El aloe vera es una planta con múltiples beneficios, por ello no es de extrañar que quienes tienen la oportunidad, quieran cortar sus hojas. El aloe vera es bueno para la piel, para acabar con las manchas tras las quemaduras, para disminuir los ronchones de una herida que ya ha cicatrizado…Pero solo nos podremos aprovechar bien de ella si sabemos exactamente cómo cortar las hojas de aloe vera.

Seguro que estos dos artículos también te pueden interesar: Cómo Cuidar un Planta de Aloe Vera y Cuáles son los Beneficios del Aloe Vera para la Piel

Si tienes la planta en casa y no la acabas de comprar, es recomendable que la cuides y vigiles sus hojas, retirando las que se hayan marchitado, sino acabarás teniendo una planta que tiene mucho valor, pero que el tiempo ha acabado con ella. Sigue estos sencillos pasos para cortar las hojas de aloe vera sin dañar la planta.

Instrucciones para cortar las hojas de aloe vera

  1. Lo primero que debes hacer es comprarte una planta de aloe vera, a ser posible que tenga más de tres años, pues es entonces cuando sus propiedades están en auge. En caso de que sea menor, deberás esperar un poco a que maduren las hojas, ya que cuando son menores de tres años todavía no se han desarrollado bien sus propiedades.
  2. Una vez tengas la planta, deberás cortar únicamente el número de hojas que necesites y usarlas poco después de ello, sino se marchitarán y ya no podrás hacer nada con ellas.
  3. Corta las hojas que están más abajo y hacia fuera, esas son las más antiguas y por lo tanto las que mejor han desarrollado sus propiedades. Así dejarás crecer a las que están más en la superficie para que sigan desarrollando sus beneficios.
  4. Una vez tengas pensada la hoja que quieres cortar, usa un cuchillo o unas tijeras muy afiladas y acércalas lo más cerca de la raíz del tallo, ya que será más fácil cortarlo porque en el nacimiento es donde más delgadas están.
  5. El corte que tienes que hacer es longitudinal, justo en la parte que la hoja deja de ser verde y es blanca. Haz un corte para separar esta parte y después tira con fuerza para terminar de cortarla.
  6. Una vez tengas tu hoja de aloe vera cortada, extrae el líquido de su interior, para ello pon la hoja en vertical y corta de forma trasversal sus pinchos. Así quedará el gel por un lado y la piel por la otra cara. Para coger el gel, puedes usar una cuchara y llevarlo todo a un mismo recipiente. Exprime al máximo sus hojas sin dejarte nada de aloe vera dentro.
  7. Cuando ya tengas el aloe vera puedes usarlo para untarlo en una herida que tengas. Puedes hacerlo desde el líquido extraído con la cuchara o sino, después de haber cortado los pinchos y quedarte con una cara con aloe vera y otra no, pasártelo directamente por la zona de la piel que necesites.

Consejos para cortar las hojas de aloe vera

  • Es muy importante que el cuchillo o tijeras que uses estén muy afilados. Así el corte lo harás de una sola vez y no dañarás la planta.
  • Cuando vayas a cortar, fíjate que lo están haciendo sobre las hojas más viejas, es decir, sobre las que más profundas están en la planta. Si lo haces con las más jóvenes, éstas todavía no se han desarrollado lo suficiente y estarás desperdiciando sus hojas.
  • Si vas a comprar la planta de aloe vera, pregunta siempre la edad de la misma, pues lo ideal es de 3 años para arriba. Nunca menos, porque entonces será una planta poco madura y no servirá de mucho y tendrás que esperar a que crezcan más.
  • Cuando cortes una hoja, es importante que la vayas a usar de inmediato. Si la dejas mucho tiempo después de haberla cortado, finalmente la hoja se marchitará.
  • Ten cuidado cuando vayas a cortar por las espinas que tienen las plantas. Podrías pincharte, así que lo mejor es que te pongas unos guantes para podar.
  • Aunque solo hayas cortado una hoja, lo que necesitabas, puede que te haya sobrado. Lo que debes hacer es envolver el trozo que sobra, envolverlo en papel de aluminio y meterlo al congelador. Aunque no deben pasar más de tres o cuatro días hasta que vuelvas a usarla.
  • En caso de que el aloe vera sea para consumir, cuando cortes los pinchos y extraigas el aloe vera, es muy importante que no te salga una sustancia amarillenta que se llama acíbar, ya que tiene efecto laxante y si la consumes puedes encontrarte mal durante un par de días. En caso de que sea para untar en el cuerpo, no importa si aparece esta sustancia.
  • Si vas a comprar una planta de aloe vera pero no sabes o no te fías de la edad que tiene, debes saber que por cada año le suelen salir de 6 a 8 hojas, por lo tanto, tú que quieres una planta de más de tres años, debería tener, como mínimo 18 hojas o 19 hojas.
¿Te ha gustado?
59 usuarios han opinado y a un 94,92% le ha gustado.