Las flores silvestres son las que crecen de una manera espontánea y natural, o sea que no las tomó el hombre para su cultivo, dentro de estas también podemos encontrar las flores autóctonas de una región por ser las que crecen de forma natural alrededor de una ciudad, en parques o plazas que han sido abandonados. Las flores silvestres tienen un pool génico (acervo gético) bastante amplio, lo que las diferencia de las plantas cultivadas y la fuerza que tienen aún no la han perdido a pesar de la manipulación del hombre. Continúa leyendo Cuáles son las flores silvestres.

En otras palabras, estas flores son las que crecen de forma salvaje, o sea que en ningún momento fueron sembradas de forma intencional, de todos modos las praderas de este tipo de flores de especies mixtas son vendidas en paquetes con semillas.

Este tipo de flores tienen una bueno capacidad de adaptación al medio, también una calidad biológica y buena vitalidad, ya que no han sido modificadas por el humano para aprovecharlas.

Las flores silvestres son muy bonitas y tienen una belleza que es exótica, por ello son comercializadas, incluso de forma ilegal, ya que en algunos países saben del potencial que tienen y no es permitida su extracción.

Sin duda las flores silvestres son fascinantes, no es sino detenerse un momento a mirarlas y ver su forma, podemos apreciar que hay una variedad de hermosos colores, un rico aroma, y delicados y suaves pétalos, por otro lado tienen una elegancia que hace que los paisajes sean más bonitos.

Sin duda son flores de admirar y muy atractivas, pero ellas tienen una función principal que es la de producción de semillas para cumplir con el ciclo vital de reproducción. Debido a esto las flores tienen estructuras hechas para atraer aves, insectos e incluso murciélagos que se encargarán de la polinización. Las mariposas y los pájaros llamados cantores buscan especialmente flores silvestres, pues en ella encuentran más alimento que en aquellas que han sido cultivadas.

Si te preguntas cómo se pueden distinguir las flores silvestres de las cultivadas, la respuesta es que no es fácil. Estas flores que no han sido manipuladas por el hombre, en las enciclopedias se encuentra como: aquella planta que posee un blando tallo y flores vistosas, pero otros libros que también tratan este tema, incluyen flores de tallo leñoso, así que estas incoherencias hacen que sea difícil llegar a una definición que nos abarque todas las flores llamadas silvestres.  Por ejemplo, solo en Norteamérica, hay clasificadas más de diez mil flores silvestres.

Hay algunas de estas flores que tienen semillas bastante viajeras, las cuales pueden realizar unas travesías muy extensas tanto por agua como por aire, aunque la mayoría tienen una limitación natural, pues crecen sólo en zonas específicas. Hay semillas muy finas que no tienen problema en hacer un viaje por el viento y recorrer bastantes kilómetros, por el contrario las que tienen integrados paracaídas, como por ejemplo el diente de león, sólo pueden recorrer algunos metros (cientos).

A continuación veamos algunos ejemplos de flores silvestres

Malva común

Su nombre científico es Malva Sylvestris, esta flor se usa de forma tradicional por su coloración para darle color a algunas infusiones o preparación con plantas. En la antigüedad sus flores eran utilizadas para tratar problemas del aparato respiratorio como la bronquitis, la tos, el asma, entre otros. Esta planta contiene mucílago en buena cantidad (eso es un expectorante), tiene cinco pétalos que tienen forma de un corazón.

Margarita

Su nombre científico es Bellis Perennis, esta flor es bastante común e incluso se usa como planta en los jardines, crece en el norte y centro de Europa, es herbácea y se usa mucho con fines decorativos.

Este artículo sobre las margaritas donde te explicamos cómo cuidar margaritas seguro que te interesará

Colza

Su nombre científico es Brassica Napus. Esta flor se hizo famosa de una forma triste, ya que en España, en el año 1981, 1000 personas murieron y veinte mil quedaron intoxicadas por consumir aceite sacado de esta planta, pues tenía restos de pesticidas que eran bastante tóxicos para el humano. Por otro lado sigue siendo una planta alegre que llena campos de un lindo amarillo en la primavera. De igual forma, de algunas colzas se saca aceite, sobre todo para alimentar los animales, pero se hace con una elaboración responsable y delicada. Hay una variedad de esta flor que puede resultar tóxica si se consume en cantidades grandes, su distinción se dificulta.

Campanillas azules

Su nombre científico es Convolvulus Sabatius, esta planta silvestre es conocida por sus vistosos colores y flores muy hermosas, tiene un tono que es entre azulado, púrpura y morado, esta planta se desarrolla en lugares fríos y en rocas, además es bastante frágil.

Amapola

Su nombre científico es Papaver Rhoeas  es una hermosa planta, que hoy en día connota circunstancias tristes, pues de algunos tipos de ésta se extrae látex de opio, de allí se saca  la morfina, pero también otras sustancias que son de uso ilegal, que luego se comercializan de este mismo modo. Esta planta, entre sus propiedad de tipo medicinal, encontramos que es sedante, por ello también se le denomina adormidera, en cantidades pequeñas se usa para aliviar diferentes problemas entre los que encontramos el nerviosismo, la ansiedad y el insomnio. Los pétalos que ya se encuentran secos se utilizan para aliñar varios platos de la buena cocina, en especial las ensaladas. Sus pétalos son delicados y su color es un intenso rojo.

Jacinto

Su nombre científico es Hyacinthus, esta flor tiene su origen en África y en el Mediterráneo, estas flores silvestres emanan una peculiar y deliciosa fragancia, las hay de varios colores entre las que encontramos amarillas, blancas, azules y rojas.

Diente de león

Taraxacum Officinale es su nombre científico. Esta planta le gusta a mucha gente, en especial a los niños, ya que es común tomar la flor, luego pedir algún deseo y después soplar el diente de león hasta que todas las semillitas de la flor vuelen, por otro lado es un planta que tiene muchas propiedades de tipo medicinal, puede ayudar a depurar el organismo y además alivia problemas que se derivan de la retención de los líquidos.  Las flores son de color amarillo-naranja, pero una vez se secan se vuelven blancas como una bola de nieve y volátiles.

En este artículo te explicamos más beneficios del diente de león

Hortensia

Su nombre científico es Myosotidium Hortense, tiene su origen en Nueva Zelanda, exactamente en las islas Chatham. Tiene colores llamativos entre lilas y azules, es en racimo y es usada como una planta ornamental.

Aquí aprende algunos buenos consejos para el cuidado de las hortensias

Espliego, lavándula o lavanda

Su nombre científico es Lavandula Officinalis, esta es una flor que es bastante aromática por otro lado es muy hermosa y por ello decorativa, las flores tienen un tono violeta y están en forma de espigas. El aceite esencial de esta planta es utilizado para aliviar la tos, dolores de los músculos y como relajante. En la antigüedad ponían lavanda en la almohada para así combatir el insomnio. Si quieres aprender cómo plantar lavanda aquí te lo enseñamos.

Romero

Rosmarinus Officinalis es su nombre científico. Esta planta por un lado tiene mucho valor medicinal y por otro es muy versátil, además es una planta bastante aromática que se usa para saborizar y condimentar una diversidad de platos. El romero es antiinflamatorio, antioxidante, estimula la circulación de la sangre y ayuda a la tonificación muscular.

Tomillo

Su nombre científico es Thymus Vulgaris. Es una planta aromática, por lo que tiene muchos usos en el mundo de la cocina. Su aceite esencial es usado para aliviar problemas de digestión y cólicos. Se parece al romero, por lo que se pueden confundir bastante fácil y el tomillo destaca por sus propiedades que te explicamos en este artículo.

 

¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 81,82% le ha gustado.