Aunque posee un nombre algo extraño, todo el mundo ha pasado por encima de ella alguna vez. Es una planta común de color verdoso, densa y que crece sobre todo en los climas más cálidos, que suele nacer entre el césped, y en aquellos suelos que más humedad y riego reciben. En una planta que se usa como componente por los profesionales de la jardinería para formar parte de los céspedes o de los parterres en cualquier parque o jardín particular.

Es una planta que es capaz de extenderse hacia cualquier dirección, a través de los brotes que van creciendo de ella, por lo que es denominada en ocasiones como plaga. Suele darse también en aquellos campos que son grandes y abiertos, sobre los que pasea el ganado, donde existen cultivos, siendo una planta que domina el espacio, en el cual crece. Es usada para cubrir el césped, ya que su bajo coste permite que se use frecuentemente, además de por su fácil mantenimiento. Destaca sobre todo por sus propiedades, al ser curativa, antiinflamatoria, remineralizarte y diurética.

¿Cómo preparar correctamente el terreno antes de sembrar?

Con una máquina de arar que tengas en casa o, sino que adquieras en alguna tienda de jardinería, debes de arar todo el terreno en el que lo quieres plantar, debes de eliminar cualquier mala hierba y cachos de césped que te puedas encontrar, de esta manera mientras la planta se va desarrollando no tiene que pelear su espacio con ninguna otra de su alrededor. En el caso de que no puedas conseguir esa máquina especial para remover el terreno, puedes comprar una herramienta manual.

Debes de prestar atención, por si en el terreno existe Lolium, ya que este impide el correcto crecimiento de la grama. Todo el césped y las hierbas que no sirven y que han sido arrancadas, se deben de retirar con un rastrillo.

El terrero tiene que poseer dos propiedades, que son ser fresco y estar muy limpio. Además, la tierra tiene que tener un Ph que no sea inferior a 5 ni superior a 7, para ello es necesario examinar bien la tierra, si no lo sabes hacer, puedes llevar una porción a algún centro especializado que lo sepa evaluar. En caso de que la tierra esté muy acida se debe de alcalinizar, al igual que si ocurre, al contrario, si el nivel de alcalinidad es muy alto debe de volverse algo más ácido y eso se puede lograr añadiéndole azufre.

Esta grama crece en terrenos que estén correctamente drenados y cuya formación se base en gran parte en la materia orgánica. Suelos de tipo arcilloso, es decir, con un buen aporte de humus, en concreto una capa de unos 15 centímetros, es la adecuada para realizar una siembra de grama.

¿Cuándo sembrar la grama?

Hay dos épocas ideales una es en otoño, pero con precaución con respecto a las malas hierbas y al tiempo, ya que las temperaturas de pocos grados no son adecuadas para esta planta. Y por otro lado la primavera, si se plantan en esta estación no debes de controlar tanto las malas hierbas, sino que debes de dejarlas hasta que las semillas de grama logren germinar, y las hayas cortado un mínimo de tres veces.

¿Cómo sembrar la grama?

Debes de lograr que toda la tierra tenga un mismo nivel de altura, con el rastrillo después de haber arado puedes conseguirlo, sobre todo tratando de que aquellos agujeros, o pequeños montículos que puedan existir desaparezcan. En el caso de que haya hoyos, debes de rellenarlos con tierra. Saca del terreno los pedruscos grandes, o cualquier tipo de deshecho orgánico que te puedas encontrar.

Con ayuda de una sembradora o a mano debes de colocar las semillas de manera uniforme por todo el terreno. Después cubre las semillas con ayuda de un rastrillo, para que puedan crecer correctamente, sin echarles demasiada tierra, los grosores adecuados están entre los 0,30 centímetros y los 0,60 centímetros de altura, es decir que cuenten con una cubierta ligera.

Cuando termina es de sembrarlas, se deben de regar automáticamente, para que toda la tierra esté humedecida, puedes hacerlo una o dos veces al día, para comprobar que está bien húmeda puedes introducir un dedo en ella. Aunque es una planta que resiste bien las épocas de sequía, necesita en sus inicios un buen aporte de agua para lograr germinar, en concreto las tres primeras semanas. Según la planta adquiere madurez, y mida unos 5 centímetros, los riegos se harán con menor frecuencia.

Se le debe de añadir fertilizante que debes de adquirir en una tienda de plantas o de material de jardín, y esparcirlo bien por todo el terreno sembrado. Suele tardar entre 20 o 3 días en germinar.

El césped tarda en crecer hasta lograr un tamaño adecuado, aproximadamente un año, aunque su mantenimiento es algo más barato, requiere de más trabajo y vigilancia continua.

¿Cómo plantar planchas de grama?

Las planchas son ya césped que ha llevado a cabo su germinación y crecido para unirse posteriormente a la tierra. Antes de colocarlo tienes que medir el terreno que quieres cubrir con las planchas. Antes de colocarlo tienes que regarlo bien, al menos un día antes, de esta manera preparas el terreno para que la grama que se coloque tenga un desarrollo sano. No debes de encharcar la tierra, y debes de vigilar que aquella que se eche durante el riego sea bien absorbida. En el caso de que no coja bien el riego, se puede deber a que el terreno es muy arcilloso, por lo que se debe de arar la tierra y añadirle compost.

Coloca las planchas, siempre empezando por la parte derecha, por el lado más lardo del jardín, con la parte que tiene tierra hacia debajo, y presiónalas ligeramente hasta que queden completamente planas sobre el terreno. Sí con cada una de las planchas hasta cubrir todo el espacio. En las zonas donde haya esquinas o pequeños objetos que impidan poner el cuadrado de la champa entero, recórtalo con ayuda de una pala, para lograr que encaje bien.

Coloca siempre las planchas en forma de línea recta, todas deben de estar totalmente pegadas y bien encajadas, ya que, si dejas algún hueco, dará aspecto de agujero y no quedará estético a la vista.

Tienes que darles un riego al día, sobre todo después de colocarlas, el riego si puede ser es preferible que sea por la mañana. Un dato importante a tener en cuenta es que no se debe de pisar durante los primeros siete días desde que se coloca, así se asegura que crezca de manera sana. Si el regado se hace por la tarde o por la noche, va a ser más frecuente que pueda contraer algún tipo de infección o de enfermedad, causada por insectos u hongos.

Tras dos semanas, la grama en forma de plancha ya estaría preparada para convertirse en peatonal.

La poda de la grama.

Esta se realiza en aquellos días en los que no se haya regado, ya que no se puede podar con la grama humedecida. Para conseguir un aspecto estético, se tiene que recortar de forma frecuente sobre todo los bordes, para conseguir que de altura todo mida lo mismo, para usarlo se utiliza la pala con filo o unas tijeras de podar.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.