Los geranios son unas de las plantas más comunes que adornan los balcones de nuestras ciudades. Este éxito no se produce porque sí y su gran difusión se debe al hecho de que son muy fáciles de cuidar y a la belleza e intensos colores de sus flores. Tal como se acaba de mencionar los geranios no requieren de muchos cuidados específicos y unicamente es durante el verano cuando hay que tratarlos con un poco más de miramiento ya que, si bien aguantan las altas temperaturas, no conviene exponerlos excesivamente a los rayos del sol durante la época estival.

Los geranios destacan por la poderosa intensidad de color de sus flores, ya que existen más de 240 variedades de especies de diversos tamaños y tonalidades, de forma que seguro que podrás encontrar ¡tu variedad preferida! El más habitual es el geranio zonal cuyas flores son de color rojas, rosas violáceas o blancas y sus tallos y flores trazan formas sinuosas. También es bastante frecuente, como decoración típica de los balcones, el geranio colgante cuyos colores son similares a los del zonal. Si tienes un geranio o te has decidido a adquirir uno recuerda que son muy fáciles de mantener, a lo largo del artículo te explicamos cómo cuidar geranios:

¿Que necesitas para cuidar geranios?

  • Lugar soleado
  • En nuestra categoría de jardinería y plantas puedes encontrar muchos y buenos consejos para cuidar tus flores y plantas y hacer que sena felices

Instrucciones para cuidar geranios

  1. El punto más importante y el que debe tener prioridad absoluta a la hora de cuidar tus geranios tiene que ver con la luz. Esta planta necesita muchísima luz durante todo el año y entre una de sus grandes ventajas destaca la de que la acción directa de los rayos del sol no la dañan. Es por esta razón por la que los geranios suelen ser elegidos para decorar balcones, terrazas y jardines. No tengas miedo a colocarlas en el exterior por culpa de las altas temperaturas ya que son capaces de aguantar hasta treinta grados Celsius. Unicamente deberás tomar algún tipo de precaución si vives en un clima demasiado caluroso. Si las temperaturas habituales exceden el límite de treinta grados es recomendable que durante las horas de más calor las coloques en un lugar con algo de sombra. De la misma forma también resulta desaconsejable colocarlas en la sombra de forma continua ya que de esta manera la planta no crecerá frondosa.
  2. Lo ideal, tal como se adivina a través del apartado anterior es colocar tus geranios en el exterior. Si no tienes sitio para hacerlo puedes guardarlos en casa pero debes situarlos junto a una venta que, a ser posible, esté orientada al sur, de forma que reciban la máxima cantidad posible de luz.
  3. Por otra parte, estas plantas no soportan bien el frío. Durante el invierno si hay heladas debes protegerlas. Si están plantadas en tu jardín puedes tratar de taparlas con un plástico, creando una especie de invernadero casero. Si las tienes en el exterior pero están plantadas en macetas lo mejor es que las metas en casa. Eso sí debes tomar una precauciones mínimas y guardarlas en un lugar con abundante luz, ventilación y sin calefacción.geranium-62798_640
  4. En lo que respecta a la frecuencia de riega, los geranios no necesitan mucha agua por lo que si eres una persona algo olvidadiza no debes preocuparte mucho, ya que no hace falta que las riegues muy a menudo. Cuando más agua necesitan estas plantas es en verano. Obviamente esto está relacionado con las temperaturas veraniegas más altas, pero también con el hecho de que es en esta época cuando florecen. Durante esta época deberás regar tus geranios unas dos o tres veces a la semana. Durante la primavera y el otoño puedes disminuir la frecuencia y regarlas unicamente una vez a la semana y por último, en el invierno, si pierden todas sus flores no necesitarás regarlas más que una vez al mes o incluso menos. Puedes comprobar la necesidad de agua de las plantas a través de un examen de su tierra. Si la tierra está muy seca es que los geranios han agotado todo el agua y necesitan más, pero si la tierra está húmeda espera aún un par de días antes de volver a regarlas.
  5. Regar los geranios es una operación muy sencilla pero debes tratar de no regarlos desde arriba mojando sus hojas y flores y debes tratar de echar el agua directamente sobre la parte inferior del tallo y las raíces. Estas precauciones son necesarias porque sus flores son muy sensibles al proceso de oxidación que puede provocar una decadencia de su color, aunque no influye en la salud de la planta. Obviamente si tus plantas están al aire libre se encontrarán bajo la acción de la lluvia. Puedes tratar de protegerlas colocándolas bajo un plástico pero si por lo que sea no puedes hacerlo no te preocupes, recuerda que esto el agua sobre sus hojas y flores no les causa ningún daño unicamente debilita su color.                                cranesbill-141283_640
  6. Como no necesitan mucho agua debes tener especial cuidado de no encharcarlos ya que podrían pudrirse y morir. Por ello es más aconsejable que peques de regarlas poco.
  7. También es recomendable, vinculado con el punto anterior, que utilices macetas de barro, Estas macetas ayudarán a que exista un buen drenaje y a que el sustrato no se compacte demasiado. Como en el cuidado de cualquier otra planta debes tratar de que el sustrato esté suelto y oxigenado. Para ello conviene que la cambies, al menos, una vez cada dos años. Trata de realizar esta actividad en primavera, de forma que la cuando la planta comience a florecer en el verano lo haga sana, exuberante y frondosa.
  8. Puedes abonarlos durante el verano para ayudarlos mientras se produce su floración. Para ello compra fertilizante para geranios o alguno genérico. Existe gran variedad y oferta, seguro que en tu floristería pueden aconsejarte. Realiza la fertilización cada quince días.
  9. Para que salgan nuevos brotes puedes podarlos a finales del invierno o principios de la primavera. Y podrás reutilizar los restos de la poda para plantar nuevos geranios, ya que esta planta se reproduce muy fácilmente a través de los esquejes.
  10. Arranca las hojas muertas a lo largo de todo el año. Ayudará a que la crezcan más sanos.geranium-flower-433426_640

Consejos para cuidar geranios

  • Los geranios son una planta muy fuerte y resistente pero eso no significa que no necesiten ninguna atención. Como te habrás dado cuenta a lo largo de la lectura de este artículo requieren unos cuidados mínimos como cualquier planta.
  • Uno de los grandes peligros que acechan a estas plantas son las plagas de insectos. Puedes adquirir muchos productos químicos para eliminar estas molestias pero te recomendaría que te decentases por una opción más natural. Existen muchos remedios caseros para ahuyentar las plagas. Uno de los más habituales es realizar un macerado de ortiga aunque existen muchos otros como las infusiones de cebolla o los remedios con limón.
¿Te ha gustado?
134 usuarios han opinado y a un 97,01% le ha gustado.