Cómo decorar un Jardín Pequeño

Decorar un jardín pequeño puede llegar a ser tan divertido como si hicieses lo propio con un jardín de grandes dimensiones e incluso más, ya que tendrás que desarrollar en muchas ocasiones tu creatividad para tratar de maximizar el espacio disponible. En este sentido es fundamental ser capaz de saber aprovechar aquello que se tiene y buscar ideas simples pero que puedan ofrecer buenos resultados.

Es importante que conozcas las características del espacio en el que vas a colocar tu pequeño jardín, de manera que te pueda llegar a ser mucho más fácil aprovechar cada rincón para crear un jardín a tu gusto.

Si eres un amante de las flores, las plantas y todo aquello que tiene que ver con la tierra, es muy aconsejable que, si tienes la posibilidad, tengas en tu hogar un pequeño jardín. Para saber cómo decorar un jardín pequeño que tenga una gran belleza es importante que tengas en cuenta las instrucciones que vamos a dar a continuación.

Ventajas de los jardines pequeños

Antes de explicarte paso por paso lo que debes hacer para decorar un jardín pequeño, te recordamos rápidamente las ventajas que tienen los jardines pequeños, siendo algunas de ellas las siguientes:

  • Fácil mantenimiento: Al tener un tamaño más reducido no necesitarás hacer uso de maquinaría de jardinería específica para ello, además de que invertirás una menor cantidad de tu tiempo en su cuidado que si contarás con un jardín de grandes dimensiones.
  • Más acogedor: Un jardín pequeño es más acogedor y pueden ser lugares llenos de encanto y muy acogedores.
  • Más económico: Al necesitar de menos mobiliario y menos plantas, un jardín pequeño puede resultar más económico que uno de gran tamaño.

Instrucciones para decorar un Jardín Pequeño

  1. En primer lugar debes definir el estilo que deseas seguir en tu jardín, teniendo en cuenta que existen muchos tipos, como los minimalistas, los rústicos o los ZEN.
  2. Una vez tengas claro el estilo que deseas implementar en tu jardín deberás seleccionar tanto los materiales como los colores que quieres que este tenga, de forma que puedas crear un esquema armonioso.
  3. A continuación debes planificar la distribución de tu jardín, debiendo tratar de tener claro dónde irá cada uno de los elementos que deseas que formen parte del mismo, partiendo de la base de que al tener tan poco espacio, es vital una buena organización del espacio. Para ello es aconsejable distinguir diferentes ambientes, que es posible a pesar de que el espacio sea pequeño.En este sentido es importante que a la hora de diseñar el jardín decidas el lugar en el que estarán localizadas las plantas. Si estas irán colocadas en un solo lugar o alrededor de todo el jardín. También debes definir dónde estará la zona de descanso, donde podrás reunirte con tus amigos o disfrutar del tiempo en soledad. para separar estas zonas puedes utilizar elementos como césped o alfombras.
  4. Una vez que ya hayas planeado dónde irá cada uno de los elementos que formarán parte de tu jardín llega el momento de valorar el mobiliario. Uno de los principales objetivos de un jardín es que puedas llegar a pasar tiempo en ellos, por lo que debes crear un espacio confortable. Al ser de pequeño tamaño no podrás apostar por un gran mueble, pero sí puedes recurrir al uso de mesas y sillas plegables, pufs, hamacas, etcétera. Recuerda la importancia de que el material del mobiliario sea resistente al exterior y las inclemencias meteorológicas o, en su defecto, que puedas cubrirlos cuando no los estás utilizando.
  5. Apostar por la verticalidad. Si tienes un jardín pequeño, el recurrir a jardines verticales es una gran opción, ya que consiste en colocar las plantas de manera vertical en lugar de horizontal, utilizando para ello las paredes o soportes de techo. De esta forma podrás tener más plantas en tu jardín sin necesidad de un mayor espacio.Para su creación puedes utilizar palés, maceteros, colgantes o que se puedan sujetar a la pared, semilleros en diferentes niveles o macetas que se encuentren dentro de otras. Las posibilidades son muy diversas y dependerán de la creatividad de cada persona. Además, siempre puedes apostar por plantas trepadoras o enredaderas que ayuden a decorar tu jardín de forma vertical.
  6. Una vez que has creado tu jardín, independientemente de que esta sea horizontal o vertical, es muy importante que lo dotes de una buena iluminación. Esto es fundamental apara hacer que el jardín se vea perfecto por la noche. En este sentido se recomienda hacer uso de bombillas de bajo consumo, lámparas en la pared y similares, aunque también puedes instalar focos tras los arbustos o setos, los que además crearán un efecto de profundidad.Si quieres dotar a tu jardín de una mayor profundidad también puedes utilizar espejos, que te permitirán crear ilusiones ópticas que harán que tu jardín sea vea mucho más grande.

¿Que necesitas para decorar un Jardín Pequeño?

  • Plantas y flores.
  • Mobiliario de jardín adecuado para su uso exteriores.
  • Lámparas de jardín.

Consejos para decorar un Jardín Pequeño

 

  • Siempre que sea posible trata de utilizar materiales reciclados para la decoración de tu jardín. Para ello te servirán numerosos objetos del día a día, como son los tarros de conserva. Estos los puedes utilizar como terrarios o para plantar flores. También puedes aprovechar algún bol para hacer centros de mesa o palés para crear estructuras para jardineras. Las posibilidades son ilimitadas y dependerá de tu creatividad.
  • Escoge la vegetación de acuerdo a tus gustos y las características tanto de las propias plantas como de tu jardín. Algunas plantas habituales son los árboles ornamentales, los cactus, las plantas trepadoras o los tapizantes.

¿Te ha gustado?
18 usuarios han opinado y a un 94,44% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.