quieres saber cómo cuidar crisantemos, continúa con la lectura de este artículo. Estas plantas son de otoño, son bastante bonitas y las hay de varios colores entre los que encontramos el dorado, el morado, el naranja, el violeta, el ámbar, diferentes rojos y distintos rosas.  Tener estas plantas en el jardín en la época del otoño, hará que luzca muy bonito y lo mejor es que su cuidado no es muy complicado, además son flores muy resistentes y tienen una forma de cultivo que es bastante sencilla, es más, si las cuidas bien verás que podrás disfrutar de ellas incluso más de un año.

Esta planta originaria de la china pertenece a la familia Compositae o Asteraceae; su nombre real o científico es Chrysanthemum spp; dentro de este género hay aproximadamente unas 37 especies. Se cultiva mucho en Japón y de hecho es la flor predilecta para muchos de ellos, puesto que esta flor del otoño es el símbolo de la felicidad y el placer.
Cómo cuidar crisantemos

En la China es cultivada desde hace más de 2500 años y a Europa llegó en el siglo XVll; en los países cálidos su cultivo se hace en el exterior, pero en los que son más fríos por lo general en invernaderos.

Estas flores son bastante populares por adornar diferentes tumbas dentro de los cementerios, pero esto no quiere decir que no luzcan bastante bien en los jardines y en las casas, debido a que son muy coloridas y se demoran bastante tiempo con sus flores antes de que éstas se caigan.

Es una planta que además se adapta muy bien a interiores, lo que será ideal para ti si no tienes una terraza o jardín. Es una planta que prefiere estar en la luz de los exteriores, pero eso no indica que no se puedan mantener en un interior.

Aparte de la amplitud en sus colores, también encontramos variedad de formas, lo que nos permite elegir la que más nos guste según lo que queramos; con este tipo de flores también se pueden hacer lindos ramos.

La compra de los crisantemos

Estas plantas podrás conseguirlas en el periodo de otoño en diferentes establecimientos o en viveros.

Ubicación de la maceta

Ya dijimos que es una planta más de exterior, así que si la vas a poner en tu hogar elige un sitio donde le entre luz, donde haya una buena ventilación, pero sin llegar al punto que entre una corriente de aire.

La temperatura para cuidar crisantemos

Debes tener mucho cuidado de que no les entre calor, pues no lo resisten por mucho tiempo, así que no los pongas en sitios donde esté la calefacción prendida y tampoco al lado de electrodomésticos que irradien calor.

Tanto el calor como el frío, en condiciones extremas, serán perjudiciales para la planta, lo ideal es que la tengas entre los 12 y 18 grados.

Iluminación

Es importante que reciban su respectiva iluminación y que ésta sea buena, pues si no es así, sencillamente sus flores no procederán a abrirse.

La luz es muy importante, pero la exposición directa al sol tampoco es una opción puesto que los crisantemos se podrían quemar.

El regado

Haz un riego de forma regular; esta planta necesita de agua para que sus flores no se vayan a marchitar, pero debes también tener precaución porque si te pasas y les echas más agua de la cuenta, también tu planta quedará  estropeada.

Con menos frecuencia,  es bueno que polvorices tus crisantemos utilizando agua tibia, esto ayudará a que las flores y las hojas se mantengan frescas sobre todo en los días más calientes.

Debes velar porque siempre el cepellón tenga humedad, que esté bien hidratado y que no se vaya a secar.

Durante el verano su regado debe ser mayor y se debe abonar su suelo.

Flores marchitas

Dado el caso de que tus flores se marchiten, deberás quitarlas de inmediato, para así darle espacio a las nuevas que vienen en camino y puedan florecer sin obstáculos.

En el jardín

Puedes sacar tus crisantemos desde mitad de la primavera y entrarlos en octubre cuando las temperaturas empiecen a estar más bajas.

Tu elección también puede ser plantarlos en el jardín.

Lugar

Si este es tu caso, debes elegir el lugar donde quieras plantar tus plantas, puedes hacer como una especie de pasillo o una entrada con estos, se verá muy bonito.

Momento de sembrado

Debes elegir la mañana para hacer esta siembra, esto es con el objetivo de que reciban el sol durante todo el día.

El suelo

Antes de la plantación debes ver que el suelo esté bien drenado para que las plantas te puedan aguantar para invierno.

Riego

Si siembras en el jardín estas plantas, en un principio deberás proceder a regarlas al menos 3 veces a la semana; cuando veas que ya están totalmente arraigadas ya no tendrás que hacerlo más, a no ser que haya momentos de sequía, pues la lluvia hará el trabajo de mantenerlos bien.

El abono

Debes abonar las plantas que sembraste cada mes; consigue un fertilizante orgánico y cubre la tierra; lee bien las instrucciones que trae el envase antes de su utilización.

Será más fácil que los crisantemos se planten en otoño puesto que no necesitarás de la ayuda de fertilizantes,  pero es bueno que observes y le hagas un seguimiento a tu planta y si la ves débil no dudes en fertilizarla.

El abono ayudará a que la planta mantenga sus flores por un periodo más largo.

Podar

Cuando llegue la primavera poda tus plantas y hazlo de nuevo en el verano; esto se hace con el fin de que la mata se ramifique y tome una  figura de arbusto.

Mira cómo va el crecimiento de cada una de sus ramas y cuando veas que han llegado aproximadamente a los 15 cm, córtalas por toda la mitad. Puedes hacerlo poniéndola entre tus dedos o utilizando una tijera pequeña que sea especial para podar. Antes de repetir el proceso deberá haber crecido otra vez mínimo 12 cm.

Cuando el verano esté finalizando ya no deberás podar más, debido a que la planta empezará a crecer mucho más despacio; cuando lleguen los últimos días de agosto la planta deberá empezar a florecer y sus flores durarán hasta finalizado noviembre.

Revisa el suelo

Cuando se esté finalizando noviembre o en los primeros días de diciembre, revisa que la tierra tenga humedad antes de que lleguen las primeras heladas y luego cubre con paja o mantillos alrededor de sus raíces para que de esta manera puedas proteger el bulbo de los crisantemos durante el invierno; cuando llegue la primavera quita la paja y todo lo que veas que se haya muerto en la planta. El mantillo que quitaste lo puedes cambiar por ciprés cuando veas que habrá brotes nuevos.

Su multiplicación

Se puede hacer ya sea por medio de semillas o de división de la misma planta, el mejor método sin duda y el más sencillo es mediante esquejes.
Cómo cuidar crisantemos

¿Te ha gustado?
15 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.