El romero es una de las plantas más conocidas y más utilizadas tanto a nivel culinario, como de jardinería, perfumería y hasta medicinal. Tiene múltiples beneficios y usos.

El romero realmente no es una planta. Se trata de un arbusto. Y como tal, puede llegar a crecer bastante. No es difícil poder encontrarse con romeros silvestres (que crecen en los momentos) y fácilmente los hay de un metro o dos de altura y bastante anchos. Gracias a que son arbustos perennes y es de la familia (labiatae), son bastante duraderos y aguantan fácilmente la climatología algo seca y fuerte.

Son de las plantas que más se le saca partido. Desde la antigüedad. Se utiliza también mucho para dejarlas secar y perfuma de paso el hogar o la estancia. Cuando florece, tiene florecillas pequeñas en un tono lila o de color azul.

Instrucciones para y cuándo sembrar romero

  1. Lo que debes hacer es hacerte con una planta de romero. O bien puedes ir y comprarla (que sería lo suyo para poder después, hacer tus esquejes y a la vez, aprovechar tu arbusto con su fantástico olor). O bien, hazte con un esqueje.
  2. Corta un esqueje. Pero debe ser mínimo entre unos diez y quince centímetros. No lo hagas sumamente pequeño porque puede morirse. Ves a lo seguro.
  3. Otro dato importante, córtalo bien.
  4. A continuación, coge un tiesto si quieres plantarlo en una zona pequeña o bien en un arriate o en el propio jardín.
  5. La tierra debería tener un poco de abono. El justo. De todas maneras, aguanta muy bien las inclemencias y las tierras con poco cuidado.
  6. El lugar donde se vaya a plantar debería darle un poco el sol. Pero cuidado, que no le de tampoco el sol directo.
  7. Necesita estar en un lugar que sea algo cálido.
  8. Riega el esqueje regularmente. Importante para que no se mueran los esquejes que has plantado. Pero cuidado de no pasarte para no ahogarlo y pudrirlo.
  9. Ten en cuenta que no podrás trasplantarlo o saber que ha cogido hasta que no haya hecho ya las raíces. El tiempo generalmente, será de unas tres semanas o puede que incluso un poco antes o después.
  10. Si te corre prisa y quieres que empiece a echar las raíces antes, hay algunos pequeños trucos. Coloca una bolsa llena de agujeros que lo cubra, y así la temperatura favorecerá a su buen crecimiento.
  11. Una vez que hayan salido las macetas, ya puedes trasplantarlo donde más te apetezca. Pero ten cuidado el clima para que no se estropee.
  12. Si vives en una zona de mucho frío, es más conveniente que lo plantes en macetas. El motivo es que puedes así ir moviéndolo y cambiarlo de lugar dado el caso (si nieva, cae piedra, hiela…).
  13. Si por el contrario es una zona templada o hace calor, no hay problema. Es una planta que aguanta bastante bien el calor.
  14. Si decides plantarlo en el jardín, ten cuidado de que el suelo esté bien drenado. Un exceso de agua hará que se pudra y se eche a perder la planta.
  15. Tampoco necesita más cuidados. No será necesario utilizar fertilizantes ni purgantes ni ningún tipo de cuidado extra o especifico.

¿Que necesitas para y cuándo sembrar romero?

  • Necesitarás una maceta o lugar donde quieras plantar los esquejes.
  • Tierra abonada.
  • Una bolsa con agujeros si quieres que te salgan antes las raíces y puedas trasplantarlo antes de lo previsto.
  • Unas tijeras.
  • Un poco de agua, porque tendrás que regarlo (aunque no sea mucha cantidad ni muy frecuente).
  • Un macetero, tiesto o zona del jardín para trasplantarlo y tener el romero plantado.
  • Busca una zona con sol y algo cálida para plantarlo. Pero ten en cuenta que no le de el sol directo.

Consejos para y cuándo sembrar romero

Entre los múltiples usos del romero en la estética así dicho por encima, los que más se utilizan y son muy beneficiosos también en la medicina y en la estética, son los aceites de romero. Alivian los dolores. Los jabones de esta planta, cremas…

Es un arbusto muy agradecido. Si eres de las personas que casi siempre mata las plantas porque se olvida de regarlas o bien no te gusta mucho precisamente, andar regando… te irá bien cuidar del romero. Se riega muy poco. Lo justo y si llueve, es más que suficiente. Por tanto, en zonas de secano, muy secos o cálidos, no habrá problema de que se seque y muera. Sobrevive bien estas zonas.

En cuanto al tamaño, una vez empiece a crecer, si está en una zona donde se acomode bien, puede empezar a brotar y crecer tanto a lo ancho como lo alto y calcula que por medir si crece bien, puede alcanzar medio metro sin problemas y llegar hasta los dos. Tenlo en cuenta, según la zona donde quieras plantarlo. En los jardines queda muy bonito y en zonas donde haya piedras, plantas, zonas rocosas… luce mucho y cuando sobre todo, brotan las flores, con ese azul característico y el olor del romero… es una delicia.

Piensa en las dimensiones que quieres que tenga tu arbusto. Cuando empiece a crecer como ya hemos dicho, lo hará a lo grande. Por tanto, empieza a podarlo dándole un poco de forma si así lo deseas y como truco, aprovecha lo que vayas a cortar para hacer esquejes. Plántalos de nuevo y vuelve a hacer nuevos arbustos. No se debería cortar cuando uno quiera. De hecho, la época idónea para hacerlo es siempre en primavera.

Si queréis aprovechar el romero con todas sus propiedades, su aroma y no tener que tirarlo, podéis meterlo en el congelador. Cortáis unas ramitas, las laváis con un poco de agua para quitarles el polvo, polen y demás y las metéis en una bolsa de congelado. Las metéis al congelador y cuando queráis o necesitéis usarlo, lo sacáis.

Esto es ideal para luego utilizarlo en la cocina como condimento.
Otro truco para utilizar como condimento es coger unas ramitas pequeñas o pequeños trocitos y los metéis en cubiteras. Después llenáis las cubiteras de aceite y lo metéis al congelador. Cuando queráis utilizar aceite con romero, solo tendréis que sacar un cubito y listo.

Si te gusta utilizarlo en la cocina, sácale partido. Puedes utilizar tu propio romero para utilizarlo y consumirlo. Puedes cocinarlo con pescados, con carne, como aderezo, condimento, echarlo también dentro de una aceitera para que tenga un sabor diferente, etc.

En remedios estéticos y de belleza también puedes sacarle mucho partido. Puedes elaborar tus propios jabones artesanales, geles de baño, hacer alcohol de romero (basta con que eches unas ramas de romero dentro del alcohol y lo guardes durante unas semanas sin que le de el sol), echa ramilletes de romero en el agua, etc.

Y lo que seguro te apetecerá más si te encanta el olor a romero, es utilizar ramilletes de romero y cortarlos y colocarlos en jarrones, colocarlos boca abajo para que se sequen y puedas conservarlos, guardarlos en bolsitas y colocarlos dentro de los cajones de la ropa, en los armarios, etc.

Y disfruta de este precioso arbusto. Es muy lucido, queda muy bonito en el jardín, puedes sacar tus propios esquejes, cuando brotan las flores son muy estéticos y lucen mucho (aunque cuidado con las avispas en verano), se pueden hacer múltiples cosas con sus hojas, como habéis podido ver. Hemos dado bastantes ejemplos… y disfruta de ese aroma tan característico y cortándolo al momento, teniendo siempre las ramas frescas.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 80,00% le ha gustado.