Cómo abonar un árbol de navidad

Con la llegada de la Navidad son muchas las personas que deciden celebrar la festividad colocando el principal símbolo de la misma, que es el árbol de Navidad, el cual puede ser tanto artificial como natural. Estos últimos, lógicamente, dan una mejor apariencia a nivel estético, pero también requieren de un mayor cuidado y mantenimiento.

Si estás pensando en comprar un abeto navideño o ya lo has hecho, te vamos a hablar a lo largo de este artículo cómo abonar un árbol de Navidad. Si aún no tienes uno debes saber que existen viveros especializados en la producción de árboles para Navidad, por lo que no te costará poder encontrar ejemplares de ellos, principalmente de Abies nordmanniana Picea excelsaEl primero de ellos cuenta con una hoja que es más agradable al tacto y tiene una hoja más bonita, mientras que la segunda especie crece de una forma más rápida y es, por lo tanto, más económica.

Opciones de árboles de navidad a comprar

A la hora de comprar árboles de Navidad para su posterior decoración hay cuatro opciones diferentes, que son las siguientes:

  • Extraído del suelo sin ninguna raíz o muy pocas: Son las más frecuentes en la actualidad. En los viveros se pueden encontrar ejemplares con muy pocas raíces o que se taladra a ras de suelo, lo que provoca que tras las fiestas mueran. Esto los convierte en árboles de usar y tirar que deben ser depositados en contenedores tras las fiestas. Son triturados y se recicla ese material como abono.
  • Extraído con un cepellón de tierra: En este caso son árboles que se sacan de la tierra con algunas de sus raíces, lo que hace que puedan llegar a sobrevivir tras la compra, pudiendo replantarlo en un jardín o maceta. No obstante es complicado que sobrevivan.
  • Cultivado en maceta: Este árbol se cultiva en maceta y se puede mantener como planta de interior o como planta exterior sin problema, aunque habrá que mantenerla de una manera adecuada, por lo que tendrás que regarlo cada tres días, introducirlo en un tiesto grande y agujero de drenaje en el fondo, lejos de la calefacción y humedeciendo las hojas con un pulverizador. En el caso de los abetos y los pinos deben ventilarse con aire exterior.
  • Artificial: Es una alternativa para quienes quieren tener un árbol que les pueda durar varios años.

Qué hacer con el árbol de Navidad después de las fiestas

Son muchas las personas que comprar un árbol de Navidad para las fiestas, pero una vez que estas han llegado a su fin llega el momento de guardar todos los adornos y guardarlos para el año siguiente. En el caso del árbol, si es natural, puedes tener la duda de qué hacer con él, teniendo la posibilidad de deshacerte de él y desecharlo en el lugar correspondiente o plantarlo de nuevo.

Si cuentas con un jardín o terraza y tu abeto se encuentre en disposición de ser plantado de nuevo, esta es una buena opción ya que contribuirás al medio ambiente.

Cuidados del abeto durante las fiestas

Durante las fiestas de Navidad el árbol se encontrará en el interior de casa, lo que requiere de ciertos cuidados para que pueda sobrevivir a tantos días. Es fundamental que le proporciones suficiente humedad para que pueda subsistir.

Para ello debes regar su contenedor al menos dos veces por semana o siempre que lo necesite. Lo sabrás comprobando el sustrato. En el caso de que al tocarlo con tus manos lo notes apelmazado será demasiado tarde, por lo que debes tratar de lograr que siempre esté esponjoso, que no empapado. Riega un poco de cada vez.

En lo que respecta a sus cuidados también es importante que elijas una ubicación adecuada para él, tratando de buscar en el hogar un lugar que sea luminoso y esté alejado de las principales fuentes de calor, como es el caso de radiadores, chimeneas, bombillas incandescentes, etcétera. Además, mantén la calefacción en un nivel que sea aceptable ya que en caso contrario acabarás con la vida de tu árbol navideño.

Plantado del abeto tras la Navidad

Si ha sobrevivido a las fiestas de tu hogar, llegará el momento de que, si así lo deseas puedas plantar el abeto de nuevo. Lo ideal para ellos es plantarlo en tu jardín u otro espacio verde en el que se den las características adecuadas para ello. Ten en cuenta que es preferible no plantarlo en el bosque porque puede ser de una especie foránea que ocasiones un conflicto con las especies autóctonas presentes en él.

Es importante que apuestes por colocar el abeto en un lugar en el que haya suficiente sombra, que esté orientado al norte y que tenga suficiente humedad. De esta manera, proporcionándole estas condiciones, podrás, con suerte, disfrutar de tu árbol en tu jardín durante muchos años.

Para plantarlo tendrás que cavar un agujero generoso, teniendo en cuenta que a los abetos les gustan los suelos de gran profundidad, además de encargarte de aportarle un sustrato nutritivo que permita además su correcto drenaje. Para ello debe contener materia orgánica pero también disponer de arena o perlita en pequeñas cantidades.

A la hora de plantarlo debes evitar el enterrar su raíz demasiado, siendo necesario que el cuello permanezca siempre en la superficie. Una vez tengas en cuenta todo lo anterior será suficiente con que realices un mantenimiento apropiado. Para ello tendrás que regar de forma abundante tu árbol.

Recogida de abetos

Si has llegado hasta aquí es por que estás interesado seguramente en darle una segunda vida a tu árbol de Navidad, si bien debes saber que existe una alternativa. Esta será obligada en el caso de que el árbol no haya superado la época estival , ya que no será posible plantarlo para que continúe con su crecimiento. Esta es la recogida de abetos que se realizan en muchas ciudades.

Si en tu ciudad no hay recogida de abetos siempre podrás llevarlo a un punto de recogida para ellos y así hacer que se haga el proceso correspondiente para su destrucción. El material vegetal obtenido con su trituración se utiliza para fabricar acolchado que se utiliza para diferentes fines de mantenimiento.

Instrucciones para abonar un árbol de navidad

 

Si tienes un árbol de Navidad que quieres abonar para que se mantenga en buen estado hay que tener en cuenta que existen maneras diversas de hacerlo, siendo posible utilizar abonos naturales como el estiércol, que está a la venta en forma de compost, abonos químicos o a base de pequeñas bolas que cuentan con diferentes elementos de nitrógeno, potasio y fósforo, siendo perfecto para nutrir las plantas.

Para abonar un árbol en invierno con abono se puede recurrir al uso de clavos de abono, siguiendo los siguientes pasos:

  1. Haz unos agujeros alrededor del perímetro del árbol haciendo uso para ello de una punta.
  2. A continuación debes coger un clavo de abono de liberación lenta e introdúcelo en la tierra. Para ello debes presionar de forma ligera hasta que permanezca ocultado por completo en la tierra.
  3. Según vayas regando el agua se irá disolviendo el clavo de abono, lo que hará que el árbol absorba el agua con los nutrientes.

También puedes optar por el uso de fertilizantes y abonos. En este caso debes seguir estos pasos:

  1. En primer lugar debes elegir un fertilizante apropiado para, a continuación, una vez al año es aconsejable colocar alrededor del árbol (no pegado al tronco), unos 2 kilogramos de abono orgánico. Este debes mezclarlo con un poco de tierra para evitar daños en las raíces superficiales. También puedes extender 80 gramos por árbol de abono mineral de lenta liberación.
  2. En el caso de que optes por abono orgánico debes hacerlo en invierno, mientras que si usas abono mineral, en primavera y otoño
  3. Si los árboles se encuentran en el césped, los fertilizantes que se apliquen en este serán suficientes para los árboles.

¿Que necesitas para abonar un árbol de navidad?

Consejos para abonar un árbol de navidad

  • Es importante que a la hora de elegir un abono para tu árbol tengas en cuenta que existen una gran cantidad de fertilizantes diferentes en el mercado, pudiendo encontrar fertilizantes líquidos o sólidos, de liberación rápida o lenta, etcétera.
  • El abono no se debe realizar durante todo el año, sino que se debe suprimir durante el invierno, ya que es cuando las plantas detienen su crecimiento, por lo que no requieren de fertilizante.
  • Si tienes la intención de plantar tu árbol de Navidad una vez hayan pasado las fiestas es importante que trates de mantener todos los cuidados necesarios durante las fiestas para que llegue al final de las mismas en condiciones de ser plantado de nuevo en tu jardín o en aquel espacio que hayas pensado para él.
  • A la hora de plantar los abetos tras la Navidad es importante que tengas en cuenta la climatología y la zona en la que te encuentras, ya que hay circunstancias climatológicas que no son apropiadas para un abeto.
  • En ocasiones no es necesario recurrir al abono para el crecimiento del árbol, aunque otras veces sí lo es puesto que la tierra del jardín no es lo suficientemente buena para ella. Para mejorarla se mezcla la tierra extraída con un sustrato fertilizante apropiado, con un porcentaje de mezcla que variará entre el 20 y el 60% en función de la calidad de la tierra del jardín.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.