La planta de los guisantes es una perteneciente a las que llaman trepadoras, puesto que necesitan un soporte para poder crecer y llevar a buen términos las vainas que contienen en su interior el preciado tesoro del producto final, el cual es usado para distintos fines gastronómicos ¿Te interesa el tema?

Es cultivada en casi toda Europa por lo delicioso de su sabor, además de acompañar diferentes platos, además el guisante viene a ser prácticamente la semilla de la planta siendo cultivada por este factor que es imprescindible para cualquier chef que gusta de usarlos en la preparación de algunas comidas.

Ya en América también se está tomando en consideración tanto el consumo como el cultivo del guisante, apreciado en muchos países por su sabor además de lo tierno que son a la hora de cocinarse, pudiendo colocarlo como ingrediente en algún plato principal para el paladar más convencional o exigente.

¿Que necesitas para y cuándo sembrar Guisantes?

  • Primero para cultivar los guisantes que el clima sea acorde con ello.
  • La humedad debe ser constante para que se dé de la mejor manera.
  • Regarlos siempre aunque no  ahogar a las plantas, ya que esto puede perjudicar la siembra.
  • Las plantas de flores deben regarse a menudo cuando el clima esté demasiado caliente ya que suelen secarse por ello.
  • Es importante entender que el guisante es una planta que posee muchos nutrientes y que al cosechar se puede usar para otros rubros el terreno.
  • También debes tener presente que el suelo debe estar siempre húmedo para que se pueda dar a planta, por ello antes de sembrar debes regar suficiente el terreno.

Cómo y cuándo sembrar Guisantes

Instrucciones para y cuándo sembrar Guisantes

  1. El guisante tiene una temporada de siembra en los meses de octubre a diciembre que son los meses de otoño-invierno, fríos y bastantes lluviosos y después de esperar tres meses podrás tener la primera cosecha de este producto para ser tomado de la planta. ¿Ves que es fácil?
  2. Al sembrar tienes que poner la planta directo en el terreno enterrándola no muy lejos de la superficie para que pueda nacer y crecer de una manera rápida y así tener una cosecha normal y hermosa. Debes tener en cuenta, además colocar no más de cuatro semillas en el surco.
  3. Cuando la planta de guisantes haya surgido de la tierra y necesite la limpieza para quitar malas hierbas debes intentar no tocarla puesto que son muy delicadas además que están casi en la superficie y pueden romperse o salirse de la tierra con facilidad.
  4. Al crecer la planta debes colocar un apoyo o sostén con el cual podrás ir enredando la planta a medida que su desarrollo y crecimiento sea avanzado, por tanto debes estar pendiente que estas bases sean de unos materiales firmes y estén enterrados para que aguanten el peso de las vainas.
  5. Después de colocar la semilla en la tierra mantendrás un riego constante para que la planta esté húmedo más no ahogada y al salir el primer brote, deberás colocar un abono o fertilizante que los cubra contra cualquier plaga o insectos que deseen alimentarse de ella.
  6. A medida que pase el tiempo la planta va creciendo y enredándose en el soporte que has hecho de cualquier material y así podrás tener una cosecha sana después de tres meses y medio de germinación, durante el cual debes tener en cuenta el cuidado para que no se merme o se pierda.
  7. Para elegir la ubicación de la planta puedes optar por un rincón donde reciban el sol de la mañana, pero el de la tarde que es más fuerte no los llegue a tocar plenamente, aunque en los meses de invierno el sol no suele ser muy caliente por lo que no deberás temer.
  8. Debes abrir los surcos con mucho cuidado donde colocarás las dos o tres semillas que has guardado para sembrar de una cosecha anterior y los cuales crecerán de manera sencilla con un cuidado especial que tendrás que llevar a cabo de manera eficiente.
  9. Los surcos los realizarás con una azadilla pequeña con la cual podrás abrirlos y colocar la semilla a una distancia no muy enterrada de la superficie y presionar la tierra para aplastar un poco la tierra sin llegar a taponarla, porque hay que dejar que respire y tome algo del oxígeno del aire.
  10. Si lo deseas, puedes hacer una caseta más elaborada para que la planta pueda crecer de manera abierta y despejada, haciendo que la misma no crezca atropellada, por otros lados que no son los deseados y mal formada por lo que es importante esta parte en sí.
  11. Recuerda que si fabricas una huerta en el patio de tu casa deberás tener en cuenta mantenerlo lejos de las plantas ornamentales es decir, separar éstas del huerto de la casa para que no se confundan unas con las otras.

Cómo y cuándo sembrar Guisantes

Consejos para y cuándo sembrar Guisantes

  • Es importante que el suelo sea el indicado para que la planta pueda crecer de manera óptima lleno de los nutrientes necesarios.
  • Nunca debe faltarle el agua, puesto que es lo que le dará vida a la planta además de mantenerla hidratada y fresca para que pueda retoñar o surgir de manera regular.
  • Es importante tener en cuenta que la planta debe estar en un clima ni cálido ni frío, es decir templado donde se mantenga fresca y crezca de manera eficiente.
  • Las montañitas de tierra donde deberás colocar la semilla, deben tener la temperatura ideal, los nutrientes necesarios y libres de animales e insectos que afecten el crecimiento de la planta de guisante.
  • Cuidar muy bien tanto la raíz, el tallo y las hojas ya que después de retirar las vainas las plantas seguirán creciendo dando flores hermosas.
  • Usa siempre fertilizantes y abonos caseros que sean de la mejor calidad para que la planta crezca sana con los nutrientes necesarios para el organismo.
  • Todas las verduras y legumbres aportan nutrientes necesarios para estar sano y fuerte, por lo que cultivar todos los alimentos que necesitas puede hacer que te alimentes sanamente sin fertilizantes y venenos perjudiciales para la salud.
  • Mantener el ambiente donde vas a cultivar el guisante libre de malas hierbas además de limpio de cualquier cachivache u objeto que afecte de manera negativa a la planta de guisante.

Los guisantes son una legumbre realmente exquisita que admite pluralidad de recetas. Pero no solo esto, sino que comer guisante nos garantiza una importante fuente de fibra y vitaminas.

Dicen que los guisantes, junto con las habas, son legumbres que favorecen la pérdida de peso, así que si estás a dieta y quieres adelgazar, ya sabes, incluye guisantes en tu menú diario porque te saciarán, comerás rico y, al mismo tiempo, cuidando tu salud, favoreciendo incluso el estar más delgado.

Te animamos a buscar recetas variadas para que prepares guisantes, ya que pueden ser un alimento para acompañar, por ejemplo en arroces, o un excelente plato para comer en solitario probando diferentes maneras de cocinarlo.

Hay mucha gente que rechaza los guisantes, sin embargo, te decimos que es cuestión de probarlos y cogerles el gusto, porque en la cocina el secreto está en las especias y acompañamiento que se le ponga a los alimentos.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.