Cómo combatir las plagas en el jardín

Cuando decidimos tener una mascota en casa, estamos dispuestos a aceptar la responsabilidad que eso conlleva. Por ejemplo, asearlo, darle de comer, cambiarle el agua constantemente, en caso de que lo amerite y curarlo si se hace daño o si se enferma.

Si bien es cierto que se trata de una carga adicional, estamos dispuestos a llevarla por amor a nuestras mascotas y porque valoramos sus vidas. De igual manera, si tenemos una casa con jardín, para poder mantenerlo hermoso y saludable, es necesario darle algunos cuidados especiales.

No basta con regarlo de cuando en cuando. También se debe podar y eliminar los elementos muertos, como las hojas, las ramas y los frutos. Es necesario regalo de continuo, dependiendo de cuáles sean las características del mismo, abonar la tierra, removerla constantemente y vigilar si comienzan a aparecer plagas en él.

as en el jardín

Y es que las plagas son el principal enemigo de un hermoso jardín. Pueden acabar con él en un abrir y cerrar de ojos. Además, son la peor pesadilla de todos los que se dedican a la agricultura o al cuidado de las plantas, pues, una vez que aparecen, es muy difícil combatirlas. De hecho, se requiere de mucho tiempo y paciencia para poder erradicar el problema volver a tener un jardín saludable.

El problema suele acrecentarse cuando no contamos con los conocimientos y las herramientas necesarias para combatirlos. Por eso, en esta oportunidad, te estaremos informando sobre cuáles son las plagas más frecuentes en los jardines y qué puedes hacer para combatirlas y eliminarlas por completo.

Ten en cuenta que, aunque acabes con la plaga que afecta tu jardín actualmente, esto no es sinónimo de que más nunca volverá a aparecer o de que no se presentará otra. Lo importante es que estés atento para que no se extienda.

Instrucciones para combatir las plagas en el jardín

as en el jardín

Por lo general, las plagas de jardín aparecen durante la primavera y permanecen hasta la llegada del invierno. Sin embargo, los ambientes húmedos y cálidos también son propicios para que invadan el huerto o el jardín.

La mayoría de estas plagas se propagan con mucha rapidez y llegan a afectar gravemente a las plantas, minando la tersura de las flores y agostando los tallos, los cuales ceden torciéndose hasta, finalmente, acabar muriendo.

Lo que quiere decir que, podemos perder el esplendor de nuestro jardín, en tan solo un abrir y cerrar de ojos. Algunas de estas plagas son:

  • Los pulgones: estos son algunos de los principales enemigos de las plantas frutales y florales. Entre sus preferidos se encuentran las rosas. Sin embargo, pueden extenderse hasta otras especies de plantas cercanas. Es posible detectarlos debido a algunos cambios en el color y la forma de las hojas de la planta. Los pulgones se adhieren al tallo y adsorben la savia de la planta, lo que las priva de su vitalidad natural.
  • Las orugas: encontrarlas no es tarea fácil, pues adquieren el color de la planta. Comienzan en una hoja, pero se extienden hacia todas las demás. Entre sus favoritas se encuentran la albahaca, la lechuga y otras plantas con follaje dulce. Las hojas parecen estar comidas o perforadas. En especial, las más tiernas.
  • La cochinilla: gracias a unas condiciones climáticas particulares, suelen extenderse rápidamente. Ama el calor y la humedad y desaparece durante las lluvias. Esta plaga forma una pequeña colonia en la estructura de la planta. Se alimenta de su savia y, mientras se encuentra en el proceso de infestación, produce melaza, sustancia que atrae a otras plagas. Son una especie de puntos blancos presentes en las ramas y en las hojas de la planta, los cuales, en unos pocos días, provocan la decoloración de las partes que han sido afectadas.
  • La mosca blanca: esta es una plaga de origen tropical. Puesto que prefiere los ambientes cálidos y húmedos, es posible encontrarla en zonas de lagos e invernaderos. Por lo general, ataca la parte inferior de la planta al producir melaza. Esta sustancia hace que las hojas se tornen amarillentas y acaben cayéndose. En muchos casos, es posible observar manchas de hollín que son causadas por la proliferación del hongo saprofito.
  • El oídio: son plagas que afectan tanto a las plantas que se cultivan en macetas, como a las que crecen en el suelo abierto, ya que se desarrollan mediante unas esporas que transporta el viento.

Su presencia es notable porque comienzan a aparecer manchas blancas en las hojas de las plantas. Las hojas afectadas no se siguen desarrollando, se arrugan, se tornan amarillas y terminan cayendo. No solo eso, los nuevos brotes de hojas tienen un crecimiento atrofiado y sus flores se desarrollan malformadas.

Estas son tan solo algunas de las plagas que puedes encontrar en tu jardín. Pero, ¿qué necesitas para combatirlas?

¿Que necesitas para combatir las plagas en el jardín?

as en el jardín

Para combatir las plagas de tu jardín, necesitarás los siguientes remedios naturales:

  • Contra los pulgones: macerar 3 cabezas de ajo en un litro de agua durante un día completo. Vierte ese líquido en un atomizador y fumiga la planta, lo que incluye sus hojas, su tallo y las flores afectadas, durante 7 días seguidos. También, puedes aplicar agua fría en la planta temprano en la mañana y tarde en la noche, para bajarle la temperatura y matarlo.
  • Para las orugas: lo mejor que puedes hacer es podar las hojas afectadas y fumigar con agua y jabón al 4% aquellas que estén bien, como medida preventiva. Luego, lávalas con agua abundante.
  • En el caso de la cochinilla: diluye unos mililitros de jabón líquido en un litro de agua. Mezcla bien, sin llegar al punto de formar espuma, pasa la mezcla a un atomizador y fumiga las hojas afectadas hasta que queden empapadas. Finalmente, lava con abundante agua a presión para que las cochinillas resbalen del tallo.
  • Contra la mosca blanca: pon a macerar una cebolla en un litro de agua por unos 4 días, vierte la mezcla en un atomizador y fumiga la planta dos veces al día. También puedes fumigar con una infusión de hojas de albahaca o sembrar cerca de la planta afectada.
  • El oídio: para fumigar la planta y combatir la plaga, diluye dos cucharadas soperas de bicarbonato en un litro de agua. Fumiga las hojas de la planta dos veces por semana.

Aunque es cierto que existen productos para combatir las plagas del jardín, estos suelen ser químicos tóxicos que pueden afectar la salud de los miembros de la familia. Por eso, siempre es más recomendable recurrir a los remedios caseros. Pero, ¿qué podemos hacer para prevenir la presencia de plagas en nuestro jardín?

Consejos para combatir las plagas en el jardín

as en el jardín

Para que no aparezcan huéspedes indeseables en nuestras plantas, lo mejor que podemos hacer es anticiparnos y prevenir, antes que nos toque curar. Entre lo que podemos hacer se encuentra lo siguiente:

  • Mantén las plantas fuertes y en buenas condiciones. Así, será menos probable que aparezcan plagas o enfermedades.
  • Riega las plantas de acuerdo con la frecuencia que precisan.
  • Selecciona el lugar más apropiado para sembrarlas.
  • Pódala con frecuencia, retirando de ella las hojas y las ramas que estén secas.
  • Asegúrate de que las raíces cuenten con suficiente espacio como para que las platas crezcan y se desarrollen correctamente.
  • Conserva la fauna que crece en tu jardín, como las lagartijas, las mariquitas y los ciempiés. Muchos de estos animales contribuyen a la prevención de plagas.
  • Cultivar plantas como el tomillo, la lavanda y la caléndula ayuda a mantener alejadas algunas plagas.
  • Para evitar las plagas casi imperceptibles, podemos hacer una especie de barrera de ceniza. Esta debe estar seca, ya que, al humedecerse, se suprime la efectividad de dicha barrera.
  • Siembra plantas autóctonas de la región, ya que estas se enferman y se adaptan mejor a las características de tu jardín.

Gracias a estos consejos tendrás la oportunidad de prevenir o combatir las plagas de tu jardín, para mantenerlo hermoso y saludable siempre, sin importar cuáles sean las condiciones climáticas.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.