Poco a poco como consumidores vamos tomando conciencia cada vez más de la procedencia de los productos alimenticios que adquirimos. Los cultivos ecológicos se han puesto de moda a pesar de ser mucho más caros que el resto de cultivos. Esto responde a la preocupación a la que hacíamos referencia con anterioridad. La mayor parte de verduras y hortalizas que compramos en tiendas y supermercados han sido tratadas con químicos y aunque las lavemos varias veces a fondo siempre quedan pequeños rastros de ellos.

A la larga estos químicos que consumimos día a día pueden llegar a pasarnos factura desarrollando alergias o enfermedades y dolencias digestivas. Por esta razón conviene decantarse por los productos de origen ecológico. Como acabamos de mencionar estos productos suelen ser más caros ya que el procedimiento de cultivo es más lento y más costoso. Por ello es una buena idea comenzar a plantar algunas plantas y vegetales en nuestras propias casas.

De esta forma nos aseguramos de que no han estado expuestos a ningún químico y nos ahorramos una cantidad de dinero considerable. Además plantar perejil en casa es una operación bastante divertida que podrás realizar con los más pequeños de la casa, ya que suelen disfrutar de este tipo de actividades. Plantar perejil es una operación muy rápida y sencilla. La planta aguanta muy bien las diversas condiciones climáticas y crece bastante fuerte en cualquier ambiente exigiendo unicamente unos cuidados mínimos.

Plantar perejil en casa te permitirá, además, tener siempre perejil fresco para preparar tus guisos y comidas preferidas. Si quieres saber cómo plantar perejil continúa leyendo, a continuación te explicamos todos los aspectos a tener en cuenta.

¿Que necesitas para plantar perejil en casa?

  • Semillas de perejil
  • Un lugar con luz
  • Maceta de barro

Instrucciones para plantar perejil en casa

  1. El primer paso que debes realizar a la hora de plantar perejil es escoger el tipo de variedad que prefieres. Existen muchos tipos de perejil. Los dos más habituales son el de hoja rizada y el de hoja plana. Los dos exigen los mismo tipos de cuidado por lo que a la hora de realizar tu elección no debes guiarte por las necesidades específicas de la planta sino por tu paladar. El perejil de hoja plana, también conocido como perejil italiano, tiene una sabor más fuerte que el otro por lo que dará más personalidad a tus comidas. Si prefieres un sabor más suave es mejor que te decantes por el de hoja rizada.
  2. Selecciona un lugar con mucha luz para plantarlo. El perejil es una planta que requiere una gran cantidad de luz. Lo ideal sería que lo plantases en el exterior: en un jardín, un balcón o el alfeizar de una ventana. Si no puedes hacerlo en ninguno de estos lugares no te preocupes, plántalos en el interior pero asegúrate de que están próximos a una ventana para poder recibir toda la luminosidad que necesitan para crecer.
  3. Consigue una maceta, a ser posible de barro. Lo ideal es utilizar una maceta de este material porque permite filtrar mejor el agua y evite que la planta se quede encharcada. Si no tienes una maceta de barro utiliza otra de un material diferente pero asegúrate de que cuenta con un buen sistema de drenaje.
  4. Coloca tierra en el interior de la maceta. Para que el perejil crezca más rápido y fuerte la tierra debe estar muy bien oxigenada. Asegúrate de que la aireas bien removiéndola con una paleta de jardinería. A falta de esta herramienta puedes utilizar una cuchara común. Añade fertilizante natural, por ejemplo musgo, a la tierra.                                      parsley-261039_640
  5. Ahora debes ocuparte de preparar las semillas de perejil. Como te habrás dado cuenta al observarlas son unas semillas muy duras y fuertes. Para ablandarlas un poco y conseguir que la planta brote con mayor facilidad hay que dejarlas remojadas en aguda durante unas doce horas. Lo ideal es que el agua esté templada, al menos al principio, pero asegúrate de que no está muy caliente ya que eso echaría a perder los brotes. Una vez hayan pasado las doce horas sácalas del aguda y déjalas secar. Esta operación puede durar varias horas y dependerá, en gran medida, de la humedad que haya en el ambiente. Es posible que durante la fase de secado algunas semillas comiencen ya a germinar.
  6. Cuando las semillas estén completamente secas puedes comenzar a sembrarlas en la maceta. Realiza pequeños hoyos, coloca las semillas en su interior y cubre los agujeros.
  7. Puedes realizar esta operación en cualquier época del año. El perejil no presenta una época ideal de siembra y crece perfectamente durante todo el año. Unicamente debes asegurarte de que no lo plantas en los días de más frío o calor del año.
  8. Riega con frecuencia. Debes regar frecuentemente pero con muy poca agua. Hay que tratar de que la tierra siempre esté húmeda pero que no quede encharcada. Si regamos demasiado y la tierra queda encharcada los brotes se pudrirán y no llegarán a crecer.
  9. No te desesperes. El perejil presenta una germinación muy lenta lo que significa que durante varios días no verás rastro alguno de la planta. No debes preocuparte. En los primeros momentos todo el proceso sucede bajo tierra. Espera unos días y comenzarás a distinguir los primeros brotes.
  10. No debes dejar que salgan flores ya que entonces no podríamos utilizar el perejil para su consumo. Arranca las flores en cuanto estas comienzan a salir.
  11. Vigila las malas hierbas. Aunque hayas plantado tus semillas en una maceta con “tierra limpia” es muy posible que salgan algunas malas hierbas. Esto sucede porque las semillas pueden llegar transportadas por el aire o porque venían incluidas en la tierra que utilizaste. Debes prestar atención a las posibles malas hierbas y arrancarlas desde el primer momento.
  12. Puedes comenzar a recolectar el perejil a los dos o tres meses de haberlo plantado. Te darás cuenta de cuál es el momento porque la planta empezará a lucir muy frondosa y las hojas comenzarán a aparecer juntas de tres en tres. parsley-476872_640
  13. Puedes recolectar el perejil en cualquier momento del día, incluso en el momento mismo en que estás cocinando, aunque lo ideal sería que lo hicieras a primera hora de la mañana. De lo que debes asegurarte es de que coges las hojas que están más abajo y más próximas a la tierra. Si recortas las hojas superiores lo que estarás haciendo será impedir el crecimiento y desarrollo de la planta y terminarás agotándola.

Consejos para plantar perejil en casa

  • El perejil es una planta muy fuerte y que exige pocos cuidados pero debes recordar mantenerla siempre en un lugar en el que reciba mucha luz.
¿Te ha gustado?
71 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.