Cuidar los lirios es una muy buena forma de tener a una de las mejores plantas del mundo en tu jardín, con una gran estética de forma garantizada y logrando así tener una planta en nuestro jardín a bajo precio.

Los lirios son una planta que es fácil de plantar, ya que se vende ya lista para ello y realmente se pueden plantar en tu jardín. A cambio de plantarlas correctamente, vamos a tener unas flores preciosas, las cuales además van a tener un gran olor.

Esto sin duda es una buena forma de decorar tu jardín, ya que vas a lograr un jardín lleno de vida y un jardín precioso y con muchas flores bonitas. Además de eso, si huele bien, el efecto va a ser doble, ya que no sólo vas a tener un jardín bonito, sino también un jardín con muy buen olor que atraerá a todos tus vecinos.

El siguiente artículo también te gustará: Cómo cuidar los Lirios

Todo esto es muy bonito, pero los lirios tienen una particularidad, y es que es un ser vivo como otro cualquiera. Con esto quiero decir que un lirio se debe cuidar correctamente para evitar su muerte y para que nos de todos esos beneficios que acabo de mencionar.

Si hacemos todo esto, el lirio tendrá una gran estética y nos mostrará unas flores preciosas y llenas de vida y color. Sin embargo, los lirios tienen la particularidad de que si se mueren, no darán nada y esto puede ocurrir.

Tendremos grandes enemigos como las larvas o los hongos, los cuales pueden dejarnos sin flores esta primavera. Por este motivo, debemos aprender a cuidar los lirios y de esta manera, lograr evitar todas estas plagas y lograr una estética perfecta.

Si no sabes cuidarlos y nunca no has hecho, no pasa nada, ya que te vamos a enseñar a hacerlo paso a paso, aunque nunca hayas plantado nada en tu vida y no sepas nada de jardines.

Instrucciones para Lirios – cuidarlos y plantarlos

  1. Comprar y plantar:
    Lo primero que debemos saber a la hora de cuidar los lirios, es cómo debemos plantarlos, ya que si lo hacemos de la forma correcta, vamos a conseguir unos lirios de muchísima más calidad que si no los plantamos de la forma correcta. Estos se venden en la floristería y están listos para plantar, por lo tanto, vamos a comprarlos y a plantarlos ya, ya que si se tarda mucho, estos se podrían acabar muriendo de forma definitiva. Los lirios son una planta de jardín, ya que necesitan espacio y nutrientes para poder crecer, así que no es correcto plantarlos en un tiesto. Para hacerlo, busca un suelo profundo, ya que como veremos después, la acumulación de agua en exceso puede matar a estas plantas. Después de esto, haz un agujero y pon ahí tu lirio. Si plantas varios, ponlos separados para que no se peguen entre ellos y la estación ideal para hacerlo es el otoño, para que así estén listos para la primavera sin ningún tipo de problema.
  2. Poca agua:
    A los lirios no les gusta demasiado el agua, sin embargo, siguen siendo plantas. Lo que quiero decir con esto, es que aunque no necesiten mucho agua, algo les hace falta para no morirse de sed. La forma de hacer todo esto es regando una vez a la semana o así, y siempre con poca cantidad. Lo que más puede dañar a lirio no es el agua en sí, sino es el agua estancada en la tierra y por esto dije lo del drenaje, ya que si hay exceso de agua, podría ahogarse. La mejor forma de regar es el sistema de riego por goteo, el cual aprovecha cada gota de agua y logra además un ahorro importante de la misma, evitando que el agua ahogue a la planta. Riega la planta una vez a la semana y cuando notes que está muy seca la tierra, nunca demasiado para evitar todos estos males mayores. De esta forma,vas a sentir como tu lirio crece grande y fuerte, sin que haya ningún problema después y sin que muera ahogado, algo que como ya has visto, es fácil que ocurra.
  3. Mucho fertilizante:
    Aunque estos lirios necesiten muy poca agua para sobrevivir, sí que van a necesitar muchísima cantidad de fertilizante, el cual hace que los lirios tengan una gran cantidad de nutriente. Cuando los lirios no han florecido, necesitan muchísima cantidad de este fertilizante para poder hacerlo, así que debemos echar fertilizante compost cada poco tiempo, algo que garantizará una correcta abonación del terreno. También podemos probar con abono natural de animales, aunque ya sabes que entonces el olor no será demasiado bueno en tu jardín. Realmente con el compost es suficiente, lo único que debes echarlo una vez al mes mínimo y preferiblemente cada 15 días, ya que de esta manera, vamos a evitar todo tipo de males mayores que puedan dañar la planta, como por ejemplo la falta de nutrientes. La forma de fertilizar es simplemente añadir la tierra abonada y mezclar con la otra con cuidado, tratando de que impregne la raíz del mismo, pero obviamente sin romper nada.
  4. Cuidado con el viento y el frío:
    Esta planta es una de esas plantas que está preparada para el calor y la luz solar, aunque también le gusta la sombra de vez en cuando. Sin embargo, lo que sí que no le gusta nada es el viento y sobre todo el frío, ya que estos podrían acabar con las plantas en un abrir y cerrar de ojos literalmente. El viento es capaz de volar a los lirios y de acabar con ellos, haciéndolos volar y perder todas las flores. Por este motivo, debes tener cuidado en invierno y tapar a los lirios con algo si hay mucho viento. En cuanto al frió, podría acabar con los lirios también, así que si tienes un jardín, trata de subir la temperatura del mismo de alguna forma, ya que es muy susceptible al frío y al viento, pero si lo cubres y subes la temperatura, no tendrías que tener ningún problema para que el lirio esté en perfecto estado.
  5. Las plagas y los hongos
    Finalmente, tenemos que enfrentarnos a un enemigo poderoso, las plagas. Una plaga es un ser vivo parásito, es decir, un ser vivo que va a atacar a los lirios con el único objetivo de acabar con ellos y de dejarlos bien muertos. Esta planta va a tener principalmente dos tipos de plagas, ambas dos pueden acabar con ellos de una forma relativamente rápida, así que hay que tener mucho cuidado. En primer lugar, tenemos a los Hongos de botrytis, unos hongos que se pegan a los lirios y hacen que estos tengan manchas marrones. Estos hongos son los responsables de que las uvas se hagan vino, pero aquí dañarán la planta y se deben eliminar, algo que haremos con un producto específico para hongos que deberemos echar sobre la planta para eliminarlos. Después, vamos a tener otro enemigo, las larvas que atacan antes de florecer. Como hemos dicho antes, la planta necesita muchos nutrientes y por este motivo, las larvas van a ir a por ellas para poder alimentarse. Aquí debemos echar pesticida y vigilar de que no se lo coman, ya que si lo hacen, nos vamos a quedar sin flores este año.
  6. Aprende más sobre los lirios de agua, los lirios de mar y lirios del valle.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.