El aloe vera o sábila es un arbusto de tallo corto sin rebrotes repleto de hojas dentadas, que crece en zonas templadas y subtropicales, soportando temperaturas medias-altas y climas secos.

A esta planta se le han ido descubriendo múltiples usos que la hacen muy atractiva, por lo que cuidar aloe vera puede reportar muy buenos beneficios. De ella podemos obtener desde un mero adorno viviente hasta cosméticos, medicinas o preparar una crema de aloe vera. En África incluso se utiliza como alimento.

¿Que necesitas para cuidar un planta de aloe vera?

  • Planta de aloe vera.
  • Tierra o arena de buen drenaje.
  • Algún enriquecedor (turba, estiércol, compost o abono natural).
  • Fertilizante para el riego.

Instrucciones para cuidar un planta de aloe vera

  1. Tu planta de aloe vera debe crecer en tierra que drene bien el agua. Si no es el caso debes trasplantarla.
  2. Como este tipo de tierra suele ser bastante pobre, añade abono natural o compost no absorbente.
  3. Sitúa tu planta de aloe vera en un lugar en que reciba el mayor número de horas de Sol posible. Así, procuramos la evaporación del agua.
  4. Riega la planta cuando la tierra lleve unos cuatro días seca, con aspecto casi resquebrajado. En general, comprobarás que con una vez a la semana en verano -o incluso menos- y una al mes en invierno es suficiente.
  5. Si tienes la planta en el exterior, cuida que no reciba agua de lluvia si no le toca ser regada pues sus raíces se pudren muy fácilmente.
  6. Sin embargo, el agua de lluvia es más adecuada para regarla ya que el agua canalizada y potabilizada puede contener demasiado cloro. Si puedes, recoge y almacena este agua de lluvia
  7. Comprueba que tu aloe vera tiene raíces. Si no es así, debes trasplantarlo a una tierra con mejor drenaje. Hazlo también si las raíces están marrones o negras.
  8. Resuelto este problema, si tu planta tiene las puntas de las hojas arrugadas o están secándose significa que necesita más agua.
    Cómo cuidar un planta de aloe vera
  9. Si las hojas tienen otro aspecto significa que la planta sufre un problema en sus raíces.
  10. Al comienzo de cada estación realiza un riego especial con fertilizante, ya sea comercial o natural.
  11. Una vez al año (preferiblemente en primavera) abona la planta con humus de lombriz, estiércol de caballo, etc.
  12. Conforme pase el tiempo, verás que aparecen los “hijuelos” de la planta a su alrededor. Estos deben ser retirados de la maceta para permitir que la “madre” crezca sin problema.
  13. Si lo deseas, planta estos “hijuelos” en recipientes poco profundos para obtener más plantas.
  14. Podemos cortar las hojas de la planta, aunque no es necesario. Lo haremos, sobretodo si las hojas están en mal estado o si las vamos a usar para preparar cosméticos. Las hojas que debemos cortar son las exteriores, las más tumbadas. Lo haremos con una tijera de podar muy afilada, cortando cerca del tallo, donde la hoja es más blanda.
  15. Ten en cuenta que para cortar hojas de tu planta, esta debe estar madura. Espera, al menos, a que tenga tres años.
  16. Si reservamos las hojas con algún fin, lo mejor es mantenerlas en el congelador para que no se pierdan sus propiedades, pero utilízalas lo antes posible, no dejando que pasen más de cuatro días desde el corte.

Consejos para cuidar un planta de aloe vera

  • De entre las tierras secas, no elijas la arcillosa ya que pudre las raíces (el agua se queda estancada).
  • Si puedes acceder a un río de orillas no fangosas, lo mejor es que cojas de allí la arena para plantar el aloe vera.
  • Si vives en una zona de calor MUY intenso, retira la planta del Sol directo un par de horas a medio día, procurando que le siga llegando luz solar, pero de manera indirecta. Esto no es necesario ya que el aloe vera soporta increíblemente bien el calor, pero es lo más adecuado para cuidar nuestra planta de la mejor manera posible.
  • Para saber si las raíces del aloe vera poseen las características idóneas, planta o trasplántalo en un vaso trasparente.
  • Una vez sea imposible verificar el estado de las raíces (en el vaso aparecerá microflora), la mejor opción es albergar la planta en una maceta de terracota, ya que, como hemos indicado, esta planta no tolera la humedad.
  • Si es posible, planta varios aloe vera en un macetero grande ya que esta planta crece mejor en grupo.Cómo cuidar un planta de aloe vera
  • Si cortas las hojas del aloe vera, sé prudente y no cortes más de las necesarias ya que se echan a perder muy pronto.
¿Te ha gustado?
184 usuarios han opinado y a un 97,83% le ha gustado.