La cebolla es uno de los condimentos y alimentos, que no falta prácticamente, en ningún hogar. A la hora de plantar, es de los tubérculos más sencillos para poder sembrar, cultivarlo y tampoco es complicado de mantener.

Hay que saber qué tipo de cebollas se van a plantar, pues en el mercado hay una gran variedad. Lo mismo ocurrirá según el tipo de plantación/siembra.

En el mercado hay muchos tipos y clases de cebollas. Las hay que incluso se pueden comer las hojas. Las hay con un sabor muy suave, dulces, con un toque picante, con un sabor fuerte, otras que son ideales para hacer salsas, las pequeñitas, las de hojas largas, etc. Sólo hay que saber a qué tipo corresponde cada una. Que cada una, es idónea en una determinada estación del año, no están todas durante todo el año. Y, sobre todo, que hay un tipo de cebolla que pega más con según que alimentos, preparados e incluso y si te gusta, se pueden llegar a comer crudas. Sigue leyendo, aquí intentaremos desvelarte algunas de ellas.

Instrucciones para y cuándo sembrar cebollas

  1. Ten en cuenta el tipo de siembra, como la que más se usa y se le llama directa. Para hacer esta plantación simplemente es tipo siembra, con las semillas de las cebollas o bien mediante los bulbos.
  2. En caso de que se decida plantar las cebollas por bulbos, se tendrán que recubrir con una pequeña capa que les haga de parapeto/manta y lo justo para taparlo, pero sin dejarlo muy enterrado.
  3. Ten en cuenta el espacio. No hace falta que sea un huerto grande, ni tan siquiera que tengas huerto. Puedes plantarlo en una maceta un poco grande o en un huerto urbano. Simplemente, valora el espacio que debes dejar entre los bulbos y las semillas (porque después crecerá y no tendrán espacio para crecer bien y la cebolla no se hará como debería).
  4. Cuando veas que ya ha crecido un poco como unos quince centímetros aproximadamente de alto, ya se podrá arrancar y estarán las cebollas ya listas.
  5. Las estaciones idóneas para la plantación de las cebollas son siempre en primavera, verano, otoño e inverno. O sea, todas, menos otoño.
  6. La plantación siempre con mucho sol para que crezca sin problemas.
  7. Hay que tener en cuenta el tipo de cebolla para saber a que familia corresponde y cuando es el tiempo idóneo para su plantación y posterior recogida.
  8. Ten en cuenta las cebollas que son de plantación de primavera y verano (tardarán unos meses en recogerse).
  9. Y ten en cuenta también, las que son cebollas que se plantan en octubre (otoño).

¿Que necesitas para y cuándo sembrar cebollas?

  • Un pico. Lo necesitarás para picar la tierra y poder plantar los bulbos o por el contrario picar para dejar lista la tierra para las semillas.
  • Tierra.
  • Hacer huecos en la tierra y enterrar las cebollas.

Consejos para y cuándo sembrar cebollas

Tipo de cebolla que podemos encontrar en el mercado. Hay que tener en cuenta que cada cebolla puede darles un gusto diferente a los platos. Porque hay cebollas que, por ejemplo, ¡son dulces!

Las cebollas más comunes, que son las que más se consumen use encuentran con más facilidad son la cebolla amarilla y la cebolla blanca. Y están las cebollas que se pueden comer crudas, que son las que se cultivan durante casi todo el año. Y hasta podemos encontrarlas con particularidades.

¿Sabíais que hay cebollas que se comen cocinadas y saben dulces pero que se pueden comer también crudas y tienen un toque picante?

La más clásica, la más utilizada en la cocina y la más fácil de cultivar y, además, casi se diría que la más económica, es la cebolleta. Tiene ese olor característico (como los famosos calçots), se pueden incluso comer crudas y tienen un sabor suave y dulce.

La cebolla clásica, es la cebolla amarilla. Que por fuera es marrón, la más utilizada en la cocina y su sabor es suave. La más suave de toda la “familia” de este tipo. El conocido como puerro salvaje, que se le da un aire a la cebolleta, tiene un sabor parecido al ajo y la cebolla junto. Su sabor es dulce y suave y en este caso la diferencia es que las hojas se pueden comer también.

La cebolla blanca se le parece mucho a la cebolla amarilla, pero en este caso, es más suave y más dulce. Se pueden comer crudas. Es la cebolla ideal para añadirla a las ensaladas, a las pizzas caseras, pasta, etc.
La famosa chalota, tan reconocida por los cocineros franceses. Este tipo de cebolla tiene diferentes tipos de forma, se pueden encontrar más alargadas o pequeñas y redondas. Son las cebollas ideales para realizar salsas, pastas y se utiliza también para la comida asiática.

Cebolla perla son cebollas pequeñitas, de color blancas. El puerro, ¿sabíais que se incluyen en la familia de las cebollas? Mucha gente lo confunde con las cebolletas.

¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 92,31% le ha gustado.