Las rosas chinas, hibiscus o flor del beso, son rosas ancestrales, utilizadas en el arte de las infusiones de té; sin embargo, los usos de estas delicadas flores no solo se concentran en la producción de esta bebida.

Su apariencia  se ha hecho símbolo de exuberantes playas y lugares paradisíacos, pues aunque su origen es opuesto a ambientes cálidos, las rosas chinas se convirtieron en un emblema del trópico, porque es común conseguir llamativas rosas chinas a lo largo de costas caribeñas e incluso en las playas hawaianas.

En el estampado de graciosos atuendos playeros, arreglos florales, como tocado en el cabello u orejas de las coquetas habitantes costeñas, estas llamativas rosas chinas, las altas palmeras, el sol y la arena caliente son elementos que definen el ambiente playero. Sus intensos y cálidos colores entre rojos, amarillos y naranjas son el toque ideal de estos climas tropicales.

De hecho, estas cálidas rosas representan la flor típica de la isla de Hawái. De su extendida propagación por zonas costeras y caribeñas, las rosas chinas han adoptado distintos nombres; se lo conoce con más de cinco calificativos dependiendo de la zona o el país.

Son conocidas como cayenas, amapolas, flor de Jamaica o mar pacífico y la simbología que estas flores representan se ha transformado con el paso del tiempo y los lugares. A continuación, te invitamos a conocer un poco más sobre el origen y el significado de las rosas chinas.

Origen de las rosas chinas

Cómo cuidar y cultivar las Rosas Chinas

El origen de las rosas chinas se remonta entre Asia y África, como su mismo nombre lo indica. Los primeros brotes de estas flores surgieron en china, y su uso principalmente se dio en la realización de té. Los primeros ejemplares de estas flores eran rojos, pero su propagación por el trópico le sumó otros llamativos colores.

Es gracias a esta evolución en diversos híbridos, que las rosas chinas se convirtieron en las rosas del trópico, siendo una flor muy popular en la mayoría de las grandes y conocidas islas del Caribe.

Su colores originales son los mencionados anteriormente, aunque de las hibridaciones posteriores se produjeron rosas chinas rosadas, lilas y moteadas. Por otra parte, el significado que las rosas chinas representan a lo largo de los distintos países e islas donde florecen según sus llamativos colores es similar, aunque es posible que varíe un poco de acuerdo a la cultura.y a su resistencia a climas calurosos.

Beneficios medicinales de las rosas chinas

La rosa china no solo es famosa por su belleza o su buen sabor en las infusiones de té. Existen otros usos y beneficios que aportan esta bella flor y que son muy bien recibidos por la comunidad mundial.

Sus propiedades medicinales son altamente beneficiosas en la cura de una gran variedad de padecimientos, especialmente en China, las bondades medicinales de estas flores son ampliamente usadas en diversos casos, como por ejemplo:

  • Alivia el padecimiento de enfermedades urinarias.
  • Actúa como diurético.
  • Hirviendo un litro y medio de agua con 10 rosas chinas obtendrás una infusión espléndida para limpiar los riñones.
  • El aceite que brota de estas flores es un conocido calmante para la tos seca.
  • Ayuda en la digestión.
  • Una taza de té de rosas chinas facilita la digestión después una copiosa comida.
  • Actúa como hidratante y limpiador facial.
  • Si trituras las hojas de esta planta obtendrás un aceite que hidrata la piel facial.
  • El extracto de las hojas de rosa china también es un comprobado antialérgico para erupciones faciales.

Instrucciones para cuidar y cultivar las Rosas Chinas

El cultivo de las rosas chinas es muy popular alrededor del mundo, porque son flores que no necesitan demasiados cuidados y solo para su cultivo lo principal es que la zona en la que vayas a sembrar tenga un clima cálido, por encima de los 12°C.

Entre sus ejemplares existen flores grandes y otras más pequeñas, dependiendo de la zona en las que se cultiven;  por ello que si piensas cultivar rosas chinas en casa, esperes hasta el verano.Con esta guía sencilla podrás, cultivar llamativas rosas chinas.

  1. Consigue en un vivero unos esquejes de rosas chinas para plantar.
  2. Debes asegurarte primero que el clima es cálido o incluso caliente, para que tus flores puedan crecer.
  3. Prepara la tierra con manto orgánico. Es importante que el suelo provea a la planta los nutrientes, pues esta los requerirá en todas sus etapas.
  4. Cuando el clima y el suelo sean aptos, plantas los esquejes en un hoyo no mayor que su longitud.
  5. La altura de los esquejes debes ser de unos 30 centímetros.
  6. Notarás que cada esqueje tiene retoños de rosas chinas, estos son los que se reproducirán.
  7. Cava un pequeño hoyo en la tierra y planta tu esqueje.
  8. Asegúrate que la tierra esté húmeda.
  9. Riega constantemente las plantas de rosas chinas, la tierra debe permanecer húmeda siempre, pero ten especial cuidado de no anegar el terreno, porque morirían los cultivos.
  10. Con agua suficiente, un suelo nutrido y varias horas de sol directo, en unos meses florecerán tus rosas chinas.
  11. La ventaja de esta planta es que aparte de su gran belleza, florecen varias veces al año y con abundantes ejemplares.
  12. Sin que puedas notarlo, la planta de rosas chinas alcanzará alturas desproporcionadas.
  13. Encárgate de podarlo con regularidad. Aprovecha la frondosidad y las hermosas rosas de la planta y crea bonitas figuras.

Cómo cuidar y cultivar las Rosas Chinas

¿Que necesitas para cuidar y cultivar las Rosas Chinas?

Cultivar rosas chinas no requiere grandes esfuerzos, más que los necesarios para un cultivo sencillo. Para cultivar rosas chinas necesitarás:

  • Esquejes de rosas chinas.
  • Un clima soleado.
  • Manto orgánico para fertilizar la tierra.
  • Agua.
  • Tijeras para podar.

Consejos para cuidar y cultivar las Rosas Chinas

Cómo pudiste observar, el cultivo de rosas chinas es bastante sencillo, siempre que el clima cumpla con la calidez necesaria. Aparte del ambiente, un terreno bien hidratado y nutritivo son los otros elementos fundamentales que tu rosal florezca.

Con estos consejos básicos que te presentaremos a continuación obtendrás un cultivo de rosas chinas llamativas y exóticas en casa.

Cómo cuidar y cultivar las Rosas Chinas

Con tus nuevos rosales podrás adornar los jardines e interiores de tu hogar. ¡Ponte a ello!

  • Asegúrate que tus retoños de rosas chinas estén en un ambiente cálido.
  • Si estás en una zona demasiado fría, puedes resolverlo plantando en macetas.
  • Consigue una maceta amplia donde puedan desarrollarse bien las raíces.
  • Pon la maceta en un lugar de la casa que sea cálido, durante el día sácala y exponla sol.
  • Debido a que las rosas chinas necesitan de mucha calidez y sol, no puedes olvidar hidratar bien el terreno.
  • Que la tierra donde plantes las rosas esté siempre húmeda, un riego constante es vital; sin embargo, es importante que nunca inundes el suelo, las plantas morirían inmediatamente.
  • Realiza zanjas o líneas de drenaje alrededor de las rosas, de manera que el agua circule y no se estanque.
  • Es ideal que alimentes el terreno constantemente con fertilizantes orgánicos, un suelo nutritivo garantizan rosas sanas y hermosas.
  • Recuerda que las rosas chinas vienen de plantas muy frondosas y que crecen relativamente rápido; por tanto, no olvides podar las plantas cada cierto tiempo, pues de contrario las ramas de esta rosas invadirán un gran espacio.
  • Después del primer brote de rosas chinas, el resto florecerá espontáneamente, pero asegúrate de podar las ramas demasiado altas.
¿Te ha gustado?