El aguacate es uno de los mejores alimentos que hay, es un gran antioxidante, contiene una gran cantidad de vitamina E y D, tiene más potasio que el plátano, es rico en ácido fólico, es fuente de 4 aceites monoinsaturados y poliinsaturados, además de proteína y luteína. ¿Y qué significa todo esto? Pues que contiene una gran cantidad de ácido fólico que las embarazadas necesitan para es perfecto desarrollo del tubo neural del feto, además es perfecto para disminuir inflamaciones en articulaciones. También mejora la cantidad de colesterol y ayuda a mantener estable el ritmo cardíaco. Por otro lado es perfecto para el crecimiento, la reparación de la masa muscular y de los cartílagos. Por último, lo mejor de todo es su efecto positivo en el sistema inmunológico.

Seguro que conocer todos estos beneficios que tiene el aguacate te ha dado ganas de comer más a menudo aguacates, además, ¡están buenísimos!. ¿Qué te parece si te digo que podrías tener un árbol de aguacate en casa de forma fácil?

Puedes plantar el aguacate sin mucho esfuerzo ni demasiados cuidados en tu huerto o jardín, y cuando el árbol esté preparado (que podría ser entre los 5 y los 6 años desde que plantamos la semilla) para dar frutos, puedes esperar a que los dé por su cuenta o empezar a hacer injertos de ramas y yemas.

¿Tengo que ir a comprar las semillas? ¡No! Sólo necesitas comprar un aguacate, comértelo y quedarte con la pipa interior, pues es la que te dará el árbol.

A continuación vamos a explicarte cómo plantar un aguacate paso a paso verás lo sencillo que es.

Instrucciones para plantar un aguacate

  1. En primer lugar debes elegir el lugar donde pondrás tu cultivo de aguacate. Debe ser un lugar donde no sufra las inclemencias duras del tiempo, pues es una planta que no sobrevivirá al frío, el viento frío o la nieve, y mucho menos a los descensos repentinos de temperatura.
    El árbol del aguacate necesita de mucho sol para vivir, lo que es lógico al ser una planta subtropical, no obstante, las plantas jóvenes no soportan vivir al sol constante, por lo que deberás encontrar un sitio donde el sol directo se alterne con horas de sombra durante el día. También puede ser una opción que lo coloques cerca de una ventana y durante el día la muevas a otra zona donde no dé tanta luz solar directa.
  2. Es hora de quedarnos con el hueso del aguacate, así que corta por la mitad el aguacate, manteniendo el aguacate acostado. Si el aguacate está maduro no te costará nada partirlo y girando el cuchillo separarás las dos mitades. Extrae el hueso y límpialo bien. Con la carne puedes comértela o guardarla para otro momento, pero recuerda que en contacto con el aire el aguacate se oxidará y se pondrá negro, por lo que es mejor que lo recubras con papel aluminio o lo metas en una fiambrera oscura.
  3. Este hueso nunca se plantará directamente en tierra, primeramente habrás de tenerlo sumergido en agua para que germine, salgan las raíces, se desarrollen y el tallo crezca y se fortalezca, tanto como para aguantar su propio peso.
    Para suspenderlo en agua deberás atravesar el hueso con palillos o montadientes en horizontal, de forma que pueda soportar el hueso en el borde del vaso o bol.
    Llena el vaso o el bol con agua hasta una altura en la que el hueso quede levemente sumergido, (el agua nunca debe ahogar más de medio hueso).
    La posición en la que debe quedar el hueso es con la parte más puntiaguda hacia fuera del vaso y la parte más redondeada y que puede parecer un poco descolorida quedará un poco sumergida en agua.
  4. Una vez que tengamos el vaso listo, lo dejaremos cerca de alguna ventana como decíamos para que absorba la luz. Ve vigilando el vaso o el bol, para que cuando el agua haya bajado y no cubra el hueso lo rellenes con agua fresca.
  5. El hueso pasará por un período de inactividad durante las primeras semanas, pero después verás cómo empiezan a aparecer las primeras raíces, hojas y el tallo.
  6. Para trasplantar el hueso a una maceta lo ideal es esperar hasta que las raíces hayan alcanzado los 10 cm. No obstante, lo mejor que puedes hacer es dejar que crezca, y cuando el tallo llegue a los 15 cm, deberás cortarlo dejando una altura de unos 7 cm, de este modo conseguirás que crezcan más raíces y que el tallo se fortalezca y se engruese.
  7. Cuando lo vayas a trasplantar asegúrate de hacerlo en tierra más bien suelta y que tenga buenos nutrientes, además deberás mantenerlo bien regado. Cuando lo vayas a plantar deberás retirarle los palillos o montadientes con cuidado, y no te olvides de enterrar bien todas las raíces, en cambio deja la punta superior del hueso por fuera de la tierra.

¿Que necesitas para plantar un aguacate?

  • Aguacate
  • Palillos o pajitas
  • Vaso o bol
  • Agua
  • Tierra
  • Sustrato

Consejos para plantar un aguacate

  • Asegúrate de que el vaso o bol en que tengas el hueso no se caiga en ningún momento para que las raíces no sufran daños.
  • Para que el árbol empiece a dar frutos necesita de un aguacate hembra y uno macho. El primer fruto puede tardar en aparecer entre 5 y 6 años, pero una vez que empiece a fructificar nos dará cada año más aguacates que en año anterior.
  • Ahora ya puedes preparar un delicioso guacamole o una buena mascarilla de aguacate para tu cabello.
¿Te ha gustado?
72 usuarios han opinado y a un 95,83% le ha gustado.