Cómo cuidar el césped

Si hay una temporada clave para lucir los jardines, ése es el verano (junto con la primavera) por su buen tiempo, porque es cuando generalmente, más se aprovecha, se disfruta… por eso, no es extraño, ver a mucha gente en estas épocas, comprar productos y cuidar del césped.

Pero, es igual de importante el mantenimiento que el saber desde un principio, qué tipo de césped utilizar. Porque no es lo mismo, un césped que soporte bien las pisas y sea sufrido, a otro, que sea de simple decoración. O un tipo de corte, más alto, mas corto, más delicado, verde durante todo el año, etc.

Es un gran fallo, no tener todas estas cosas en cuenta antes de plantarlo y hacer la siembra y aunque parezca mentira, los fallos más comunes.

Instrucciones para cuidar el césped

  1. Hay que tener clarísimo unas premisas antes de sembrar el césped en el jardín. Una vez por ejemplo sabido ya el lugar, habrá que tener en cuenta los siguiente: el césped debe tener una buena tierra, un buen abono, luz y un riego correcto.
  2. Si todo esto se tiene en cuenta y se hace bien, no deberíais tener mayor problema para que tengáis un bonito césped en vuestro jardín, bien verde y esplendido.
  3. El césped es caprichoso y aunque parece que al ser hierba se pueda tener siempre frondoso y verde, no hay que fiarse. No es así. El césped es delicado y sólo si se tiene en cuenta lo básico (ya comentado) lo podéis tener todo el año y mantenerlo sin el mayor problema.
  4. En cuanto al riego: el riego es básico para le césped. Como para cualquier planta, flor y para un buen mantenimiento de cualquier jardín con vida. Por tanto, se debe tener en cuenta, sobre todo, en qué época del año se encuentran. Mucho cuidado porque por supuesto, no será lo mismo en invierno que en el verano.
  5. En invierno, el riego deberá ser unas dos veces al mes. Si llueve más a menudo o estáis en lugares donde llueve a diario, entonces deberéis tenerlo en cuenta y no regarlo. Si tiene demasiada agua se estropeará porque se empezará a encharcar y en consecuencia, se pudrirá.
  6. En primavera: lo más frecuente es regarlo un día si y otro no. Pero ojo, es a grandes rasgos. Si es una primavera donde llueva mucho, deberéis fijaros en el estado del césped y su tierra. Si está húmeda, no regarlo. Esperad a que esté en un punto medo para hidratarlo.
  7. En verano: lo normal es regarlo a diario. Por supuesto, el calor hace estragos. Así que controlad que esté lo suficientemente húmedo como para no secarse, quemarse y morir.
  8. En otoño: en esta estación deberéis controlad la climatología. Si llueve mucho, no necesitareis regalo. Pero si no, intentada hacerlo un par de veces a la semana. Siempre dependerá del lugar donde viváis. Si estáis en zonas húmedas, cálidas…
  9. El abono como os comentábamos también es muy importante. Tal vez creáis que no lo es, pero os habéis fijado o habéis visto, algunos jardines donde el césped es irregular, se han quemado y esta amarillo o marrón, que tiene calvas, no hay césped, etc. Todo esto puede darse entre otras cosas, al fertilizante. Es importante, que no os digan lo contrario. Y tampoco es tan complejo ni complicado de cuidar. Si lo tenéis en cuenta, la diferencia en el aspecto de vuestro césped, comprobareis que es abismal.
  10. Lo idóneo sería, que pudieras saber de antemano, que tipo de suelo tienes y que agua. ¿Es calcárea?, ¿es ácida?, etc. Muy importante para poder administrarle el fertilizante adecuado y no echarle más vitaminas de las debidas (o menos).
  11. Sabido esto, lo normal es mirar qué césped has colocado/ sembrado y saber qué necesidades concretas necesita. Más nitrógeno, menos, más o menos aireación, controlar la acidez, el hidrógeno, el carbono, el aire, etc. Pero tranquilos/as, vamos a hacerlo más sencillo.
  12. Supongamos que no sabemos ningún dato de todos los anteriormente mencionados… entonces, lo ideal sería como mínimo, calcular esto: Analizar el pH del terreno. Variará y necesitará unos cuidados u otros si es alcalino o ácido. Si es alcalino, deberéis saber que será un pH llamado alto y si es un pH bajo, será un terreno ácido. Para haceros una idea, el pH adecuado y correcto debe estar entre el 5.5 y no más de un 8.
  13. En cuanto a los fertilizantes los encontrareis en dos formatos: en líquido y en formato granulado. Tened en cuenta que los hay también de acción rápida y lenta. Mirad el que más os interese.
  14. Los fertilizantes líquidos son por lo general siempre de acción rápida. Cada marca indicará cómo administrarlo, pero casi todos se mezclan con agua y de esta manera mientras se riega el césped, se le está abonando. Por supuesto, esto es rápido y te ahorra mucho trabajo y estar pendiente pero también, al ser de acción rápida necesitas repetirlo con más asiduidad. ¿Cuánto? Por lo general dos meses o una vez al mes.
  15. Como truco os podemos decir, que todo es ingenio. Muchos jardines a la hora de echarle el fertilizante (pensad en las dimensiones de cada jardín que pueden ser enormes) se echa el abono directamente en las mangueras o en las zonas de espesor. De esta manera, no te dejas ninguna zona sin tratar ni gastas tantísimo tiempo en hacerlo.
  16. Los fertilizantes que son granulados: estos o bien te compras un aparato para ir echando los gránulos o los echas directamente, con la mano. Eso sí, tienes que tener en cuenta dónde los vas echando para no dejarte zonas sin abonar o abonarlo demasiado. Después de echarle el abono a gránulos tienes que regarlo (pierdes más tiempo) pero es básico hacerlo para que se mezcle bien con la tierra.
  17. El corte es otro de los factores más importantes. Hay que cortarlo cuando toca, ni más de la cuenta ni dejarlo crecer como si de mala hierba se tratase. Siempre influye la estación del año para que crezca más o menos y por tanto, cortarlo más o menos a menudo.
  18. Necesitarás para cortarlo un cortacésped. Los puedes encontrar de cable (eléctrico), de gasolina o manual. Ninguno es a priori mejor que otro, todos funcionan para lo mismo, cortar el césped, pero elegir el adecuado sólo dependerá de lo que queráis gastaros en el cortacésped.
  19. Cuando tengas el cortacésped ten en cuenta en que zona lo plantas y/o lo tienes y dependerá de ello, si lo cortas más o menos alto.
  20. Si tienes el césped en zonas para decorar y no lo pisas ni es de tránsito, puedes dejarlo hasta los dos centímetros. En cambio, para el que es de tránsito, se suele dejar un poco más largo entre los tres y los cuatro centímetros.
  21. No olvidéis tampoco, que por muy bueno que sea el cortacésped, deberéis también controlar aspectos como la altura del corte de las cuchillas y también, que las cuchillas estén bien afiladas. Si no están afiladas, el corte empezará a ser desigual o la máquina se calentará más de lo debido porque lo usareis más rato.

¿Que necesitas para cuidar el césped?

  • Un cortacésped. Puede ser manual, eléctrico o de gasolina.
  • Fertilizantes. Los podréis utilizar líquidos o granulados. De acción lenta y/o rápida.
  • Regar con frecuencia. Siempre respetando la estación del año adecuado porque puede necesitar más o menos agua.

Consejos para cuidar el césped

El césped, en resumen, es precioso y deja cualquier jardín precioso. No es muy caro de mantener ni de sembrar. Pero hay que saber las bases para que se mantenga perfecto.

No hay que olvidarse del riego, un buen fertilizante, la tierra y el corte adecuado. Si esto se mantiene, tendréis siempre un césped precioso y os durará mucho tiempo.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.