Cómo decorar el jardín con enanitos

Las decoraciones en el jardín no siempre terminan siendo gusto del todo el mundo. Para algunos no es un problema y viéndolo de ese modo, debería ser siempre así. Los jardines los tienen cada uno, como más les guste.

Otra cosa es, cuando se ponen jardines con decoraciones que con ciertas decoraciones que pueden dar mucho debate. En ese caso está este tema: la decoración del jardín con enanitos. Para mucha gente siempre será una monería, otros pensarán que es una decoración quitch y en el peor de los casos, una autentica aberración para el jardín.

Instrucciones para decorar el jardín con enanitos

  1. A la hora de referirnos a las decoraciones con enanitos, estamos haciendo obviamente hincapié en que se trata de eso, de simples figuras con forma de enanitos. El material no importa… eso dependerá de cada persona, de lo que más le guste, de dónde lo vaya a colocar para que aguante más o menos las inclemencias del tiempo, de si son a color, sin colores, de yeso, de piedra, de mármol, de cartón, de plástico, de luces, etc.
  2. Para entrar un poco más en el tema de este tipo de decoración, porque, al fin y al cabo, es de lo que se trata, de una decoración, hay que saber desde cuando y dónde empezó a fluir este pequeño gran fenómeno decorativo. Se puede encontrar en cualquier parte del mundo, aunque en algunos países en más típico que en otros. Unos aman esta decoración en su jardín y otros, lo detestan profundamente. Como en todo, es cuestión de gustos.
  3. Con el término «enanos de jardín» me refiero a todo tipo de esculturas que han adornado los jardines de los chalets desde los años sesenta, que van desde burros a halcones, pasando por enanitos, solos o en parejas, policromados o en piedra, gatos chupándose la patita e infinidad de insectos de diferentes tamaños, colocados estratégicamente en rincones del jardín y la terraza.
  4. Los clásicos enanitos han dado paso (o si lo pensamos realmente, no tanto) a otras figuras que van pasando de moda o como en cualquier moda, se vuelven a poner en pleno auge. Desde las clásicas fuentes de agua (que ahora cada vez se ven más incluso en los jardines más modernos), pasando por las figuras de piedra griegas y/o romanas, las figuritas de cualquier tipo entre las plantas, las flores, los árboles… ahí casi escondidas o presidiendo el arriate y/o parcela, jardín… haciendo acto de presencia y luciendo esplendidas o bien, con ese aire que le dan los años, las piedras que tienen sus propias vivencias con su característico moho, musgo y diferentes capas añejas.
  5. Lo realmente importante a la hora que se decide colocar estos elementos en el jardín es tenerlos bien cuidados. Nos explicamos. Si están pintados, con los años, hay que tener en cuenta que, si están a la intemperie, soportando el agua, la lluvia, el frío, el viento, el sol, etc. La pintura se le irá cayendo, se despintará y, por tanto, tienes que procurar (si no quieres que pase de convertirse en un jardín bonito a un jardín descuidado) pintarlo cuando la pintura se caiga.
  6. Otra cosa que se consigue colocando los enanitos en el jardín, es que combinan con diferentes figuras y que se puede crear desde un jardín lleno de ilusión y creatividad, o bien, combinar multitud de objetos para que combinen con estas figuritas. Desde flores, plantas diversas, pelotas, cestas, herramientas de jardinería, luces, cestas, etc.
  7. Hay personas que en una época concreta (en los años noventa) surgió lo que se le denominó la “liberar a los enanitos del jardín”. Lo que se intentaba con esto era dejar cualquier jardín libre de estos muñecos, quitarlos, eliminarlos o directamente, incluso, se metían en jardines ajenos y los rompían… Desde luego, no entramos a opinar. Pero si queréis haceros una idea, hay una película que saca ciertas imágenes que os pueden servir (Amelie).
  8. Para otra parte de la gente, están los que consideran que llenar el jardín de pequeños enanitos o gnomos es una autentica frikada. Una cosa muy cursi y hasta en el caso más exagerado, están los que opinan que son puras aberraciones.
  9. Seguramente, habréis observado algunos pequeños jardincitos donde los propietarios colocan enanitos o también llamados gnomos y de esta manera le dan un aire diferente, le quitan sobriedad, lo combinan con flores de colores muy vistosos para dar alegría o lo combina con cestas de flores aromáticas (para daros otra idea) o los colocan en zonas semi escondidas para darle al jardín un estilo más divertido.
  10. Los apasionados de la serie como David el Gnomo pueden dar rienda suelta su imaginación y su devoción con los dibujos animados y colocar sus jardines con estos enanitos. Hay auténticas réplicas que son una monería. Los podéis pintar vosotros mismos para dejar volar vuestra creatividad y hacer de paso ejercicios de manualidades o bien, comprarlos hechos de diferentes materiales. Los hay de yeso (aunque este material durará menos tiempo a plena intemperie si no se cuida), los hay de madera (se pueden acabar pudriendo con el agua), de piedra, de mármol, de plástico, de luces, etc. Y luego están los que son súper mañosos o bien, deciden llamar a jardineros y se hacen sus propios muñecos de enanos a base de recortar, pulir, podar… arbustos y hacen figuras con plantas. Cuanto menos, es muy original. Pero claro, es costoso, porque hay que conservar las plantas, regarlas, plantarlas, mantenerlas… y después, pagar a los jardineros.
  11. Si has pensado en colocar en tu jardín estas figuras de enanitos, pero no te termina de convencer el típico aire tal vez algo kitch (como dirían algunos) o bien cursi (como dirían otros) porque suelen tener mucho colorido y son muy clásicos, puedes optar por las versiones más modernas. Porque cada vez hay más variedad. Se pueden encontrar gnomos o enanitos que son de una misma tonalidad, se pueden comprar en tonos neutros, flúor, oscuros, colores pastel, tonos tierra, etc.
  12. También se pueden de repente dar otro aire y combinarlo con un toque más natural. De piedra natural, de granito, materiales naturales, orgánico… y/o diseños muy modernos o incluso ecléctico.

césped, pájaro, planta, césped, prado, flor, linda, fauna silvestre, verde, agricultura, jardín, flora, fauna, figura, gracioso, criatura, Enanitos, cuentos de hadas, gnomo de jardin, Spring imp, Familia de la hierba, Pájaro encaramado

¿Que necesitas para decorar el jardín con enanitos?

  • Un jardín.
  • Figuras de enanitos y/o gnomos.

Consejos para decorar el jardín con enanitos

Siempre que los paisajistas, decoradores o los propios propietarios de la casa, decidan colocar en su jardín a estos pequeños seres como son los gnomos o enanitos, la pregunta empezará a acecharlos. Porque siempre pasará lo mismo: habrá gente que sigue adorando a estas figuritas y les parece muy simpáticas y graciosas. Pero también hay muchísima gente que tiene auténtica manía y siente aberración por ellas. Esperemos que no se repita lo mismo que gamberradas de hace año (como ya os comentamos más arriba en el artículo) donde saltaban los jardines y se dedicaban a romper estas figuras.

También hay gente que tiene especial predilección por estas figuritas porque considera que teniéndolas, les trae suerte en casa, les protege su hogar, sienten mayor paz… es cuestión de creencias y como tal, hay que respetarlas.

Los modelos los podéis encontrar cada vez con más facilidad de casi cualquier tipo de material, de tonalidades, colores, formas, diferentes tipos… del más ecléctico, pasando al más moderno y sin olvidarnos, por supuesto, de los clásicos gnomos. Para que no desentone demasiado en vuestro jardín, pensad en el estilo de jardín que tenéis y en consecuencia, id haciendo una buen binomio con el tipo de enanitos que elegís para colocarlos en él.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.