Cómo sembrar y cuidar fresones

No es muy complicado aprender a cultivar fresas, y es una tarea que se sentirá gratificante. El factor más crucial que hay que saber es que las plantas de fresones necesitan mucha energía para generar bayas, por lo que siempre deben plantarse en un lugar donde les llegue el sol.

Aunque las propias plantas pueden sobrevivir en zonas de sombra, la falta de luz solar puede reducir bastante la producción de bayas. Además, las plantas de fresa prefieren los suelos bien drenados, húmedos y ligeramente ácidos. Si se pueden cumplir todos los requisitos de las plantas, puedes aumentar su rendimiento y calidad de las bayas.

La mayoría de las plantas de fresones producen «estolones»; éstos son brotes que las plantas sueltan y, eventualmente, hacen crecer raíces y se convierten en otra planta de fresones. La mayoría de las variedades se propagarán bastante rápido de esta manera, por lo que si tienes un amigo o vecino que cultiva fresas en su jardín, probablemente estará dispuesto a darte unas cuantas. Pero no todas las plantas de fresa son iguales; algunas producen una gran cosecha, otras producen varias, y el tamaño y el sabor de las bayas varían.

¿Que necesitas para sembrar y cuidar fresones?

Antes de comenzar con el proceso de siembra de los fresones, nos gustaría ofrecerte cierta información que tal vez necesites saber de antemano. Una de las peores cosas que puedes hacer es aventurarte a la siembra de cualquier semilla sin antes saber alguna información sobre ellas:

Los 4 principales tipos de fresones

  • Fresones silvestres: Todas las variedades de fresones silvestre son siempre fértiles. Las semillas de la fresa silvestre producen semillas «verdaderas» para sus padres, mientras que las fresas de jardín (tipos típicos que se encuentran en los centros de jardinería) son plantas híbridas, y no producen semillas verdaderas.
  • Fresones de junio: Como su nombre indica, este tipo produce una gran cosecha en 2-3 semanas, y generalmente en el mes de junio. Mientras que la mayoría produce bayas en junio, hay variedades de temporada temprana, media y tardía también. Típicamente este tipo de fresón produce los fresones más grandes.
  • Fresones de siempre: Este tipo produce hasta tres cosechas por año. Típicamente, sin embargo, se obtiene una cosecha a finales de la primavera y otra a finales del verano. Todas las variedades de fresones silvestres son de porte permanente.
  • Fresones de día neutral: Florece y produce fresones todo el año desde finales de la primavera hasta el otoño. Los frutos son más pequeños que los de junio, y suelen ser de tamaño medio a pequeño. Nunca se obtiene una gran cosecha, pero se pueden encontrar fresones casi todos los días durante los meses cálidos.

Cultivo de fresones silvestres

Todas las variedades de fresones silvestres son siempre fértiles, lo que significa que producirán hasta 3 cosechas principales por año. En general, las bayas son mucho más pequeñas que las variedades de jardín estándar, híbridas, pero son muy aromáticas y llenas de sabor. El tipo alpino producirá bayas que son aproximadamente dos veces el tamaño de la fresa silvestre común (del bosque).

como-sembrar-y-cuidar-fresones3

El cultivo de fresones silvestres a partir de semillas puede ser una tarea sencilla o moderadamente difícil. Las plantas, una vez establecidas, son robustas, resistentes a la sequía, y necesitan muy poco mantenimiento. Cuando se cultivan fresones a partir de semillas, es mejor usar una variedad silvestre. Las variedades híbridas de jardín comunes no producen semillas verdaderas. La mejor época para comenzar a cultivar fresones es en primavera, cuando la temperatura todavía es fresca en el exterior.

Instrucciones para sembrar y cuidar fresones

De nuevo, sólo las semillas de fresones silvestres producen semillas verdaderas. Todas las semillas de fresa requieren algún tipo de tratamiento en frío antes de germinar. Una manera de hacerlo es sembrar las semillas al aire libre a finales de otoño, o 4-8 semanas antes de la última helada de la primavera. Otra alternativa para aumentar la tasa de germinación es estratificar en frío las semillas.

como-sembrar-y-cuidar-fresones2

Si no vives en un lugar con las condiciones en las que los fresones germinan, podrías intentar un método como la estratificación. Esto consiste en simular un invierno en tus semillas para que estén bajo las mismas condiciones en las que normalmente se desarrollan. A continuación te daremos los pasos a seguir para realizar esto, desde su estratificación hasta su transplantación, si eso deseas:

  1. Primer paso
    Mezcla las semillas con partes iguales de musgo de turba húmedo
    Mételas en una bolsa que tenga cierre de cremallera
    Déjalas en el refrigerador por lo menos de 4 a 8 semanas.
    No dejes que el musgo de la turba se seque. Después siembra las semillas en macetas llenas de tierra para macetas esterilizada
  2. Paso dos
    Después de que las semillas se hayan estratificado en frío, pueden sembrarse en la superficie en algunos recipientes preparados y llenos de tierra. Es mejor usar una tierra de jardín de calidad cuando se empiezan a sembrar las semillas. Deja las semillas descubiertas, ya que la exposición a la luz, ayuda a estimular el proceso de germinación. Mantén la tierra húmeda y no dejes que se seque completamente. Además, asegúrate de mantener las semillas en un lugar con buena circulación de aire para evitar problemas de hongos y moho. Las fresas silvestres pueden ser lentas para germinar, y toman entre 2 y 4 semanas.
  3. Si comienzas las siembra a principios de la primavera, las plantas generalmente producirán fresas a finales del verano del mismo año. Los años siguientes tendrán una mayor cosecha. Trata de mantener tus plantas bien regadas durante el primer año.
  4. Paso tercero
    Una vez que las plantas de fresa tienen al menos dos juegos de hojas, pueden ser transplantadas al exterior. Espera un par de semanas después de la última fecha de helada antes de transplantarlas al exterior. Debes preparar el lecho del jardín al menos una semana antes de transplantarlas, para que la tierra tenga tiempo de asentarse. Hasta que la tierra esté lo suficientemente profunda, rompe los terrones y retira cualquier resto. Luego mezcla el abono y el musgo de turba esfagno. Riega a fondo el suelo al menos unas horas antes de trasplantar las plantas o sembrar las semillas.

Consejos para sembrar y cuidar fresones

  • Conoce el tipo de suelo: Las fresas prefieren un suelo fértil, bien drenado y ácido con un pH de 6 a 6,5. El musgo de turba de esfagno suele mezclarse con el suelo, ya que es ligeramente ácido y ayuda al suelo a mantener la humedad.
  • Mantenimiento: Las fresas pueden ser regadas al menos una vez por semana o cuando el suelo comienza a secarse. Una vez que las plantas empiecen a producir bayas, puede que quieras cubrirlas con una red. A varios tipos de animales, pájaros y roedores, les gusta mucho comer fresas Las plantas son muy resistentes a las enfermedades y a las plagas, así que no deberías tener muchos problemas en este aspecto.
  • Las plantas de fresas silvestres producen bayas desde la primavera hasta el otoño. A finales del otoño, no olvides cubrirlas con montones de hojas ya que esto protegerá tus plantas para el próximo año. A finales de invierno o principios de primavera, las plantas comenzarán a crecer bajo todas esas hojas; esto le dará una buena ventaja en la temporada. Las plantas son muy resistentes al frío, pero no las descubras demasiado pronto, especialmente si hay posibilidad de nevadas.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.