Para muchas personas la jardinería no es la afición más deseada, y para otros sí. Seguro que has oído decir que “no tengo mano para las plantas”. No es que no sea habilidoso con las plantas, sino que estas requieren de ciertos cuidados, técnicas y tener ciertos conocimientos son fundamentales para tener un jardín frondoso y lleno de plantas y flores.

Precisamente plantar bulbos requiere de ciertos conocimientos, pues de otra manera no sobrevivirían y nuestro esfuerzo y dedicación no habrán servido de nada.

Para empezar veamos qué son los bulbos. Los bulbos son ciertas plantas de tipo perenne, cuya peculiaridad es que poseen un órgano que suele estar bajo tierra, con el que sobreviven durante la época dura para ellos. Se trata de su reserva de alimentos con la que sobrevivirán hasta que llegue la época más favorable y vuelvan a crecer y desarrollarse.

Hay diversos tipos según el tipo de órgano que tengan las plantas y también según su forma y según esto, se pueden llamar bulbo, rizoma o tubérculo.

Existen los bulbos de primavera y los bulbos de verano- otoño. Los bulbos de primavera se plantarán entre octubre y noviembre y florecerán en primavera, entre ellos encontramos los Narcisos, los Tulipanes, los Jacintos, los Crocus, los Lirios o las Azucenas amarillas, por ejemplo. Por otro lado, los bulbos de verano- otoño serán plantados entre los meses de marzo y mayo y florecerán durante el verano y el otoño. Es el caso del Nardo, las Azucenas rosa, el Gladiolo, el Ciclamen, las Dalias o las Begonias entre otros.

Para plantar bulbos también es muy importante el sustrato con el que se haga. Se trata de escoger la mejor tierra donde se van a plantar los bulbos, ya que es imprescindible que sea una tierra que drene muy bien, pues la acumulación de agua acabará pudriendo los bulbos.

Una vez que ya tenemos los bulbos comprados y la tierra donde se van a plantar, necesitarás una azada y un plantador de bulbos, o en su defecto una pala.

Instrucciones para plantar bulbos

  • Lo principal es que escojas bulbos en buen estado. Deben estar duros, sin golpes ni agujeros. Presiona un poco con tus dedos para asegurarte de su estado, pues si se hunde un poco será mejor que no lo cojas.
    Cómo plantar bulbos
  • Puedes plantarlos tanto en maceteros como en la tierra del jardín. Pero siempre deberás remover la tierra (ararla) para que quede suelta y manejable. En el caso del jardín puedes ayudarte de una azada, y en el caso de maceteros a veces es más cómodo hacerlo con las manos.
    Cómo plantar bulbos
  • El momento de plantarlas es muy especial, pues dependiendo del bulbo que sea se tendrán que plantar manteniendo más o menos cierta distancia entre un bulbo y otro. Lo normal es que se guarde una distancia de entre 5 y 20 cm.
    También se requiere de una profundidad específica según la especie de bulbo. Puedes mirarlo en la etiqueta, donde normalmente viene señalado, de todas formas suele ser el doble del tamaño del bulbo.
    Por último recuerda que la parte por donde sale la planta, llamado punto de brotación debe quedar hacia arriba.
    Cómo plantar bulbos
  • En cuanto al abono, puedes ponerle un poco o no, pero nunca pasarte en la cantidad, pues ya el bulbo contiene alimento en reserva.
  • Por último solo queda regarlos. Necesitan poca agua. Nunca debes dejar encharcar la zona plantada, pues si no el bulbo se ahogará.
    Cómo plantar bulbos
  • Sólo existe unos cuantos bulbos que podrán permanecer en la tierra durante todo el año, el resto deberás desenterrarlos con cuidado y conservarlos en una caja, cuenco, etc pero pon arena o serrín y guárdalos en un lugar seco, oscuro y fresco.
  • Existen una variedad llamados bulbos forzados que son especiales para florecer en el interior y que su flor dure todo el año.
  • Si has comprado bulbillos (bulbos pequeños que todavía no están listos para florecer) plántalos en una maceta durante uno o dos años, y luego trasplántalos al jardín si quieres.

¿Que necesitas para plantar bulbos?

  • Azada
  • Pala o plantador de bulbos
  • Bulbos
  • Agua

Consejos para plantar bulbos

  • Planta los bulbos en zonas muy soleadas, aunque hay algunos que sobrevivirán en zonas de media sombra.
  • Recuerda mantener la zona plantada bien drenada y abonada.
  • Las flores serán preciosas pero duran muy poco, por lo que si plantas grandes extensiones la mayor parte del año se verá un gran vacío en esa zona. Lo mejor es que los plantes donde hayan más arbustos y flores para que se mezclen y visualmente no haya un gran vacío cuando los bulbos estén en descanso.
  • Cuando las flores de los bulbos de floración primaveral se caen, los tallos quedan muy feos, pero nunca los cortes, pues sino dañarás los bulbos debilitándolos y en la siguiente época las flores serán más pequeñas y en menor cantidad. Una vez que esté muy marchito ya podrás cortarlo, pero si no estás seguro déjalo más tiempo.
  • Es aconsejable que cambies los bulbos de sitio cada año o cada dos años.
  • Si te apasiona la jardinería y las flores aquí podrás encontrar mucha información.
¿Te ha gustado?
23 usuarios han opinado y a un 95,65% le ha gustado.