Generalmente, muchas personas cuando quieren comer guisantes en España van al mercado y compran guisantes enlatados. Estos granos, por el proceso de enlatado, siempre pierden su sabor dulce y fresco que lo caracterizan; y no solo pierden el sabor, sino también todas las vitaminas y nutriente que tiene este grano; por eso, hoy te presentamos la importancia de sembrar guisantes en tu propio huerto.

Sembrar estos granos en tu propia casa, de forma sencilla y ecológica, te brinda la oportunidad de consumir guisantes frescos, aprovechando al máximo todos los beneficios que nos brinda. Pertenecen a la familia de las leguminosas; conocido científicamente con el nombre de Pisum sativum.

Originalmente, fue traído en la antigüedad desde Palestina – Egipto, pero se cultiva en todo el continente europeo. Además, existen muchas variedades, estas se pueden consumir en forma de desgranado o con su vaina.

Tiene entre sus virtudes una alta cantidad de proteínas; por tanto, se pude consumir estos  guisantes en sustitución de carnes. Casi siempre son de color verde, también existe una variedad de concha lisa y otra de concha arrugada.

guisantes 1

Tienes que tomar en cuenta varios factores al momento de sembrarlos: el clima, el tipo de suelo, la forma de riego, el tipo de semilla y los procedimientos.

Instrucciones para y cuándo sembrar guisantes

  1. Lo primero que debes hacer es seleccionar las semillas de guisantes que vas a utilizar, ya que hay muchas variedades.
  2. Luego, colócalas en unos recipientes y déjala remojando por 5 horas para que el proceso de germinación empiece.
  3. Después, selecciona el espacio del suelo donde las vas a sembrar, puedes sembralas directamente en el suelo, en masetas o barbacoas.
  4. También, puedes fabricar con madera mesas de cultivo para colocar el cultivo más alto evitando que la planta sea maltratada.
  5. Luego tienes que mover la arena y mezclarla con el abono natural o fertilizante orgánico para que quede muy suelta.
  6. Al momento de hacer la mezcla, agrega un poco de agua, rociándola para que quede húmeda la arena y el abono.
  7. La mejor época para sembrar el guisante es en otoño, pero se puede sembrar en cualquier época siempre y cuando se le brinde un buen ambiente.
  8. Para sembrar las semillas debes hacer un pequeño agujero de 5 centímetros de profundidad.
  9. Se debe colocar en cada agujero 4 semillas, por si acaso no nace una, nace la otra.
  10. La distancia que debe haber entre cada hueco sembrado es de 20 centímetros.
  11. Debes buscar unos palos de madera o metal para sembrarlos entre cada uno, con el fin de amarar una maya.
  12. Esta maya es para que la planta, como es de enredadera, se sostenga y no caigan al suelo las vainas.
  13. Luego, debes tratar de hacerle un sistema de riego por goteo. Esto lo puedes hacer con unas mangueras finas que pasen por cada planta unidas a un tanque de agua; a las mangueras se le abre un pequeño agujero en cada planta para que salga agua en pequeñas cantidades o en gotas.
  14. Esto debe ser permanente, que se mantenga la tierra húmeda para que la planta crezca más rápido.
  15. Es aproximadamente a los 60 días cuando la planta empieza a brotar las vainas de guisantes.
  16. Luego, tienes que fijarte que la vaina está completamente formada y lista para cosechar o quitar el guisante. Si la vaina está muy fina o aplastada no los quites por que le falta crecer.
  17. La vaina tiene que estar bien gordita y un poco rugosa para que se pueda arrancar, que se sienta al tacto lo redondo del guisante.
  18. Si se te pasa el tiempo de cosechar, la vaina se pondrá de color amarrillo seca y duro, y los guisantes saldrán duros.

guisantes 2

¿Que necesitas para y cuándo sembrar guisantes?

Los materiales básicos que necesitas son:

  • Semillas de guisantes.
  • Arena y abono.
  • Palos largos de metro y medio.
  • Maya metálica o plástica de cuadros medianos.
  • Palas pequeñas y medianas.
  • Tanque de agua.
  • Mangueras para sistema de riego por goteo.

Consejos para y cuándo sembrar guisantes

guisantes 3

  1. El mejor momento para sembrar es en otoño porque comienzan las precipitaciones y el agua de lluvia es muy buena para las plantas.
  2. Luego, debes estar chequeando siempre las plantas porque en algunas ocasiones le puede caer gusanos o plagas que se comen las hojas.
  3. También tienes que revisar bien y seleccionar el tipo de abono que vas a utilizar.
  4. El tipo de arena es muy importante ya que la arena arcillosa no es muy recomendada para este tipo de planta.
  5. Si la tienes al aire libre te recomiendo que fabriques con alguna ropa que no utilices un espanta pájaros. A los pájaros les gusta mucho comerse los guisantes y en un descuido puedes perder la cosecha.
  6. También existe una plaga que le cae a las hojas y le salen unas manchas de color blanco. Por lo tanto, debes estar pendiente para comprar el químico más indicado según sea el color de las machas de las hojas de la planta.
  7. Te recomendamos que elimines con mucho cuidado las malas hiervas que crecen a su alrededor, estas le quita nutrientes a la planta.
  8. Los guisantes atraen también muchos insectos, tienes que tener a mano un insecticida.
  9. Debes podar las hojas y las ramas que estén enfermas o secas.
  10. Cuando termine la cosecha corta las plantas cerca de la arena para que queden de abono para la próxima siembra.
¿Te ha gustado?