Cuando se decide plantar un pequeño huerto o no se tiene muy claro qué legumbres, hortalizas, etc. Plantar, hay que pensar en cosas que sean útiles y den mucho juego y de paso, que sean sencillas de plantar y cuidar. Por eso, las habas, son las hortalizas que siempre se tienen en cuenta, por ejemplo, los huertos urbanos.

Las habas, son hortalizas. Como tal, deberemos tener en cuenta qué tipo de huerto tenemos o queremos montar. ¿Por qué lo decimos? Porque puede haber diferentes tipos de habas y diferentes maneras de plantarlo. Comentaremos algunos de ellos, para que se tenga en cuenta y seáis vosotros, los que decididas, según las necesidades.

En cuanto a estas hortalizas, son las más fáciles de mantener, plantar/sembrar apenas requieren muchos cuidados. Un par de cosas básicas: la tierra, que les de el sol y en cuanto al agua, lo justo. Cuidado con regarlo en exceso y en casos donde llueva bastante, prácticamente, podrías hasta evitar el regarlo.

Instrucciones para y cuándo plantar habas

  1. Si tienes por ejemplo, un huerto urbano, podrías tener en cuenta las habas que tu mismo preparas en casa.
  2. Colocadas previamente (con 24horas antes es suficiente) compradas en un supermercado y colocadas en agua, en remojo, las tienes listas para el día siguiente poder plantar.
  3. En pequeños jardines, balcones, maceteros tipo urbano… puedes plantar las habas por semillas. Simplemente ten en cuenta el espacio, la tierra previamente limpia, tierra para plantar, el riego, las temperaturas… y esperar para que crezca.
  4. Y si ya tienes un huerto y quieres plantar esta hortaliza tan socorrida, básicamente, limpia bien el terreno de malas hierbas, de piedras, suciedad… hecho esto, ten en cuenta el tipo de tierra que más le conviene.
  5. No olvidéis el sustrato de plantación, que haya una buena humedad sin excesos de agua y mucho sol en este caso.
  6. Ojo con el frío (evitar las heladas).
  7. Si se plantan las semillas, bastarán no más de diez centímetros de hundimiento. Se vuelven a cubrir e ir dejando espacio entre ellas.
  8. Si se mantiene en buenas condiciones, pueden llegar a durar como poco entre los cuatro y los siete años las germinaciones. Es decir, irán saliendo cada año las habas.
  9. En cuanto al tiempo de la germinación, dependerá también del factor tiempo/temperatura. Pero contad unos quince días (dos semanas arriba o abajo).
  10. Cuando las hayas sembrado, coloca unas pequeñas cañas y unos cordeles. Esto servirá para que cuando vayan creciendo, puedas atarlas a la cuerda/cordel y no se caiga la mata y termine rompiéndose o enredándose entre ellas.
  11. Si haces la siembra en días que sea de estas lunas: que esté entre la luna menguante y la luna nueva.

¿Que necesitas para y cuándo plantar habas?

  • Un pico para picar la tierra y dejarla blanda y sin malas hierbas.
  • Una pala.
  • Un rastrillo para dejar la tierra blanda limpia y más allanada.
  • Un huerto con espacio, un macetero, un tiesto amplio…
  • Tierra vegetal. Puede haber también tierra un poco arcillosa (si se tiene en el huerto genial, pero también puede comprarse).
  • Cuidado con las heladas. Si ya está plantado, compra plásticos para taparlo o un pequeño invernadero para que no se hielen y se eche a perder.

Consejos para y cuándo plantar habas

Ten en cuenta las épocas del año para plantar las semillas de las habas. No lo hagas cuando te apetezca o cuando no toque, porque simplemente o tardarán muchísimo en germinar y salir o directamente, ni lo harán. Se secarán, pudrirán y se te morirán sin terminar de salir.

Ten en cuenta, por ejemplo, que, si decides plantar las habas en otoño, podrías empezar a recolectarlo en primavera.

Aunque siempre se aconseja que es preferible si quieres poder recogerlas antes, que hagas la siembra en primavera y así con el clima y el calor, podrás recoger las hortalizas como muy tarde en ese mismo verano y en el mejor de los casos, en la misma primavera.

Mucho cuidado con los inviernos duros o los otoños. Evita al máximo las heladas, la nieve, el frío… en casos de que ya lo tuvieras plantado, pon plásticos o bien, realiza un invernadero.

Si no te atreves a iniciarte con la plantación de las habas o no quieres hacerlo a lo grande porque no tienes espacio ni quieres gastarte mucho dinero, prueba con algo más pequeño, como los maceteros o los pequeños huertos que no dejan de ser, en definitiva, maceteros más grandes que los tiestos comunes pero hechos específicamente para la función de un huerto urbano.

Los payeses tienen la costumbre de realizar las siembras (no todos, pero algunos) en algunos días con un tipo de luna concreta. Como lo estáis leyendo. Las semillas se dice que pueden germinar con más rapidez cuando la luna está entre cuarto menguante y la luna nueva.

Y, sobre todo, si has hecho bien la siembra, nunca intentes ir rebuscando y desenterrándolo por si tarda un poco más de o debido en germinar. Te cargarás todo lo hecho.

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.