Para qué sirve el Ginseng

Contenido del Artículo

En el mundo hay una gran variedad de plantas. Las hay acuáticas pero también terrestres. En realidad, es difícil determinar cuántas especies pueden existir y, aún más difícil es saber para qué sirven cada una de ellas.

Es cierto que hay personas que se dedican al estudio de las plantas. Sin embargo, ni siquiera ellos las conocen en su totalidad. Siempre hay algo nuevo que saber, por eso es importante leer para poder estar bien informado.

Por temporadas, algunas plantas se convierten en una especie de tendencia. La mayoría de las personas las utilizan y hasta se vuelven costosas o difíciles de conseguir. Es prácticamente una moda.

Este fenómeno ocurrió con el Aloe Vera, o mejor conocido como la sábila. También con la Guaireña o Moringa, el Nony, entre otras muchas plantas.

Actualmente, en el top 10 de las mejores plantas medicinales, encontramos el Ginseng. ¿Habías escuchado sobre ella? ¿Te gustaría conocer de dónde viene, cuáles son sus propiedades y para qué puedes utilizarla?…

La medicina natural se ha vuelto una buena opción en estos días ya que cada vez se tienen menos acceso a los medicamentos farmacéuticos, sea por su costo muy elevado o porque son escasos en el país donde vivimos.

Por eso, si tenemos una planta en casa, lo mejor que podemos hacer es sacarle el máximo provecho estando al tanto de para qué podemos usarla. Además, la medicina natural suele ser más efectiva y en ocasiones, mucho más económica.

Ginseng

Si te gustan las plantas, ya tienes un punto a tu favor. Ahora bien, conocer los beneficios del Ginseng te ahorrará, no solo dinero sino también malestares futuros porque tendrás el remedio al alcance de tu mano.

Presta mucha atención a este artículo que se ha escrito pensando en tus necesidades actuales.

Instrucciones

Como quizás ya lo pudiste intuir por su nombre, el Ginseng es una planta que pertenece a la medicina tradicional china. Esta pertenece al género de las plantas “Panax”, que significa Panacea, que a su vez quiere decir “Remedio contra todos los males”, un nombre muy apropiado en vista de que puedes utilizarla para muchas cosas.

Este género está conformado por algunas plantas cuyo crecimiento es lento y sus raíces tienden a ser muy carnosas o gruesas. Aunque suele crecer en Asia oriental, también se puede desarrollar en América.

También hay que tener en cuenta que existen muchos tipos de Ginseng y que, algunas personas suelen confundirla con otra planta llamada Ginkgo Biloba, el cual posee propiedades muy parecidas a las del Ginseng.

Pero, ¿para qué sirve el Ginseng? Esta planta se podría considerar un estimulante, ya que es útil para combatir el agotamiento y la debilidad. Además de eso, sus propiedades están relacionadas con otros muchos beneficios, como el quemar grasa, reducir las inflamaciones. Incluso, gracias a sus efectos vasodilatadores y su acción en el sistema nervioso central, sirve para mejorar la impotencia sexual, la eyaculación precoz y la disfunción eréctil.

Además, al Ginseng se le ha relacionado con la producción de los linfocitos, los cuales se encargan de la liberación de los anticuerpos y proteínas. De manera que otro de sus beneficios está ligado al fortalecimiento del sistema inmunológico.

No solo eso, tomar ginseng puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre, ya que influye en el buen funcionamiento de la glándula suprarrenal y del páncreas, los cuales se encargan de regular la secreción y la distribución de la azúcar en la sangre.

Ginseng

También se encarga de mejorar la digestión y, en algunos casos, favorece a la pérdida de grasa corporal. Es decir, ayuda a perder peso.

Por último, podemos mencionar que, debido a su efecto analgésico, disminuye la producción de cortisol en momentos de mucha tensión nerviosa. En otras palabras, ayuda a controlar y reducir los niveles de ansiedad en nuestro organismo.

Además de todos estos beneficios, ¿qué otras cosas necesitas saber sobre el Ginseng? A fin de que puedas sacarle el máximo provecho a esta noble planta medicinal, en el próximo subtítulo estaremos dándole respuesta a esta pregunta. Por ello no puedes dejar de leer lo que hemos preparado para ti este día. Vamos a ver…


Que Necesitas

Como es de esperarse, existen diferentes tipos de Ginseng. Aunque el Ginseng rojo coreano es el más consumido, también existe el Ginseng coreano blanco, el ginseng siberiano, el indio y el americano, que han ido ganando mayor popularidad con el paso del tiempo.

El Ginseng rojo coreano es que se utiliza con más frecuencia en remedios naturales. A él se le atribuyen efectos estimulantes. Por ejemplo, se emplea para mejorar el rendimiento sexual así como para potenciar las defensas del organismo.

Ginseng

Por otra parte, se dice que las propiedades del Ginseng blanco coreano son muy similares a las del rojo. Sin embargo, puesto que este es sometido a un proceso diferente, se piensa que es menos efectivo que el ginseng rojo.

¿Cuál es la diferencia en su procesamiento? En el caso del Ginseng blanco, su raíz se pela y se deshidrata para finalmente ser secada al sol. A diferencia del Ginseng rojo que es sometida a vapor y luego a deshidratación por medio del calor.

En el caso del Ginseng siberiano, se emplea para combatir el estrés crónico, así como el cansancio y las alteraciones en el sistema inmunológico que surgen como resultado de dicho cansancio.

Al Ginseng indio se le atribuyen propiedades místicas como la de alargar la vida de la persona que lo consume. Lo cierto es que es beneficiosa para disminuir los efectos del estrés en el organismo, así como para estimular sexualmente, tal como es el caso del rojo.

Por último, y no menos importante, tenemos al Ginseng americano, el cual es muy común en los Estados Unidos. Es de utilidad para tratar los síntomas relacionado con la ansiedad y el estrés, así como también los relacionados con la hipertensión arterial y el insomnio.

Ahora bien, aunque estos llevan nombres específicos de los lugares donde normalmente se encuentran más, esto no quiere decir que no puedas tener acceso a ellos. Se encuentran difundidos por todas partes del mundo y puedes conseguirlos, mayormente, en tiendas naturistas.

Pero, ¿qué consejos debes tener en cuenta a la hora de consumir el Ginseng?


Consejos

A otras plantas se les llama “La flor de la panacea”. Sin embargo, en el caso del Ginseng realmente lo es. Pero debes tener en cuenta que, como todo lo que consumimos, este puede tener un efecto distinto en cada persona. Todo dependerá de su organismo, necesidades y estilos de vida.

Ginseng

A fin de tener mejores resultados, se recomienda que las personas que utilicen el Ginseng, deben realizar actividades que tengan beneficios similares a los de esta planta. Por ejemplo, si lo usas para mejorar el estrés, entonces puedes practicar actividades como el yoga y la meditación.

Con relación a algunos de sus beneficios, se ha comprobado científicamente que, en algunos casos, el Ginseng sí produce mejoras que pueden considerarse significativas. Mientras que en otros aspectos, podría tener los mismos efectos, en nuestro organismo, que tiene un placebo. Es decir, efectos psicológicos positivos que notamos luego que lo consumimos lo que consideramos que tiene propiedades curativas, pero que realmente no las tiene.

En vista de esto, la dosis que se recomienda, puede llegar a ser diferente en cada persona. De modo que, antes de consumirlo, es recomendable que primero hables con un experto.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.