El kiwi es una fruta exótica y deliciosa la cual se puede disfrutar en su manera natural o para hacer diferentes plantos de cocina con ella. Si ya tienes un árbol de esta fruta o deseas tenerlo, sigue los consejos que a continuación traemos para ti. Continúa leyendo Cómo plantar kiwis.

Consejos para la cultivación del kiwi

Escogencia de la fruta

Para sembrar o germinar kiwis se debe coger la fruta de la mejor manera posible, lo ideal es que la misma sea proveniente de cultivos orgánicos, pues de este modo habrá más seguridad de que las semillas puedan germinar.

Germinación de las semillas

Comienza por partir una fruta a la mitad y saca de allí todas las semillas que más puedas, las cuales deberán encontrarse enteras.  Luego procede a enjuagar las semillas y ponerlas en un cuenco que tenga agua tibia (no puede ser bastante caliente) luego llévalas a un lugar cálido por un tiempo aproximado de una semana, o fíjate cuando comienzan a abrir. Para que evites que de pronto las semillas se vayan a podrir, cambia su agua todos los días y mantenla limpia.

Toma las semillas y ponlas en una toalla hecha de papel la cual debes humedecerla previamente, mete esto a una bolsa plástica que contenga cierra hermético, cierra esta bolsa y busca un lugar soleado o tibio para ponerla. En caso de que veas que la toalla hecha del papel se seca antes de que las semillas germinen, deberás humedecerla de nuevo.  Recuerda que este tipo de semillas necesitan de un ambiente húmedo para poder germinar.

La plantación

El kiwi es un árbol frutal que necesita del sol, así que es importante que plantes las semillas donde sepas que va a recibir tanto sol como sombra, lo puedes plantar ya sea al lado de una ventana o en un jardín.

En macetas

Si vas a plantar en macetas, deberás prepararlas y humedecerlas junto con una mezcla especial para germinación. En cada maceta puedes poner un aproximado de cuatro semillas.  Rasga una parte de la toalla de papel húmeda donde germinaste las semillas, allí deberás encontrar entre tres y cuatro plantones que se hayan adherido y procede a enterrar esto en las macetas, sigue así en cada maceta hasta que hayas sembrado todo los plantones.  Pon esto en un lugar iluminado, lo ideal es al lado de las ventanas.

Trasplantar al jardín

  • Debes buscar un lugar en el jardín que tenga adecuadas condiciones.
  • Esta planta requiere de un buen espacio para desarrollarse.
  • La mayoría de este tipo de plantas crecerá mejor en el sol o en una sombra medianamente ligera.
  • El kiwi necesita de un pH algo ácido, por lo que si el suelo es alcalino hay que acidificarlo.

El suelo

Este tipo de cuidado es el primero en el que deberás pensar, debes tener en cuenta el tipo de suelo en que lo vas a sembrar, los kiwis prefieren los suelos que estén húmedos pero que a su vez estén drenados, el pH deberá estar entre 5,0 y 6,0. En caso de que la tierra no drene bien o tenga algunas depresiones, deberás plantar el kiwi encima de montículos hechos de tierra.

Te aconsejamos que no vayas a plantar este tipo de árbol cuando el sol esté en pleno debido a que estos árboles por lo general se encuentran dentro de otros de mayor tamaño.

El cuidado de los árboles de Kiwi

En el momento que necesites proteger estos árboles de las heladas o cualquier otro cambio brusco en la temperatura, podrás proteger tus arbolitos poniéndole al troco una capa hecha de hojas de maíz o de arpillera.

El abono de tipo orgánico como lo es el humus a base de lombrices y también la composta son las opciones que mejor tiene el kiwi para crecer sano.

La fertilización puede comenzar a hacerse cuando la plántula comience a tener un buen número de hojas. Cuando llegue a este punto puedes escarbar con mucho cuidado en el rededor de la planta y poner allí agua y fertilizante. Esto se debe hacer las veces que sean necesarias en el año.

Atar los brotes

Cuando los kiwis comiencen a crecer y a producir sus respectivos brotes, empieza a orientarlos para que de este modo hagan su crecimiento sobre un soporte, el cual lo puedes fijar con alambres.

Consejos para plantar kiwis

También se podrá comprar alguna planta pequeña, varios de los productores optan por esta opción. Prefieren una planta que haya salido de una propagación en un vivero, esto se debe a que los cultivares que son propagados tienen rasgos que van siendo de mayor consistencia entre las generaciones, por otro lado la mayor parte de los tipos de kiwi son pertenecientes a las llamadas dioicas, o sea que necesitarán de una planta masculina y de otra femenina para de este modo poder dar sus frutos.  La forma de distinguir los sexos son sus flores y estas se demorarán en salir más de tres años, además es complicada la separación precisa de los plantones para poder lograr que la polinización y posterior producción de los frutos sea óptima.

¿Te ha gustado?
24 usuarios han opinado y a un 91,67% le ha gustado.