El bonsái es una disciplina artística japonesa que consiste en recrear una imagen de la naturaleza en tamaño mínimo. No se trata de un árbol en particular, como se cree comúnmente, si no del arte de cultivar los árboles y las plantas en miniatura. Ello se consigue trabajando con técnicas como el trasplante, el alambrado o el doblado, que sirven para modelar la planta a nuestro gusto.

Esta disciplina aparece en China hace dos mil años, para que los monjes pudiesen rendir culto a estas figuras naturales, símbolos de la eternidad.
Con el paso del tiempo, la técnica se perfecciona hasta crearse varios estilos de bosái, determinados según su forma. Cada estilo será más o menos idóneo para especies con unas u otras características.

Si quieres adentrarte en este arte, te enseñamos cómo hacer un bonsái.

¿Que necesitas para hacer un bonsái?

  • Semilla de la especie seleccionada. Estas no son semillas especiales, si no una semilla de árbol cualquiera.
  • Mecetero poco profundo, con agujeros.
  • Sustrato (grava, akadama)
  • Compost.
  • Herramientas para bonsái (alicate, tenaza, cuchilla cóncava…).
    Cómo hacer un bonsái

Instrucciones para hacer un bonsái

  1. Estratificación. Según la semilla, es posible que necesite un proceso de estratificación consistente en adecuar las condiciones climáticas a sus necesidades, enfriando y humectando la semilla. Lo más común es simplemente guardarla durante un tiempo en la nevera.
  2. Siembra.
    • Procuraremos realizarla en otoño, de manera que el crecimiento del bonsái sea lo más similar al que se produce en la naturaleza.
    • Taparemos el culo del macetero con una mezcla de grava y akadama.
    • La siguiente capa llenará dos tercios del macetero. Está será una mezcla de la anterior con compost.
    • A esta altura colocaremos las semillas, dejando una separación variable (según las semillas a sembrar).
    • Taparemos completamente con la mezcla anterior.
    • Para finalizar la siembra, regaremos poco a poco, con un chorro de agua sin fuerza para que no remueva la tierra ni las semillas.
  3. Cuidados generales. Procuraremos que nuestro bonsái reciba suficientes horas de Sol y que sus raíces están húmedas y se alimenten tanto del agua como del sustrato y del abono adicional. Puedes conocer aquí más detalles sobre cómo cuidar un bonsai (ARTÍCULO).
  4. Primer trasplante. Durante el segundo o tercer año de vida realizaremos el primer transplante del bonsái. En ese tiempo la tierra ya se habrá agotado pero nuestro bonsái seguirá creciendo por lo que deberemos trasplantarlo para que siga alimentándose de sustrato nutritivo.
  5. Poda de formación.Cómo hacer un bonsái
    • La primera poda no se realizará hasta el tercer año de vida del bonsái.
    • La realizaremos en primavera o al acabar el otoño.
    • Se corta la planta con una navaja afilada especial para jardinería (podadora cóncava) dándole la forma deseada. Como ya hemos indicado, existen varios estilos, por lo que elegiremos el que más nos guste, siempre que sea compatible con la especie de árbol elegida.
    • Los cortes más usuales son en bisel y cóncavos, pero esto dependerá del aspecto que deseemos conseguir.
    • Procuraremos eliminar ramas gruesas, ya que es difícil doblarlas, así como las que crezcan en vertical.
    • Tras realizar estos cortes es indispensable aplicar al bonsái pasta cicatrizante para curar sus heridas.
    • Las podas de formación son exhaustivas para el bonsái por lo que dejaremos que este descanse durante unos meses.
  6. Alambrado. Consiste en enrollar un alambre de cobre o aluminio alrededor de las ramas del bonsái para que estas tomen la forma deseada.
    • Se utiliza alambre de distinto calibre en función del grosor de las ramas a tratar.
    • Alambraremos nuestro bonsái cuando sus ramas sean tan grandes que así lo precisen.
    • Podemos hacerlo durante todo el año pero si vamos a hacer torsiones grandes, lo más adecuado será hacerlas en invierno.
    • Si alambramos brotes nuevos es posible que estos sigan creciendo sobre el alambrado, deformándose y quedando cicatrizados. Por ello debes revisar tu bonsái con insistencia.
    • Para alambrar, seleccionaremos dos ramas de parecido grosor. Comenzaremos enrollando el tronco para pasar a una de las ramas y luego a la otra. Primero las principales y cercanas al tronco y después las secundarias.
    • Si queremos doblar hacia arriba la rama, el enrollado debe comenzar por la parte superior de esta. Por el contrario, para doblar una rama hacia abajo, colocaremos el alambre debajo de ella para empezar.
  7. Doblado. Este es el punto en que daremos forma a nuestro bonsái.
    • Debemos observar las ramas y tener en cuenta la figura que queremos conseguir y a partir de ahí seleccionaremos las ramas en el orden que nos convenga.
    • Tomaremos una rama por su parte externa y la doblaremos, utilizando el pulgar como punto de apoyo.
  8. Cuando el bonsái tenga la forma deseada, lo colocaremos a la sombra durante un tiempo.Cómo hacer un bonsái
  9. Hemos de vigilar que el alambre no se clave demasiado en el árbol en su época de crecimiento.
  10. Desalambraremos cuando corresponda.

Consejos para hacer un bonsái

  • Si al alambrar se juntan varios alambres en el tronco, trata que sigan una misma dirección y que estén lo más juntos posible.
¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 88,89% le ha gustado.