Si me tengo que fijar en alguna flor que sea bonita para tener en un jardín, esa flor es el jazmin, ya que su color blanco es uno de los colores que más me gustan.

Si quieres que tu jardín tenga mucha armonía, pon flores de jazmín en tu jardín. De esta manera, vas a poder sentir una gran paz interior cada vez que las ves, al igual que vas a impresionar a tus visitas.

Esta planta lleva años usándose como una planta ornamental, es decir, como una planta con fines decorativos en jardines de todo el mundo. Su color blanco se suele asociar con paz, ya que es un color que simboliza pureza, templanza y paz a partes iguales.

El Jazmin es una planta que no es muy complicada de cuidar, ya que no es una planta muy laboriosa de cuidar que digamos y que no tiene problemas a menos que esté en un ambiente muy frío.

Lo malo es que aunque sea una flor muy fácil de cuidar, tienes que saber ciertas cosas para no liarla. Esta planta tiene cierto aire delicado, ya que aunque no sea una planta difícil de cuidar, si que se debe tener un poco de cuidado con algunas cosas, ya que sino se nos podría morir la planta si no sabemos cuales son estas cosas.

En cambio, si sabemos un par de cosas, vamos a poder mantener esta planta saludable casi todo el año, haciendo que nuestro jardín luzca radiante, lleno de luz y de paz y con un ambiente estupendo para ser un jardín de una casa particular.

Por este motivo, si tienes tiempo y tienes un jardín, te aconsejo cultivar esta planta, ya que además vas a poder regalárselo a tu pareja siempre que consigas que produzca suficiente flor.

En el día de hoy, vamos a aprender cómo debemos cuidar una planta de jazmín, para que de esta manera, podamos hacerlo correctamente, sin estropear nada y teniéndola siempre en perfecto estado de revista.

Instrucciones para cuidar una planta de jazmín

  1. Evita el agua estancada y riega tres veces por semana:
    Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de cuidar tu planta de jazmín es tener mucho cuidado con el agua estancada, es decir, que no nos debemos pasar regando. Cuando hay demasiado agua estancada en nuestra planta de jazmín, vamos a tener algunos problemas, como por ejemplo que la planta quede empachada de agua y que se muera. Además se van a romper las raíces, ya que no van a agarrarse bien a la tierra y la planta se va a morir. Para evitar que la planta se encharque, lo que debemos hacer es hacer un riego inteligente, el cual se realiza poco a poco, usando lo justo de agua y haciéndolo cada dos o tres días dependiendo de la época del año.
    Cómo cuidar una planta de jazmín
  2. Dale sol:
    El Jazmín es una de las plantas más soleadas que conozco, por lo tanto, se debe cuidar que esta planta esté casi siempre al sol. Esto quiere decir que no es una planta que podamos dejar en ambientes sombríos, ya que si hacemos esto, no vamos a poder realizar la fotosíntesis de la forma correcta y de esta manera, la planta no va a poder fabricar nutrientes correctamente y por lo tanto, se va a morir. Lo mejor para evitar todo esto es dar sol a la planta es decir, ponerla en una zona soleada, ya que no importa mucho que la de mucho el sol, sino que es bueno para ella. Por este motivo, olvídate de plantar un Jazmín en una zona de sombre y si lo has hecho ya, intenta trasplantarlo con cuidado a una zona de mucho más sol.
    Cómo cuidar una planta de jazmín
  3. Limpia las malas hierbas:
    Al igual que con otras plantas, en el jazmín aparecen parásitos en forma de malas hierbas, las cuales literalmente se comen a la planta. Esto va a provocar que se caigan las flores del jazmín, es decir, que el atractivo del jardín se va a esfumar por completo, algo que por supuesto no queremos que ocurra. La forma de evitar esto es limpiando las malas hierbas de nuestro jardín, las cuales se deben limpiar cada vez que veamos que crecen demasiado. Si lo hacemos bien, vamos a mantener la planta del jazmín libre de este tipo de parásitos, haciendo que crezca fuerte , libre y con esas flores que tanto nos encantan.
    Cómo cuidar una planta de jazmín
  4. Cuidado con el frío:
    Por último pero no menos importante, debemos tener mucho cuidado con el frío si estamos cuidando una planta de jazmín. Cuando a esta planta la da mucho el frío, estamos hablando de que esta planta podría estropearse, ya que como hemos visto antes, esta planta prefiere el sol y el calor que al frío y a la sombra. Por lo tanto, además de asegurarte de que tiene horas de sol, también colócala en lugares calientes, para evitar que la planta se llegue a morir.
    Cómo cuidar una planta de jazmín
¿Te ha gustado?
38 usuarios han opinado y a un 94,74% le ha gustado.