Plantar ajos puede ser algo muy sencillo y lo puedes hacer en tu casa así no dispongas de grandes espacios; si quieres saber cómo plantar ajos, llegaste al lugar indicado; puedes hacerlo perfectamente en una maceta (matera) o en tu pequeña huerta.

El ajo tiene miles de propiedades beneficiosas para la salud y así mismo es un gran condimento muy apreciado en la gastronomía de muchos países. Hipócrates, gran físico y padre de la medicina, recetaba ajo en la Antigua Grecia para tratar varias enfermedades; hoy en día la ciencia ha comprobado y aprobado muchos de estos beneficios.

Este artículo también te será de utilidad: Cómo y Cuándo Sembrar Ajos

El ajo es una planta que dura bastante; su nombre científico es (Allium sativum) y pertenece a la misma familia de las cebollas y los puerros (liliáceas); sus hojas son planas y alargadas, posee un fuerte olor y tiene su origen en el centro de Asia; se cultiva desde hace más de 4.000 años atrás y hoy crece en diversos lugares del mundo.

Contiene en abundancia alicina que es un compuesto de azufre y al cual se le atribuyen todos los beneficios medicinales que éste tiene; contiene pocas calorías y un gran valor nutritivo, además es rico en antioxidantes, los cuales ayudan a prevenir la demencia y el Alzheimer.

Es un excelente alimento para las personas hipertensas; ayuda a reducir el colesterol hasta en un 15% y a disminuir la presión sanguínea, por lo tanto es una fuente de prevención de enfermedades cardiacas, así como de infartos y derrames cerebrales. El ajo también sirve como prevención y cura de enfermedades comunes como la gripa y el resfriado, desintoxica el cuerpo y mejora la salud en los huesos; puede incluso, según estudios, prolongar la vida, así que anímate a sembrar este maravilloso alimento.

Obtendrás ajos orgánicos al plantarlos en tu misma casa y tus comidas serán aún más saludables.
Cómo plantar ajos

¿Que necesitas para plantar ajos?

  • 1 cabeza de ajos
  • 1 matera (maceta) con mínimo 40 cm de profundidad.
  • Tierra, ideal que esté enriquecida con fertilizantes de origen natural.
  • Piedritas pequeñas para siembra.

Instrucciones para plantar ajos

  1. Si tú vives en zonas más frías puedes plantar tus ajos terminándose el invierno y si vives en zonas más cálidas, sería ideal entre noviembre y febrero; si tienes una terraza o balcón, ubícalos allí para que les dé la luz del sol y así puedan germinar de la mejor manera.
  2. Toma la cabeza de ajo y empieza a separar diente por diente, observa que estén bien sanos.
  3. A continuación toma la matera y ponle un drenaje en su fondo para que el agua que sobra al momento de regar tu mata pueda salir con facilidad; puedes por ejemplo poner unas piedras pequeñas; en el mismo lugar donde compraste la maceta te pueden recomendar algunas.
  4. Echa la tierra en la maceta, recuerda que debe tener suficiente profundidad para que sus raíces se puedan desarrollar de forma correcta.
  5. La tierra donde vas a proceder a sembrar los ajos debe estar bien abonada y removida.
  6. Toma los dientes de ajo para meterlos en la maceta, hazlo a 10 cm de profundidad; debes ver que la parte que es puntiaguda quede hacia arriba, esto es súper importante debido a que de ahí es por donde brota su tallo; debes tener cuidado que cada diente de ajo esté mínimo a 8 cm con relación al otro. Si vas a plantarlos en una huerta, lo ideal es que dejes espacio de 15 cm entre cada ajo y si vas a sembrar varias filas, que cada una tenga 30 centímetros de separación.
  7. Listo, ahora pon tu nueva matera donde le dé el sol.
  8. Es una planta que no necesita de mucha humedad, así que procede a regarlo una vez a la semana; si en tu caso lo sembraste en una huerta, con el agua lluvia tendrá a no ser que sean tiempo de sequía, allí acude a hacerlo por lo menos dos veces al mes.
  9. En aproximadamente 4 o 7 meses ya obtendrás tu cosecha de ajos y lo mejor de todo, será orgánica. La cosecha se da cuando las hojas empiezan a marchitarse.
  10. Una ventaja del ajo es que es una planta a la que no le dan muchas plagas; ocasionalmente se ven algunas infectadas por larvas de escarabajos y moscas. Puedes a mediados de abril hacerle algún tratamiento preventivo.

Consejos para plantar ajos

  • Si la siembra la hiciste en un huerto, puedes hacerlo al lado de las lechugas, cebollas, acelgas, zanahorias o fresas y  mantenlo lejos de las alverjas.
  • Los ajos tienden a aguantar bien las temperaturas frías, así que no debe ser motivo de preocupación para ti.
  • Las hojas de los ajos también son comestibles, puedes usarlas para hacer alguna rica receta.
  • Algunos expertos dicen que sembrar los ajos cuando haya luna menguante hace que sean más abundantes.
  • El ajo disminuye el colesterol, pero al parecer no los triglicéridos.
¿Te ha gustado?
75 usuarios han opinado y a un 93,33% le ha gustado.