es mantener el bonsái no algo pequeño, pero también fuerte y floreado, los árboles, a medida que crecen, van desarrollando grandes raíces, y esto con los bonsáis hay que evitarlo, de allí la importancia de trasplantarlos cada cierto tiempo, porque si la maceta se satura con tantas raíces, el árbol no floreará, e incluso puede terminar muriendo, la frecuencia del trasplante de un bonsái dependerá del tipo de árbol con el que se esté trabajando, generalmente varía en 1, 2 o 5 años, los implementos a utilizar, son muy importantes, estos van desde la maceta que hayas elegido, hasta tijeras, un pequeño rastrillo, pinza para cortar alambres y un pequeño palillo, para realizar el trasplante, corta el alambre con el que puede el bonsái estar sujetado a la antigua maceta, con el rastrillo, afloja la tierra de los lados, toma el bonsái con sumo cuidado, con ayuda del palillo, elimina los restos de sustrato viejos de las raíces del árbol, con ayuda de la tijera, corta un poco las raíces que estén demasiado grandes, prepara la maceta, coloca la rejilla por los orificios de drenado, finalmente, fija el bonsái a la maceta con otro trozo de alambre, y agrega las capas de sustrato necesaria, finalmente, riega el árbol
  6. Finalmente ubica tu bonsái en un lugar ideal, donde tenga contacto con el sol, una adecuada iluminación, pero que esté resguardado de los fuertes vientos, para que de esta forma pueda tener un crecimiento adecuado.

Consejos para Bonsái. cuidar y hacer un Bonsái

  1. Los bonsái como todo árbol, están expuestos a plagas, es fundamental que identifiques las que están infestando tu árbol, para que puedas utilizar un insecticida adecuado, antes de aplicarlo infórmate de cómo hacerlo y las cantidades adecuadas, porque de hacerlo de forma incorrecta puedes terminar perjudicando al bonsái.
  2. Si tienes diversos bonsái en casa, y observas que alguno se ha enfermado, esto es posible constatarlo observando indicio como caída de algunas ramas o color de las hojas, lo más recomendable al tener un bonsái enfermo, es aislarlo, de lo contrario, otros árboles se terminarán contagiando.
  3. El riego excesivo, o el abono inadecuado, pueden también dañar tu bonsái, te darás cuenta de esto, cuando las hojas del árbol cambie de color, y se tornen amarillentas y de seguro, poco a poco se irán cayendo del árbol, por eso es importante llegar a un equilibrio con la frecuencia de los riegos, y conseguir el abono adecuado para nuestro árbol, para proporcionárselo a tiempo.
  4. Algunos expertos en bonsái consideran que la estación ideal para realizar el trasplante del árbol, es durante la primavera, sin embargo, en otoño también puedes hacerlo, pero deberás llevarlo a cabo con mucho cuidado.
  5. La observación diaria de los bonsái es fundamental para lograr siempre tenerlos sanos, porque solo con un cuidado a fondo te darás cuenta de indicadores de un problema de crecimiento, ejemplo, si observas que el bonsái se ha quedado anclado en el tamaño, quizás es que ya esté requiriendo ser trasplantados, esto debes saber identificar, para actuar a tiempo.
  6. Estos dos artículos seguro que te interesarán y ayudarán: Cómo Cuidar un Bonsái y Cómo Hacer un Bonsái
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.