Los lirios son unas de las flores más comunes y más fáciles de cuidar que hay, además forman partes de ramos y centros decorativos. Aunque es frecuente generalizar al respecto existen muchos tipos de lirios, son cerca de 110 especies.

Los lirios de mar son uno de los tipos de lirios que podemos encontrar, es una preciosa flor normalmente blancas, grandes y muy llamativas.

Si deseas descubrir todo sobre los lirios de mar, cómo son, sus cuidados y cultivo, entonces sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a enseñarte todo acerca de los lirios de mar.

Cómo son los lirios de mar

Los lirios de mar, o también comúnmente llamado nardo marítimo, azucena de mar, Jacinto de mar o pancracio, es una planta de la familia de las Amarilidáceas y una de las más de 100 especies de lirios que existe. El lirio de mar es una planta de tipo herbácea y bulbosa, cuyas hojas son erguidas y sobresalen del suelo con forma de un ramillete denso. Estas hojas alcanzan entre 5 y 20 mm de ancho y su color es verde azulado.

Su bulbo es alargado y de color blanquecino, cuyas múltiples capas son membranosas. Las raíces están a unos 80 cm de profundidad bajo la superficie.

Las flores son del tipo pediceladas, son grandes y muy llamativas, de color blanco y son muy similares a las de los narcisos. Son flores muy aromáticas y son de gran tamaño, alcanzando incluso los 15 cm de longitud. La flor tiene seis tépalos lanceolados, abiertos en la periferia y además con un nervio dorsal de color verdoso cuyo nacimiento está en la umbela.

La corola del lirio de mar tiene forma de trompeta, de color blanca, con doce dientes en forma triangular. Posee seis estambres, los cuáles también son de color blanquecino, pero cuyas anteras son de color amarillo y tienen forma semejante a un riñón.

El ovario del lirio de mar es trilocular y llega a sobresalir del cáliz espatoide de dos brácteas caedizas. Además tiene frutos. El fruto del lirio de mar es una cápsula grande y con forma ovoidea, en su interior encontramos semillas de color negro, brillantes, angulosas y de forma subtriangular. Son de placentación axial y se presentan apiladas en los lóculos, los cuales hay tres.

Esta planta es muy tóxica, ya que contiene heterósidos cardiotónicos, por lo que se debe evitar ingerirlos.

Floración

Fuente foto: masmallorca

La época de floración de los lirios de mar se sitúa en los meses de junio, julio, agosto y parte de septiembre, tiempo en el que la mayoría de las plantas ya han superado su período de floración.

Habitat

Los lirios de mar crecen en los arenales marítimos y en los sistemas dunares de las costas del Mediterráneo y de las costas del Atlántico. Estando al sol y en períodos prolongados de sequía suelen aguantar muy bien. Para vivir necesitan un suelo drenado, da igual que sea pobre, seco o árido, y una completa exposición a pleno sol. Esta planta tiene la capacidad de enterrarse una larga longitud para evitar la desecación o también alargan sus tallos si en el proceso de crecimiento hubiese quedado muy cubierto de arena.

Los lirios de mar crecen en lugares cálidos y soleados. Y si queremos que los bulbos maduren por completo es fundamental que después de la floración haya un período cálido y seco.

En España podemos encontrarlos en Murcia y en las Islas Baleares principalmente, aunque las especies crecidas en las Islas Baleares se encuentran protegidas.

Ecología

El proceso de polinización de esta planta la realiza una polilla halcón que se conoce como Agrius convolvuli. Para que estos insectos visiten la flor es preciso que haya una velocidad del viento de dos metros por segundo. Si la velocidad el viento fuese mayor estos insectos no visitarían la flor.

Aunque la polinización de forma artificial se realiza cuando hay tiempo ventoso, esta polinización no resulta nada eficaz. Esto es importante puesto que el lirio no es receptivo de su propio polen y la planta puede reconocerlo por sí misma. Esta flor sólo resulta fértil si se realiza la polinización cruzada.

Plagas

Existe una plaga íntimamente relacionada con las plantas de lirios de mar, y es que sus hojas son devoradas por una oruga del Lepidóptero Brithys crini, la cual solo come esta planta exclusivamente.

Propiedades de los lirios de mar

Los bulbos de los lirios de mar contienen en su interior un inhibidor de la acetilcolinesterasa, que se llama ungeremina, la cual puede ser tratada como tratamiento para enfermedades como el Alzheimer. El ungeremina también ha sido aislado de otras plantas, como la Nerine Bowdenii, Crinum Augustum o la Crinum asiaticum.

Cómo cultivar lirios de mar

Si estás pensando en cultivar lirios de mar en casa necesitas de un terreno arenoso y que esté perfectamente drenado. Por tanto, deberás buscar una zona en tu jardín que se seque rápidamente después de que llueva. Si no encontrases un lugar así, siempre puedes plantar los lirios en pequeños montículos de arena, así la gravedad se encargará del drenaje por sí misma. También debes saber que estos lirios sólo crecen en zonas cálidas y muy soleadas. Por tanto, planta los lirios en las zonas de tu jardín donde reciban la luz del sol la mayor parte del día, si los lirios no reciben la suficiente luz se marchitarán.

Los bulbos se plantan en otoño, a una profundidad aproximada de 15 cm. Haz un agujero con esta profundidad aproximada. Si vas a plantar varios bulbos deberás dejar una distancia entre cada bulbo de al menos 15 cm, así todos tendrán el espacio suficiente para recibir la luz del sol.

Cuando tengas el hoyo cavado asegúrate de ablandar un poco la arena del fondo y de ponerle una pequeña cantidad de harina de hueso. Después coloca los bulbos con cuidado.

Los bulbos se obtendrán, después de la floración, pero para que maduren por completo es completamente necesario que haya un período cálido y seco. El bulbo se multiplicará mediante bulbillos, estos deberán separarse el bulbo principal en otoño. También puedes comprar los bulbos directamente en una tienda especializada.

A continuación volveremos a tapar el hoyo sin apelmazar la tierra. Por último riega el suelo, esto hará que el suelo ya esté húmedo y favorezca el crecimiento de la planta.

Si quieres mejorar el drenaje del agua puedes fabricar un cantero con tierra adicional. Colocaremos el canteros a 13cm sobre la superficie de la tierra y debe ser tan grande como para plantar los bulbos correctamente como se ha explicado. Esto es especialmente de hacer en el caso de que vayas a plantar los lirios en una zona donde se tarda mucho en secar después de que llueva.

Durante el comienzo de la época de frío podemos añadir abono a la tierra para proteger mejor los bulbos.

Además, cuando empiecen a aparecer los primeros pimpollos, normalmente en la primavera añadiremos un poco de fertilizante orgánico al agua. Ten cuidado con las cantidades, puesto que proporcionales nitrógeno en exceso puede producir que el tallo de los lirios sean más débiles, e incluso en zonas con clima cálido y húmedo incluso se podría pudrir el bulbo.

Fuente foto: regmurcia

Fertiliza únicamente cuando empiecen a aparecer los pimpollos y una vez más al mes siguiente. Si quieres conseguir los máximos resultados puedes usar abono específico para lirios o incluso para las patatas.

Los lirios no necesitan constantemente agua, por tanto riégalas solo cuando sea necesario. En general el agua de las lluvias es suficiente para ellos, pero en el caso de mucha sequía podrías regar los lirios con ayuda de una regadera, nunca usando agua en grandes cantidades y que caigan de forma brusca. Por tanto, únicamente debes regar los lirios cuando lo necesiten. Para ello prueba a introducir un dedo en la tierra, si al fondo la tierra está seca, agrégale agua a tus lirios.

Cuidados de los lirios de mar

El cuidado de los lirios de mar, como la gran mayoría de lirios, es muy sencillo. Son unas plantas muy fáciles de cuidar y su floración es muy agradecida. Aunque su flor en general sólo dura un día, después vuelve a salir completamente hermosa, igual que la anterior.

  • En este artículo te explicamos en detalla algunos buenos trucos y consejos para cuidar lirios.

Su cuidado básicamente se centra en garantizar que tengan una buena exposición al sol, tutelar los tallos sólo en el caso de que sea completamente necesario, quitar las flores marchitas y mantener el suelo un poco húmedo mientras dura la época de crecimiento. Además puedes proporcionarles un poco de abono orgánico al comienzo de la primavera.

Recuerda que no debes cortar las hojas marchitas hasta que no estés completamente seguro de que no queda nada de vida en ellas, puesto que aunque estén un poco marchitas, estas siguen cogiendo reservas necesarias para la próxima floración.

Ya ves que los lirios de mar son peculiares, pero que como los otros lirios, no necesitan de cuidados extremos, por lo que es una planta fácil de cultivar y de cuidar en casa. Esperamos que este artículo te haya ayudado a aclarar todas tus dudas al respecto de los lirios de mar.

¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.