El nombre científico que recibe la salvia es (salvia officinalis), es una planta perteneciente a la familia de las llamadas lamiáceas, es bastante resistente y perdurable, la cual tiene un sabor un poco amargo pero muy aromático; esta planta es un condimento ideal para preparar rellenos para aves de corral y otros alimentos como el pescado y el cerdo, entre otros. En este artículo te enseñamos cómo plantar salvia.

Se cultiva alrededor del mundo, como Sur América, Centro América, el centro de Asia, Asia Oriental y en el Mediterráneo y vive de manera espontánea en las islas italianas.

Esta mata alcanza a tener entre 60 y 90 centímetros de largo y 24 de ancho, es robusta, fibrosa y tiene su raíz fusiforme, su tallo es erguido y rectangular del cual salen varias ramificaciones que contienen hojas de forma ovalada, rugosas, espesas y bordes dentados; las hojas están recubiertas por pelusilla, su color es verde ceniciento y sus flores son violetas.

Además de ser un excelente condimento en los alimentos, es una planta medicinal, la cual puede también hacerse en una infusión para beber. Se conoce a esta planta desde la época antigua, los romanos le daban por nombre hierba sagrada o sacra, gracias a los grandes poderes curativos.  Hoy esta planta se considera reina de las plantas aromáticas; es muy utilizada también en la industria cosmética y en la fabricación de licores.

La salvia la puedes conseguir en herbarios o en alguna tienda especializada, pero también la puedes cultivar en tu casa, ya que es sumamente sencillo y así la tendrás siempre a mano.

Cómo plantar salvia

¿Que necesitas para plantar salvia?

  • Semillas o plántulas de salvia
  • Maceta (matera)
  • Tierra
  • Abono

Instrucciones para plantar salvia

  1. Adquiere las semillas de la salvia o las plántulas (las maticas pequeñas).
  2. Ahora prepara bien la tierra donde procederás a sembrar, ya sea en una maceta (matera) o directo en un suelo fértil, el cual debe ser arcilloso y muy bien drenado. Si vas a sembrarla en una maceta, la tierra debe estar abonada y también con el sistema de drenaje adecuado.
  3. Es importante que siembres las semillas cuando la primavera esté finalizando y deben quedar a 2 centímetros de profundidad. Haz los pequeños agujeros e introduce las plántulas o las semillas según sea el caso. Si estás plantando en huerta, haz filas  con 20 centímetros de distancia y que la separación entre planta y planta sea de 70 cm.
  4. Acomoda tu planta donde le entre bastante luz solar, si vives en una casa donde esto no es posible, puedes optar por usar luces fluorescentes, pon la lámpara entre 5 y 10 centímetros de la planta.
  5. Entre 10 y 22 días comenzará a germinar.
  6. Es importante que riegues las plantas seguido durante su crecimiento, el suelo debe permanecer húmedo; una vez crezca sólo debes hacerlo cuando su tierra esté seca.
  7. Cuando las semillas empiecen a brotar, o sea cuando comiencen a salir las plantas y tengan aproximadamente 10 cm de alto, debes abrir un espacio entre ellas de mínimo 5 centímetros.
  8. Siempre debes podar tus plantas eliminando todo aquello que esté seco y en caso de que aparezca maleza retirarla.
  9. Puedes cosechar tu salvia antes de que florezca, esto se dará aproximadamente en junio, tómalas y cuélgalas hacia abajo en un lugar que esté bastante ventilado y donde no le dé directo la luz solar, una vez secas las puedes almacenar, metiéndolas en un recipiente completamente hermético.
  10. Disfruta de tu salvia, ya sea como condimento en alimentos o preparándote un té.

Consejos para plantar salvia

  • Existen lámparas de alta densidad fluorescente que son especiales para el crecimiento de las plantas, las cuales se deben poner a los mismos centímetros de distancia de la convencional.
  • Las plagas que puede tener la salvia serán moscas blancas, ácaros y babosas.
  • Si vas a consumir la planta, ten cuidado con los pesticidas a utilizar, deben ser orgánicos y naturales.
  • Es una planta que se puede adaptar a casi cualquier tipo de suelo, pero al ser una mata mediterránea se recomienda el arcilloso y seco.
  • Si ves que se le están acercando insectos, sólo debes regarla y así los ahuyentarás,  también puedes pasar alcohol sobre la planta para alejarlos.
  • La salvia tiene tres variedades, las cuales son: Salvia Officinalis  que es la más común y en la cual nos concentramos en este artículo; está la Salvia officinalis albiflora  que tiene hojas más grandes que la tradicional y las flores son de color blanco, y por último está la Salvia officinalis purpurascen, sus hojas son más espesas y más alargadas que la tradicional, además de ser rizadas y las flores son azulitas, la cual es muy resistente a la sequía.  Existen también otras variedades llamadas: fina, menor, romana, real, de Aragón, de Jardín, de Moncayo, entre otras.
¿Te ha gustado?
10 usuarios han opinado y a un 80,00% le ha gustado.