Cómo germinar y plantar un coco

¿Quién no ha disfrutado del exquisito sabor de las frutas? Las hay de todos los tamaños, formas, sabores y colores. Unas más jugosas que otras. Las hay dulces, acidas, amargas, etc. En pocas palabras, se puede afirmar que hay una fruta para cada tipo de persona, pues abarcan todos los gustos.

Por otra parte, la mayoría de las frutas son muy versátiles. Puedes comerlas en su estado natural, en jugo, en batido, en mermelada, en dulce, congeladas como helado y confitadas. También puedes usarlas como relleno para tortas, para acompañar un pan tostado y mucho más. En realidad, las posibilidades son infinitas.

Por lo general, solemos aprovechar mejor las frutas que están en temporada. Sin embargo, esto no quiere decir que no queramos comer otras diferentes. Por ejemplo, en verano, una de las más solicitadas es el coco.

coco

De esta fruta puedes aprovechar tanto su carne como el agua que se encuentra en su interior. Solo tienes que añadirle un par de hielos y listo. Si lo prefieres, le puedes agregar un poco de azúcar, si no, también puedes tomarla en su estado natural. Lo cierto es que se trata de una bebida muy refrescante e hidratante.

¿Y qué se puede decir de su carne? Esta parte suele ser la protagonista de muchas preparaciones, tanto dulces como saladas. Si te gusta el coco, y tienes suficiente espacio en casa, de seguro querrás tener un cocotero para poder disfrutar de sus frutos durante todo el año.

Pero, ¿de dónde nacen los cocoteros? ¿Cuál es su semilla? Quizás no sepas que se trata del mismo coco. No obstante, no basta con que lo siembres para garantizar que tendrás la planta. En este post te enseñaré a germinar y plantar un coco. De esta manera, podrás aprovechar todo lo que tiene para ofrecer.

Instrucciones para germinar y plantar un coco

El cocotero es una de las palmeras más populares que existen, es símbolo del clima tropical. Siempre lo relacionamos con la playa y no es para menos, en las regiones templadas es muy difícil que un ejemplar llegue a la madurez, ya que es una planta muy sensible al frío.

coco

Ahora bien, si quieres germinar y plantar un coco, estas son las instrucciones que debes seguir:

  1. Lo primero que debes hacer es extraer la semilla del coco, ¿cómo? Muy fácil. Los cocos, cuando terminan de madurar, están envueltos por una cáscara dura color anaranjado, en la parte de adentro se encuentra la semilla, la cual tiene forma redondeada y está cubierta por fibras color marrón.
  2. El coco debe estar fresco y, al sacudirlo, debe escucharse el sonido del agua en su interior, que no esté blando por ningún lado y que no tenga mal aspecto.
  3. Todos los cocos poseen tres puntos redondeados marrón oscuro. A estos puntos se les conoce con el nombre de puntos de germinación, ya que de cualquiera de ellos puede brotar la raíz de la palmera. Procura que estos puntos se vean intactos.
  4. Una vez que hayas seleccionado la semilla, sumérgela en agua por 2 o 3 días.
  5. Luego, colócalo en un recipiente con una profundidad de unas 12 pulgadas, para que las raíces puedan crecer y desarrollarse bien y que tenga un buen drenaje, con tierra mezclada con vermiculita, para tener la seguridad de que el suelo utilizado pueda drenar bien.
  6. Mantén la tierra siempre húmeda pero no al punto que se creen charcos, ya que el coco podría terminar pudriéndose.

El tiempo aproximado de germinación es de 1 a 2 meses. Sin embargo, esto estarás determinado por la temperatura, la cual es ideal que se sitúe entre los 25 y 35ºC. Si en la zona donde vives el clima no es tan caliente, también está la opción de colocar la semilla cerca de una fuente de calor.

Ahora que ya conoces cuál es la manera correcta de germinar un coco, ¿qué más necesitas saber a fin de llegar a tener un cocotero en casa?

¿Que necesitas para germinar y plantar un coco?

Si has tenido suerte y el coco ha llegado a germinar, lo siguiente que necesitarás será trasplantarlo. No obstante, no debes hacerlo pronto. Espera 1 o 2 meses hasta que se haya aclimatado bien y que esté creciendo saludablemente. Si te apresuras a trasplantarlo, podría terminar muriendo.

coco

La manera de trasplantarlo es la siguiente:

  1. Elige una maceta unos 10 centímetros más ancha y profunda de que la que tienes en la actualidad. Puede ser de material que prefieras, pero debe tener agujeros en la base. Si no los tiene, entonces deberás hacérselos.
  2. Luego, agrega una capa de arlita, greda volcánica u otro similar.
  3. Después, rellena la maceta, hasta la cuarta parte, con una mezcla de turba y perlita. Más turba que perlita.
  4. A continuación, extrae el coco de la maceta anterior y colócalo en la nueva. Quita o agrega más sustrato en caso de que observes que queda más alto o bajo, según lo requiera.
  5. En caso de que aun tenga el coco, resiste el impulso de querer quitárselo y no lo entierres por completo. Cuando ya no sea necesario, la misma planta se deshará de él.
  6. Finalmente, termina de rellenar el recipiente y riégalo.
  7. Colócalo en un lugar en donde reciba una buena cantidad de luz y ¡listo!

Enseguida podrás darte cuenta que el coco crece más rápido durante la primavera y el verano, pero casi se detiene su crecimiento en otoño y primavera. De hecho, su crecimiento se detiene por completo cuando la temperatura baja de los 15ºC.

Cabe destacar que es importante que lo protejas del frío, ya que si la temperatura llega a los 5ºC lo perderás por completo. Ahora bien, ¿qué otras recomendaciones debes tener en cuenta en lo relacionado con el cultivo de cocoteros?

Consejos para germinar y plantar un coco

coco

Para que el cocotero crezca saludablemente necesita de un clima cálido y sin grandes variaciones en la temperatura. Además, necesita de una humedad que no esté por debajo del 60%, ya que esto podría ser perjudicial para él.

Si vives en una zona cuya temperatura es muy baja durante el invierno, elige un lugar en donde el árbol pueda estar protegido durante esa época porque, tal como lo mencioné anteriormente, el cocotero es muy sensible al frío. Por otra parte, este lugar debe estar alejado de las corrientes de aire.

En cuanto al terreno a utilizar para plantar el cocotero, debe tener una contextura liviana, profundos y con una corriente de agua acumulada en el subsuelo, a 1 o 2 metros de profundidad, sobre una capa impermeable.

También se puede llegar a plantar en suelos arcillosos. No obstante, en este caso, debes manejar muy bien la humedad que se produce como consecuencia del riego.

Los suelos salinos son unos de los que más les beneficia, ya que este árbol amerita de mucho cloro. Por este mismo motivo, el cocotero es uno de los pocos árboles que tienen la capacidad de crecer en playas o en lugares cercanos a ellas.

Con respecto a su riego, debes saber que necesita ser frecuente. No obstante, si el suelo posee un buen drenaje de agua, entonces debes reducir la cantidad de riegos. Si, por una u otra razón, deseas replantar el árbol, no olvides agregar arena o vermiculita para garantizar que el nuevo suelo tenga la capacidad de drenar bien el agua.

Si te gusta el coco y quieres disfrutar de su exquisito sabor, ¿qué estás esperando para tener tu propio cocotero en casa? Ya sabes cuáles son los pasos a seguir. Si vives en una zona en donde las condiciones climáticas son aptas, entonces tendrás la mitad del camino recorrido.

Lo siguiente será seguir al pie de la letra las instrucciones que te he dado en este post. De esta manera, en poco tiempo, quizás 2 o 3 años, podrás comenzar a ver el resultado de tu trabajo, pues tu árbol de coco te regalará sus frutos.

 

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.