Una de las frutas preferidas por la gran mayoría de las personas, sobre todo en épocas de verano. Conocida de muchas maneras en todo el mundo desde aguamelón o melón de agua, hasta síndria y patilla. Lo cierto es que muchos quieren aprender sobre cómo y cuándo sembrar sandias, por los innumerables beneficios que la sandía contiene.

Caracterizada por su gran tamaño y por disfrutarse como una de las frutas tropicales favoritas. La sandia tiene una antigüedad de 4000 años, consiguiéndose diferentes tipos en todo el mundo. Las mismas varían en dimensiones, sabores y hasta formas, dependiendo de la zona en la que se encuentren. Aunque, independientemente de ello, no deja de ser deliciosa y un bocadillo refrescante para quien lo consuma.

Precisamente por el hecho de querer disfrutar de este sabor frecuentemente es que muchas personas sienten la curiosidad de hacer sus propios cultivos de esta fruta. Por su gran tamaño puede parecer intimidante para cosechar, pero lo cierto es que no es una tarea tan complicada.

¿Que necesitas para y cuándo sembrar Sandías?

  • Mucho espacio
  • Semillas de sandia
  • Paciencia y detalle
  • Goteros
  • Atención y detallecomo-y-cuando-sembrar-sandias3

Instrucciones para y cuándo sembrar Sandías

  1. Lo mejor es esperar la primavera. Ya tomaste la iniciativa de cosechar algunas sandias en tu jardín, pero no sabes por donde comenzar. La idea es poder disfrutar de las bondades de esta fruta en el verano, por ello el comienzo de la primavera será la época perfecta.
  2. Realmente este es un fruto que resiste o se adapta a cualquier tipo de clima, sobre todo si se le presta la suficiente atención o cuidado. Pero el momento ideal para su cosecha es cuando la temperatura esta entre los 18 y 24 grados centígrados. Precisamente en búsqueda de este temple es que se recomienda que sea al comienzo de la primavera.
  3. Aunque si la primavera está muy lejos y no quieres esperar tanto tiempo puede buscar otras opciones. Para ello debes adecuar el espacio y las condiciones para que la cosecha pueda vivir. La idea es que tengan la suficiente frescura y calidez a la vez, buscando un equilibrio para que puedan sobrevivir.
  4. Igualmente debes de recordar que antes de pensar en plantarlas hay que considerar el espacio que estas ocupan. Busca un lugar donde puedan germinar aproximadamente 5 de estos árboles, considerando que el espacio sea pequeño. También toma en cuenta la variedad de sandias que existen, ya que algunas crecen más que otras.
  5. Consigue las semillas y plántalas. Las semillas es uno de los pasos más fáciles para sembrar las sandias. Esto se debe a que puedes utilizar las de un fruto que hayas consumido posteriormente o comprarlas en donde vendan este tipo de productos. Lo mejor es que sean los más naturales posibles, así que siéntate a consumir un poco de la misma previamente.
  6. Un paso importante es que la sandía de donde se hayan sacado las semillas esté lo más madura posible. Igualmente debes tener presente que no todos los espécimen que utilices serán formidables. Lo mejor es que siembres varias muestras, para que no te quedes sin cultivo posteriormente, en caso de que algunas no salgan apropiadamente.
  7. Cuidados al regarlas. Luego de que las semillas estén sumergidas en la tierra, es momento de regarlas. Como cualquier fruto esta planta necesita del agua para sobrevivir, pero las cantidades no serán exageradas en comparación con otras especies.  La idea es que a medida que crezca se vaya fortaleciendo y cambien los periodos de riego según sus necesidades.
  8. Lo más importante que hay que saber, en cuanto al riego, es que el mismo se hace por goteo. Esto significa que es mínima el agua que necesitan y hay que tener cuidado con la misma. Si esta no es controlada de la forma adecuada puede llegar a dañar las hojas o incluso la planta completa. De hecho es importante que el líquido no toque las hojas o se sequen manualmente en caso de que ocurra.
  9. Por este último motivo también es fundamental que se tome en cuenta el drenaje que tenga la tierra en donde es plantada. La idea es que el agua no se acumule en un solo lugar, es decir que se filtren con facilidad hasta cubrir por completo sus raíces.
  10. Este proceso hay que repetirlo diariamente, en principio, pero cuidando la cantidad de líquido que se utilice. Cuando ya la planta consiga  algunos centímetros de tamaño se reducirá a cada tres días el riego, mientras no se seque por completo.
  11. Atención en la limpieza. La limpieza también es fundamental para mantener esta planta con vida por mucho tiempo. Debes prestar atención diariamente sobre lo que hay alrededor de su tallo, procurando eliminar maleza u otros agentes extraños.
  12. Otra parte fundamental es que elimines aquellas partes, como hojas o ramas, que no dispongan de suficiente vitalidad. Esto es para evitar que el resto de la planta se seque o muera repentinamente, resolviendo el problema desde que inicia.
  13. Cuidado con las plagas. Existen muchos animales que pueden llegar a arruinar tu siembra de sandias en poco tiempo. La idea es que los reconozcas y elimines en periodos cortos, para que no lleguen a afectar la cosecha. Los mismos pueden notarse fácilmente en las hojas de la planta o a su alrededor.
  14. El pulgón o pulgones, las arañas rojas y los trips son de las plagas que atacan más comúnmente a las cosechas de sandias.  Algunos de ellos son tan peligrosos que pueden desaparecer en poco tiempo las plantas, causándoles la muerte rápidamente. Otros afectan tanto a los frutos como a las ramificaciones, notándose sobre todo en la salud del vegetal.
  15. Otros insectos a los que hay que prestarle atención son las moscas blancas, el oídio, los nematodos y el chancro de tallo. Pero para todos existen tratamientos bastante eficientes, de ser usados con a tiempo. Existen incluso remedios naturales, como la cola de caballo, que ayudan a neutralizarlos salvando gran parte de la cosecha.
  16. A cosechar. Pasarán aproximadamente 4 meses antes de que puedas disfrutar de los primeros frutos de esta planta. Recuerda que para cosechar las sandias debes de tener presente que las mismas produzcan un sonido hueco al golpearlas ligeramente.
  17. Otra señal que indica que las frutas ya pueden ser retiradas es que la hoja que está pegada a la misma se seca. Finalmente si la piel se separa con facilidad al rallarla con las uñas será signo definitivo de que ya puedes cosecharlas. La idea es que sigas cuidando las plantas para poder disfrutar de estas cosechas más adelante.

como-y-cuando-sembrar-sandias2

Consejos para y cuándo sembrar Sandías

  • Algo que te recomendamos es que tengas tu cosecha al aire libre ya que la ayuda de insectos como las abejas es esencial para la polinización de los frutos. De no estar en lugares abiertos se debe hacer este procedimiento manualmente, con instrucciones previas.
  • Recuerda que cada planta suele dar un promedio de 5 frutos por cosecha, así que es de vital importancia que tengan espacio suficiente para desarrollarse. La idea es conseguir Sandías grandes y sanas, de esta forma podrás aprovechar todas las bondades que esta fruta le ofrece al organismo. Lo mejor de todo es que las tendrás en tu propio hogar y que con un buen cuidado perduran con el pasar del tiempo.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.