Saber cómo y cuándo podar los geranios no es nada fácil y, sin embargo, es algo de vital importancia si tienes este tipo de plantas en tu jardín. Los geranios suelen hacer bonito, pero necesitan podarse de vez en cuando.

Una poda es cortar los tallos del geranio de raíz, lo cual tiene dos funciones principales. La primera, es una función para favorecer el crecimiento de la planta, es decir, cortar los geranios para que crezcan más fuertes, eliminando por el camino los tallos y flores muertas. En segundo lugar, es un fin estético, sobre todo en el caso de los geranios redondos, ya que, al podar los laterales, vamos a hacer que las plantas sean redondas y así, mucho más estéticas.

Podar es muy fácil a simple vista, pero después tiene sus consideraciones. Una buena poda puede hacer tu jardín digno de un noble, porque será bonito y floreciente a la vez. Sin embargo, una mala poda puede estropear tu jardín, ya que, por ejemplo, podar en una época equivocada suele ser fatal.

Para aprender a podar, necesitamos saber cuándo hacerlo, y por supuesto, cómo hacerlo. En primer lugar, tenemos el cuándo podar, algo importante y que poca gente sabe. Si podamos en la época correcta, los tallos crecerán, pero si lo hacemos en la época incorrecta, puedes estropear la salud de la planta para siempre.

En segundo lugar, tenemos que saber cómo podar, es decir, tenemos que aprender a hacer el corte de la forma correcta, tenemos que aprender los tallos que debemos podar y los que no, y además, debemos aprender algunos trucos, como por ejemplo si tenemos o no que sacrificar las flores.

Seguramente, si estás aquí es que estés interesado en aprender a podar, y también es posible que hayas cometido algunos errores en el pasado, matando a las plantas en el proceso. No te preocupes, ya que todos cometemos errores y nadie ha nacido aprendido.

Realmente, podar es tan fácil como parece, siempre que aprendas las consideraciones que te he dicho antes, las cuales te explicaré después. En realidad, no tiene ninguna dificultad una vez que lo has aprendido, así que en cuanto lo domines, vas a poder podar todos tus setos sin ninguna ayuda. De esta forma, te vas a ahorrar contratar a un profesional de jardinería, con un dinero que puedes usar para otras cosas.

Así que, sin más preámbulos, vamos a ver cómo y cuándo podar geranios, explicado todo paso a paso obviamente. Además, tenemos un paso extra en el cual, te enseñaré cómo puedes aprovechar los tallos que has cortado.

Instrucciones para y cuándo podar geranios

  1. Cuando podar:
    Lo primero que vamos a aprender, es cuando tenemos que realizar las podas, ya que no es sólo saber cómo podar, sino también es importantísimo el cuándo. Lo primero que vamos a ver, es cada cuánto tiempo tenemos que hacerlo y lo segundo, en qué época es mejor.

    1. Cada cuanto tiempo: Generalmente, los geranios se podan una vez al año, no suele hacer falta más, incluso hacerlo con más frecuencia suele ser malo. Sin embargo, hay algunas excepciones, como por ejemplo si un año hace frío y lo tienes que podar en otoño y luego hace calor y en primavera, pero aún así, pasarán 9 meses como mínimo entre poda y poda.
    2. En qué época: La época del año es muy importante también, ya que, hacerlo en una época que no sea conveniente, te puede traer problemas y estropearte el geranio. Generalmente, se suelen podar en otoño, sobre todo si ha sido un año de calor. Esto se hace porque en otoño se caen las hojas y se renuevan después, así que será más sencillo así que vuelvan a germinar con más fuerza. En cambio, si hace frío, tendremos que hacerlo en marzo, al inicio de la primavera. La razón de esto, es porque si hace demasiado frío, no van a poder soportar las plantas podadas el frío, y es mejor dejarlo para cuando hace calor
  2. Cómo podar:
    Ahora vamos a ver cómo podemos podar, porque no es sólo saber cuándo debemos podar, sino también cómo debemos hacerlo. Para aprender a cómo podar, vamos a ver todos los pasos que debemos dar, todas las consideraciones y algunos consejos. Hacer una buena poda puede marcar la diferencia, porque si lo haces bien, la planta crecerá con muchísima más fuerza. Si en cambio, la poda es de mala calidad y se hace mal, puede estropear toda la planta por completo. Vamos pues con todos los pasos detallados.

    1. Tener en cuenta el tipo de geranio para darle una forma u otra:
      En primer lugar, vamos a ver el tipo de geranio que vamos a podar, ya que, depende mucho de cada tipo de geranio la poda que hagamos o dejemos de hacer. Por ejemplo, si tenemos hiedras, es natural que estas queden colgando, así que no recortes demasiado. En cambio, los geranios redondeados, deben podarse de esa forma, para que así, tenga una forma mucho más estética.
    2. Cortar con tijeras de podar los tallos a “ras”:
      Ahora, vamos a ver cómo se poda, algo que haremos con unas pequeñas tijeras de podar, verás lo fácil que es. Se debe cortar el tallo por el medio, en lo que se llama al ras, es decir, con un corte totalmente limpio por la mitad. No tengas miedo de meter un buen corte, ya que es la forma correcta de hacerlo.
    3. Orden de poda:
      Ahora que ya sabemos cómo se poda, vamos a ver un poco el orden que debemos seguir para hacer una poda de la forma correcta. En primer lugar, vamos a ver lo que se poda primero y después, lo que se poda al final, pasando por lo que no se poda. Primero, se podan los tallos débiles, es decir, los tallos que pensamos que se van a morir pronto, porque así, favoreceremos a que se salven y crezcan tallos más fuertes. Ahora, vamos con los tallos de los laterales, los cuales se cortarán porque son los que más fuerza tienen y porque son los que más estética y juego suelen dar a nuestro jardín. Finalmente, vamos a dejar los del centro sin podar, a menos claro que estén en mal estado. Esto, lo hacemos porque los del centro son los que más posibilidades de crecer tienen, así que los vamos a dejar en paz.
    4. No temas sacrificar algunas flores:
      Aunque dé pena sacrificar flores, muchas veces tienes que sacrificar algunas. Muchas veces, para hacer una tortilla tienes que romper algunos huevos, así que no temas sacrificar alguna flor de los laterales al realizar la poda, porque de esta forma, la planta crecerá más fuerte que nunca. Eso sí, no te cargues todas las flores sanas, sino sólo las de los tallos en mal estado y los laterales.
  3. Esquejes:
    Finalmente, si te da pena y/o quieres tener nuevas plantas, puedes plantar esquejes, es decir, coger los tallos que han arrancado y crear una nueva planta. Puedes volver a usar los tallos cortados, metidos en un tiesto para crear así una nueva planta. De esta forma, podrás crear nuevos geranios para tu jardín y además, podrás también crear plantas nuevas que podrás regalar a tus vecinos y a tus amistades.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.