Una de las plantas más desconocidas en España, pero más estética y más bonitas (hablando estéticamente) es la famosa planta llamada o bien Monstera deliciosa o como se le conoce comúnmente, la flor de Adán o la costilla de Adán.

A priori, es una planta llamativa. No por su colorido, que de hecho, no tiene flores de colores… es verde. Pero con un porte, un tamaño, un poderío y una tonalidad verde… que hace a esta planta, preciosa.

Por su color, por su tamaño (más adelante hablaremos más detalladamente, pero puede andar con un tamaño entre pequeño y enorme), con un porte que la hace elegante, moderna, sin pasar de moda, bonita, que pega tanto en cualquier estancia como para regalar a cualquier edad.

Aunque es una planta resistente y que soporta bastante bien las inclemencias del tiempo y es bastante resistente, bien es cierto, que se debe tener cuidado porque necesitar, necesita de cuidados concretos.

Instrucciones para cuidar la planta Monstera deliciosa

  1. La Monstera deliciosa o como ya hemos dicho, costilla de adán, son plantas que se caracteriza por su estética. Son fácilmente reconocibles, por la forma de sus hojas.
  2. Son plantas, que tienen unas hojas enormes (más bien grandes hasta poder hacerse bastante grandes) y con una forma característica (ver las fotografías).
  3. Es una planta que, como característica a parte de sus grandes y majestuosas hojas, también prevalece y llama la atención su color. Tiene un color verde, perfecto.
  4. La forma que tiene se dice que se parece bastante a la costilla, de ahí, el nombre que se le adjudica de la costilla de Adán.
  5. La costilla de adán o Monstera Deliciosa es una planta que mucha gente, aunque no lo sepa, es una planta que es trepadora. ¿Qué quiere decir esto? Que es una planta que puede trepar por la valla, que se le pueden colocar palos o trepadores (que son postes/palos) que ayudan a ir enredando la planta en los palos y así la planta, irá trepando a tu gusto.
  6. Los tallos de la planta no son extremadamente robustos ni rígidos, así que pueden ser manejados y son maleables. Ojo, no son tampoco extremadamente flexibles…así que hay ir con cuidado. Si el tallo se rompe, la hoja en consecuencia, se romperá porque no se puede plantar ni reimplantar.
  7. Dicho lo anterior, hay que tener en cuenta, que la planta, según vaya creciendo o bien, si es grande, como tiene unas hojas que son enormes, empezará a doblarse e irá venciéndose. Para ponerle remedio, hay que intentar erguirla. Es lo que os decíamos, la mejor manera, es intentar treparla o bien, colocar los postes para que vaya aguantándose y/o que vaya trepando. De no hacerlo, empezará a vencer, caerá, las hojas se irán al suelo y al final la planta se verá sin vida, sin lucir como es debido y aparentará ser horrenda.
  8. En cuanto a los cuidados, muchos son los que se quejan que la costilla de adán, se les muere… no debería ser así, a no ser que no le prestes la atención adecuada. De hecho, es una planta bastante agradecida. Si le das los mínimos que ella necesita, la verás lucir hermosa, preciosa, con vigor, luciendo esas preciosas enormes hojas bien verdes.
  9. Si la vais a plantar al aire libre, en el jardín, tenéis que tener en cuenta el tipo de luz, el calor y la humedad/riego. No es lo mismo que tengáis la planta dentro del hogar a que lo hagáis al aire libre. En ambos casos, se adapta perfectamente y puede viviros sin problemas.
  10. Si os decidís por hacerlo al aire libre, tendréis que tener en cuenta ciertos requisitos. Por ejemplo, el más vital y de importancia, la luz. La luminosidad es necesaria para que viva bien pero no debe darle el sol de manera directa y durante muchas horas. Si la colocáis a pleno sol, con mucho sol directo, terminará quemándose y las hojas empezarán a quemarse y estropearse. Por tanto, ten en cuenta que sí necesita luz pero que no debe ser directo.
  11. Tampoco vayáis a colocarla en una zona donde la Monstera deliciosa no reciba luz, porque empezará a menguar, no crecerá con vigor, las hojas empezarán a estropearse, quedándose pequeñas, sin estirarse, no crecerá y amarilleará. Por tanto, la luminosidad es muy necesaria.
  12. Es de vital importancia que tanto el riego como la iluminación estén realmente en su lugar y momento. En cuanto a la luz, ya comentamos a grandes rasgos lo básico y vital. Pero entrando más en detalle, se necesita intentar “copiar” su verdadero hábitat. Hay que pensar con cabeza. Con truco. Por ejemplo, pensad, la planta de adán, es tropical, ¿verdad? Pues entonces, para que sobreviva bien, necesita un ambiente parecido. Dicho esto, hay que intentar copiarlo.
  13. Un ambiente tropical pensad en como es. Nada que ver con el mediterráneo ni con ambientes muy secos. De hecho, todo lo contrario… en el trópico, lo que abunda, ante todo, es la humedad. Un ambiente pegajoso. Por tanto, el riesgo, cuidado. No mucha cantidad de agua. Nada de echarle agua y que se estanque. Si se hace esto (un error muy común) puede llegarse a estancar el agua y, por tanto, la planta se pudrirá y morirá. Hay que evitarlo.
  14. Necesita agua, pero moderada (no olvidarlo) que no se estanque. Mejor rociar las hojas pero que el agua no le caiga siempre de manera directa. Si puede estar algo cobijada, mejor. Si empieza a caeré el agua directa, empezareis a notar que las hojas están dañadas, quemadas y al final, la planta morirá ahogada.
  15. O mismo, en cuanto a la iluminación. La luz, debe estar presente, pero debe estar tamizada. No puede ser directa porque se le quemarán las hojas. Si pensamos en la selva tropical e intentamos que esté en su “zona”, debemos saber que siempre hay árboles, plantas… zonas cobijadas. Por tanto, puede estar en el jardín si queréis, pero el sol, siempre que no le de a todas horas de manera directa. En los interiores del hogar, también puede estar, pero que le de el sol, siempre, de manera tamizada.
  16. Si la colocáis dentro de la casa tenéis que tener sobre todo en cuenta, que hay que evitar por encima de todo, la calefacción (el calor), el aire acondicionado (las corrientes de aire son su peor enemigo), que no se seque porque muere (igual que con un exceso de agua). Para ello, el truco, ir vaporizando las hojas para que esté la planta y sus hojas hidratadas.

¿Que necesitas para cuidar la planta Monstera deliciosa?

  • Una buena tierra.
  • Tener substracto.
  • Riego moderado. NO debe ser excesivo ni a diario para que no se pudra.
  • Vaporizar sus hojas para que esté hidratada.
  • Debe tener luz, pero de una manera indirecta.

Consejos para cuidar la planta Monstera deliciosa

La planta monstera deliciosa o la costilla de adán (que es como se le conoce más popularmente), es una planta que no es del todo complicada de mantener. Una planta incluso idónea por esos motivos, para las personas que son principiantes o que no se les da demasiado bien cuidar de plantas ni flores. Las típicas, que se les muere las flores más comunes o hasta los cactus.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.