Los lirios son unas de las plantas más hermosas, y tiene unas 110 especies diferentes, aunque en general presentan algunas características semejantes.

Este tipo específico, el lirio del valle es uno de esos tipos de lirios que podemos encontrar. Los lirios del Valle crecen formando colonias, y su belleza es inigualable. Además forman parte de centros florares y plantaciones en el jardín.

Si estás deseando conocer cómo son los lirios del valle, qué cuidados requieren y cómo cultivarlos, en el presente artículo de doncomos.com te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre los lirios del valle.

Cómo son los Lirios del Valle

Los lirios del valle, o también conocidos como convallaria majalis, es una especie herbácea y perenne que proviene de las zonas más templadas del hemisferio norte. Los lirios del Valle pertenecen a la clase Liliopsida, de la familia Ruscaceae.

Los lirios del valle son elegantes, lo que las diferencian de otras que podemos encontrar en su mismo hábitat, además esta especie destaca sobre todo por su encanto y la dulce fragancia que desprende.

Esta planta crece en grandes colonias de diversos tamaños en los que se separan sus rizomas y se envían los espolones. Poseen un tallo que alcanzan entre los 15 y los 30 cm de altura, y que se mantiene subterráneo hasta que la planta se muere, se desprende la tierra que lo recubre o que se vaya alargando a medida que necesite formar raíces más largas que mantengan la planta más firme en el interior de la tierra.

Surgen de él una o dos hojas que pueden alargarse entre los 10 y 25 cm de longitud. Tienen una silueta en forma elíptica de un color verde profundo y se alargan sobre largos pedúnculos. Desde el centro de las cepas aparecen los primero racimos en forma curva con cinco o diez flores con forma medio acampanadas y un poco colgantes que también son de color blanco muy puro y del que desprende un rico aroma. Sus flores comenzarán a salir en primavera.

Las flores son hermafroditas y actinomorfas, cuya corola tiene 6 tépalos y su forma es acampanada. La corola puede ser de color blanco o rosa y desprende también un perfume dulce. De las flores surgirán frutos en forma de bayas.

Hábitat

El lirio de los valles vegeta en el centro de Europa, en general y se enrarece en los países ribereños del Mediterráneo. En España se puede encontrar en ciertos puntos específicos del Pirineo, Sistema Ibérico, País Vasco, y Sierra de Gredos y su presencia aun así es muy rara.

Se puede considerar que esta planta no es propiamente dicho un lirio, sino que es la única planta que representa este género en un estado silvestre en el interior de los bosques abiertos de Europa. Por tanto, esta planta crece asilvestrada y se desarrolla en ambientes salvajes.

Datos populares

El lirio de los valles se reconoce en la Sagrada Biblia, refiriéndose a la segunda llegada de Cristo a la Tierra. Además también es el símbolo de las lágrimas que Eva derramó una vez que fuera expulsada del jardín del Edén debido a sus pecados, también está presente en otros actos cristianos, por lo que esta planta es un claro símbolo de la Biblia y del cristianismo.

En Francia recibe el nombre de muguet, y son el símbolo de suerte y la felicidad desde antes incluso de la Edad Media. Es la flor representante del día Primero de Mayo, por lo que ese día es tradición regalar esta planta a las personas más allegadas. Se puede ir a los bosques a cogerlas, regalarla y venderlas incluso por las calles.

También el lirio de los valles es la flor nacional de Finlandia.

Por último, en España el lirio del valle también es conocido como lirio convalio, lirio de Nuestra Señora, lirio salvaje, muguet, mugueto, muguete, convalaria y lágrimas de Salomón.

Propiedades del lirio del valle

Esta planta tiene algunas propiedades medicinales, pero también puede llegar a ser tóxico, por lo que hay que ser precavidos con ella.

  • Durante la primera guerra mundial se utilizaron los lirios del valle para tratar a las víctimas que sufrieron por el gas mostaza.
  • Posee unos efectos semejantes a los que produce el digital, y está indicada para tratar problemas de insuficiencia cardíaca y las palpitaciones.
  • Está asociada como tónico cardíaco al Espino albar
  • También puede funcionar ligeramente como diurético, sobre todo en casos de edemas, especialmente en los de origen cardíaco.
  • Como hemos mencionado también puede ser tóxica, ya que puede provocar vómitos y diarreas ya que contiene saponinas de tipo espirostano. E incluso en algunos caoss graves de mala ingestión del lirio del valle puede incluso derivar en la muerte. Por esto debemos estar seguro que las bayas que vayamos a tomarnos han sido tratadas correctamente.
  • Las hojas y las flores tienen glucósidos cardiotónicos de tipo cardenólido.
  • Su principal principio activo es la convalamarina que es también es un glucósido sólido cristalino una vez que se extrae de la planta.

Cómo cultivar lirios del valle

Como ya sabemos los lirios requieren de pocos cuidados, y generalmente deben de plantarse en otoño para que coja mucha fuerza la raíz, y que las primeras flores empiecen a surgir en la primavera, pero siendo una de las excepciones que nos podemos encontrar entre las especies de lirios, los lirios de valle no suelen mostrar sus flores hasta que por lo menos hayan pasado entre dos y tres años de vida desde su plantación, por lo que debes tener paciencia, el resultado merecerá la pena.

El lirio de los valles necesitan de una tierra con abundante materia orgánica, además esta debe mantenerse fresca durante todo el año. En este caso el sistema de drenaje también debe tenerse en cuenta, ya que la tierra debe conservarse fresca y húmeda, pero no en exceso. Además es preciso que se plante en lugares donde en invierno se produzcan heladas, sino, la planta no llegará a florecer. (En el caso de España la zona del sur, y que no sea alta montaña no será el lugar más idóneo para cultivar estos lirios.

Los lirios del valle se pueden plantar en arriates estrechos, en bordes e incluso en grupos de diversidad de cultivo. Y aunque también se puede cultivar en tiestos y dentro de casa (consiguiendo que la planta florezca antes de tiempo), lo cierto es que es una planta que generalmente se cultiva en zonas rústicas y zonas muy naturales y aireadas. Es importante que sepas que estas plantas necesitan estar al aire libre, no solo para sentir las heladas, sino que necesitan de mucho oxígeno para sobrevivir.

Puedes adquirir los bulbos para plantarla en tiendas especializadas en jardinería, ya vendrán listas para plantar, sin necesidad de hacerle nada más.

Después de que hayas escogido la zona más adecuada en tu jardín para cultivar los lirios del valle tan sólo deberás hacer un agujero de entre 13 y 15 cm. Al fondo del agujero afloja un poco la tierra con unos golpes con la pala y podemos poner un pelín de harina de hueso. A continuación coloca el bulbo con cuidado. Si vas a plantar más de uno, deberás dejar una distancia de al menos 13 cm entre ellos, de este modo cuando crezcan tendrán espacio suficiente para captar suficiente sol y oxígeno. Después debes volver a echar tierra y tapar el hoyo. Acto seguido usa una regadera para humedecer el suelo. Recuerda que esta planta necesita de un suelo húmedo constante.

Cuando se esté acercando el invierno y el frio intenso aprovecha para poner una fina capa de abono sobre los pimpollos, así podrás protegerlos, pero no demasiado, los lirios del valle necesitan las heladas para terminar floreciendo como deben.

Cuidados de los lirios

El cuidado básico de los lirios del valle consiste en que la tierra esté bien drenada y húmeda constantemente y arrancarle las hojas que estén completamente marchitas (si no lo están por completo le harás daño a la planta, puesto que la hoja aún sigue en parte viva y está recolectando nutrientes para la próxima temporada).

Puedes fertilizar tus lirios al principio de la primavera cuando empiecen a salir los primeros brotes. Debes escoger un fertilizando adecuado para lirios, y si no, el usado en el cultivo de patatas servirá. Debes darle muy poco fertilizante, ya que no necesitan demasiado, y un exceso de nitrógeno puede ocasionar graves daños a la planta, como por ejemplo que su tallo no sea fuerte, y en el peor de los casos que el bulbo llegue a pudrirse. Al mes de haber fertilizado vuelve a hacerlo por última vez.

Los lirios del valle son unas de las especies de lirios más bellas y de dulce aroma que existen, son fáciles de cuidar, pero para su cultivo recuerda que tiene unas necesidades específicas, por lo que cualquier zona del mundo no es apta para plantar estas plantas (aunque todo dependerá del ambiente que podamos llegar a darles, claro).

¿Te ha gustado?
19 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.