Cuidados del cactus de Navidad

Contenido del Artículo

Una de las plantas que empieza a venderse en estas fechas pre-navideñas y que no es tan famosa como la tan típica flor de pascua (la típica roja aunque está en diferentes colores), es el cactus de navidad. Se le llama así, aunque su nombre científico sea Schlumbergera X Buckleyi.

También se le puede conocer con otros nombres como la santa Teresita, pero depende como siempre, al lugar donde os encontréis. La más conocida y la que nosotros haremos más referencia, es cómo el cactus de navidad.

Es una planta muy curiosa, puesto que es de la familia de los cactus, pero no pincha. No soporta bien los cambios de temperatura ni calores extremos (como el resto de cactus) y sus preciosas y llamativas flores, sólo florecen en el invierno. ¿Curioso, verdad?

Instrucciones

  1. El cactus de navidad no se le parece en nada ni por estética ni por cuidados, al resto de su “familia”. Es incluso, podríamos decir, de los cactus más delicados. No soporta cambios de temperaturas, tampoco lleva bien calores extremos, ni los fríos… eso sí, es muy especial con los cuidados mínimos que requiere. Y algo que se debe saber de antemano, es que sus llamativas y bonitas flores, sólo florecen en invierno. Una lástima, porque realmente, lucen durante muy poco tiempo. Pero si se cuidan y se mantienen durante todo el año, florece de nuevo al año siguiente. Por tanto, se requiere paciencia para cuidar y mantener esta planta.
  2. En general, esta planta para cultivarla es sencillo si se sabe qué hacer y cómo. Si observáis que al tiempo, según crece, va cogiendo forma y cayendo, no hay que preocuparse. Esto es debido a que el peso hace que caiga hacia abajo y es normal. De hecho, podrá ir cayendo hacia abajo y coger esa forma donde será con forma caída y también a ras de suelo.
  3. Las flores con sus colores tan llamativos puede encontrarse en diferentes tonalidades: en blanco, en rojo, en fucsia, rosa, en amarillo, con tonos jaspeados, etc.
  4. En general esta planta es más una planta de interior. En el exterior hay que cuidarlo mucho por los cambios de temperatura. Tanto por temperatura, como por el riego.
  5. El tipo de riego dependerá del lugar dónde cada uno/a se encuentre y estación del año. Hay que tener mucho cuidado e incluso, aunque la planta esté dentro del hogar, en el interior, el riego debe ser cuidadoso. No hay que mojarla en exceso, que el agua no esté estancada y las hojas incluso la de la lluvia, si le cae encima, se echan a perder las flores y la planta.
  6. No mezclar el tema de ser una especie de cactus, con necesitar el mismo tipo de riego. En este caso, nada tiene que ver porque es más delicada. Si estamos en una época de calor o un lugar o país con mucho calor, habrá que regar más a menudo. Por ejemplo a diario si el clima es muy extremo o dos o tres veces a la semana. El tipo de agua, cuidado si vivís en un lugar con agua con mucha cal. El agua calcárea, no le viene nada bien. Como bien decíamos, el agua que sea la necesaria pero que no encharque la tierra. Si esto ocurre, se puede pudrir o morir lleno de hongos.
  7. El truco: ir tocando la tierra. Si la tierra está muy seca, toca regar. Pero con mucho cuidado para que no se empape ni tampoco se encharque. Si tocáis y la tierra está húmeda, no necesita que se riegue.
  8. La cosa cambia en cambio, si estáis haciéndole esquejes y queréis que la planta se reproduzca. En estos casos, el riego debe ser más continuo. Cuando el cactus de navidad ya no tenga flores, después de su floración, es conveniente o lo idóneo (si no está en el jardín ni en un clima muy seco) que no se riegue en unas semanas.
  9. La temperatura idónea del cactus de navidad es templada y ni severa en calor (a partir de los 20grados) ni frías, por debajo de los quince grados.
  10. La iluminación, no debe escasear. Necesita bastante luz pero eso sí, que no sea directa. Es decir, si se coloca en el jardín al aire libre y en pleno sol, se quemará y sus hojas se pueden quemar y marchitar. Pero dentro del hogar, en el interior, hay que buscar un lugar que no sea oscuro. Para que se desarrolle y crezca bien. La floración y la iluminación van unidas de la mano. Observarás a los pocos días si la zona donde colocaste tu planta es la ideal o no. Si luce las hojas y flores con color y vigorosa, estás de suerte. De lo contrario, empezarás a observar como las hojas pierden su intenso color, se caen, pierde vitalidad, se arrugan los tallos y se va marchitando.
  11. Si conseguís tener el cactus de navidad precioso y perfecto, podéis hacerle esquejes y tenéis varias opciones al respecto. Por un lado, se puede hacer mediante las semillas y por otro lado, por esquejes. La época correcta para evitar que se os mueran los esquejes o la planta, tendréis que hacerlo en primavera. Nunca ni en época de invierno ni tampoco en verano.
  12. ¿Cómo se hacen los esquejes? Se corta una hoja y con esa hoja, se puede hacer otra planta. Un error muy común es cortarlo y directamente, plantarlo. Error. Antes de plantarlo de nuevo, hay que secar la hoja. Cunado se corta, estará húmeda y nunca hay que trasplantarla así. Si se hace directamente, se secará y se pudrirá. Por tanto, morirá. Lo mejor es secarlo. Con dejarlo un día o dos al aire, encima de un plato o donde sea. Cuando esté seco, se planta.
  13. Las raíces hay que tenerlas muy secas para que no se pudran. Cuidado con la humedad, las plagas, los hongos y el exceso de agua.
  14. Al tenerla dentro de casa habrá que tener también mucho cuidado con las posibles corrientes de aire. Lo decimos tanto en verano (mucho cuidado con dónde se coloca y el aire acondicionando y ventiladores) las corrientes de aire o el aire directo puede terminar por secar demasiado sus hojas y directamente, matarla. Lo mismo si está en zonas al aire, como en una terraza o balcón. Resguardarla de la lluvia para que no la rompa ni ahogue. Con el calor directo, como calefacciones, chimenea, estufas… lo mismo que pasa con el aire. Mucho cuidado. Como truco en estos casos (con el calor) y regarlo pero sin llegar al extremo y cargársela, se puede regar a base de pulverizadores. El agua mejor si es templada y echársela por la tierra y encima de sus hojas. Como es a base de ir pulverizando se refrescará, se humedecerá pero no se encharcará.

Que Necesitas

  • Planta cactus de navidad.
  • Agua para regar que no sea calcárea.

Consejos

En estas fechas se pueden encontrar este las plantas más destacadas para decorar, regalar o decorar, no sólo las más famosas como las Poinsettias (las más conocidas las rojas) pero también las hay en blanco, rosas, amarillas, naranjas, etc. Y el cactus de navidad o llamado también como santa teresa (aunque este nombre es menos conocido).

Es una lástima que sea un planta a la que sus hojas le dure tan poco tiempo, pero si podéis haceros con las típicas de navidad, que es en tonos rojos y blancos o incluso con ambos colores mezclados, son muy bonitas y quedan geniales para decorar y regalar en estas fiestas.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.