En ocasiones algunas personas descubren en su piel algunas diminutas manchas rojas no más grandes que una cabeza de alfiler, las cuales no causan dolor o picazón y de hecho no causan molestia alguna. Sin embargo, puede ser molesta su presencia a la vista. En realidad, estas pequeñas manchas son en realidad micro derrames vasculares justo en la capa subcutánea de la piel y se les denomina petequias.

Las petequias son generalmente de color rojo, pero pueden ir variando su tono a un color morado, verduzco o negro, como los cambios que sufre un hematoma común. Suelen medir entre uno y cuatro milímetros.

La manera más sencilla de identificar si una marca en la piel es una mancha común o una petequia, es presionándola con el pulgar: una mancha común desaparece mientras se le presiona mientras que la petequia permanece visible.

Las petequias son micro derrames vasculares, es decir son signos visibles de que un vaso capilar ha sufrido algún daño y se ha reventado derramando un poco de sangre que genera la marca color rojo.

Por su falta de sintomatología y ya que no generan molestia alguna, es común ignorar la presencia de las Petequias en su cuerpo. Sin embargo, aunque generalmente no representan riesgo serio para la salud, es importante tener algunos cuidados específicos para prevenir problemas futuros.

¿Que necesitas para Petequias – ¿ tratar y cuidar las petequias??

  1. Observación.
  2. Identificación de la causa probable.
  3. Hielo.
  4. Crema o pomada de árnica.
  5. Alimentos ricos en ciertas vitaminas.
  6. Prevención.
  7. Acudir a un especialista.

Instrucciones para Petequias – ¿ tratar y cuidar las petequias?

Identificar las causas que generan la aparición de Petequias
La aparición de Petequias en la piel básicamente se debe a un vaso capilar debilitado o frágil que no es capaz de resistir alguna presión o enfermedad y se provoca el rompimiento que da lugar a las marcas rojas en la piel. Generalmente, las causas de este rompimiento son menores y no tienen consecuencias a largo plazo. Entre las causas menores más comunes se encuentran:

· Sobreesfuerzo deportivo, el lugar de aparición de Petequias más común por esta causa son las piernas y los brazos. Sucede al momento de haber realizado una carga deportiva muy intensa en la que el esfuerzo es de tal magnitud que genera esta condición.

·Sobrecarga física, en ocasiones un periodo de llanto intenso o de vomito puede llegar a provocar estas manchas en el rostro y cuello por la presión vascular que generan y que daña los vasos capilares. Un trabajo de parto intenso puede ser una causa menor normal de la aparición de petequias.

·Traumatismo, un golpe o herida puede tener como consecuencia alrededor del área afectada que los capilares se revienten, provocando la aparición de Petequias en ocasiones por simples pellizcos o pinchazos. También puede suceder como consecuencia de la picadura de algún insecto.

·Reacción a algún medicamento o sustancia alergénica, ciertos químicos pueden provocar la aparición de petequias por sus interacciones con la sangre.

Sin embargo, de no poder identificarse alguna causa física externa menor que hubiera provocado la aparición de estas manchas en la piel, es importante acudir a un médico. Esto debido a que existen causas internas de mayor gravedad que tienen a las petequias como un síntoma. Entre ellas puede ser:

·Deficiencia Vitamínica, la falta de vitaminas B, C, E y K, pueden generar la aparición de petequias ya que estas vitaminas son las encargadas de alimentar y mantener en buenas condiciones la piel, su deficiencia provoca fragilidad en los vasos capilares haciendo más propensa la aparición de esta condición.

·Enfermedades hepáticas, enfermedades provocadas por bacterias o virus. Si la presencia de petequias se acompaña de fiebre o dolor abdominal, es indispensable que se consulte a un médico lo más pronto posible. Las petequias pueden aparecer a causa de afectaciones en la circulación y coagulación de la sangre.

-Enfermedades de la sangre como plaquetopenia o leucemia.

·En niños, la aparición de petequias que se multiplican acompañada de fiebre es una sintomatología grave que indica meningitis. Se debe acudir inmediatamente a consulta médica.

Cuidados Caseros

Petequias por lesión o traumatismo: si se ha identificado una causa menor como generadora de la aparición de petequias, estas pueden ser tratadas sin acudir a un especialista.

Es común que en el caso de que la aparición de estas marcas sea por sobreesfuerzo físico o deportivo, las petequias tiendan a desaparecer por si mismas sin necesidad de intervención alguna de quien las padece al pasar por los cambios de coloración naturales de un hematoma común.

Es posible acelerar el proceso de desaparición de petequias causadas por traumatismo a través de la aplicación de compresas heladas en la zona afectada.

La forma correcta de hacerlo es cubrir un hielo con una toalla o manta y colocarlo sobre la herida o golpe durante 15 minutos o el tiempo que pueda soportarlo. Jamás se debe colocar el hielo directamente, ya que puede quemar la piel.

La aplicación de algunos remedios homeopáticos o naturistas en la zona afectada también ayuda a acelerar la desaparición de petequias, las pomadas o cremas más utilizadas y efectivas para este padecimiento son aquellas que contienen entre sus ingredientes el árnica.

Petequias en los adultos: con el paso del tiempo la piel va perdiendo elasticidad y fuerza por lo que los vasos capilares en la edad avanzada suelen ser particularmente frágiles. Es importante que se mantenga una rutina de ejercicio que ayude a conservar la piel en la mejor condición posible, para evitar la aparición de petequias.

Es importante también el guardar cuidados especiales y proteger la piel a medida que esta envejece. Se deberán evitar en medida de lo posible contusiones, jalones, rasguños o cortaduras.

En el caso que algún traumatismo afecte la piel, es importante aplicar inmediatamente una fuerte presión en el área para contener el sangrado y reducir en lo posible la aparición de esta condición. Se deberá tener especial cuidado en la zona de los parpados y alrededor de los ojos.

Deficiencias vitamínicas o causas internas: en el caso de presentar petequias por causas internas como una falta de ciertas vitaminas, se hace indispensable un cambio de dieta que ayude a cubrir las deficiencias que lo provocan.

En general, alimentos con alto contenido en vitamina C como las frutas, verduras y cítricos son un gran aliado contra las petequias.

De igual manera es recomendable aumentar la ingesta de germinados de alfalfa y todo tipo de verduras de hoja verde como acelga, kale o espinacas, ya que su consumo aporta grandes cantidades de vitamina K que actúa como un eficaz coagulante y evita el daño a los vasos capilares.

Asimismo, evitar el consumo de cebolla y ajo, ya que estos alimentos actúan de manera contraria al ser anticoagulantes naturales, fomentando que la sangre se derrame más fácilmente al retrasar el proceso natural de coagulación.

De considerarse necesario y siempre de acuerdo con un especialista, en el caso que no sea posible ingerir las cantidades suficientes de vitaminas a través de la alimentación, esta podrá apoyarse para el aumento de consumo de las vitaminas faltantes a través del consumo de suplementos específicos de vitaminas A, B, C, E y K.

Remedios caseros para tratar las petequias: existen preparados caseros en forma de infusión que pueden ayudar a la desaparición y prevención de petequias al estimular la coagulación de la sangre. Entre ellas están el diente de león y ginkgo biloba. Basta hervir un litro de agua con una cantidad suficiente de estas hierbas durante cinco minutos y consumir la bebida a lo largo del día.

Asimismo, es posible crear un ungüento casero para el tratamiento de las petequias. Este puede ser elaborado a partir de castaña de indias, tomillo o cinoglosa.

Se procede a hervir estos elementos en un litro de agua o vinagre y aplicar la mezcla en la zona afectada. También es efectiva la aplicación de aceite de nuez o aguacate en la piel para fomentar la elasticidad y fuerza de la misma, evitando así los daños a los vasos capilares.

Petequias por causa de medicamentos o tratamientos: ciertos medicamentos pueden ser causantes de la aparición de petequias por sus características de anticoagulantes tales como la aspirina o el tratamiento contra el cáncer.

De ser el caso, se deberá consultar al médico responsable de este tratamiento al respecto de si puede suspenderse o cambiarse el medicamento.

Petequias por causa de enfermedades o infecciones: en el caso de que la aparición de petequias se deba a un padecimiento medico más grave de fondo, como en el caso de una enfermedad o infección viral o bacteriana, la forma más efectiva y segura de tratar con este padecimiento es tratando la enfermedad de fondo ya que estas manchas son solo una sintomatología de algún problema mas no el problema en sí.

Consejos para Petequias – ¿ tratar y cuidar las petequias?

Solamente un médico especialista podrá emitir un diagnóstico certero al respecto de la enfermedad que genera el rompimiento de los vasos capilares.

Para tener un dictamen profesional, probablemente se someta al paciente a una serie de análisis químicos y de laboratorio que estarán encaminados a descubrir la causa de fondo, en concordancia al resto de los síntomas.

Para llevar un seguro tratamiento y no poner en riesgo la salud de quien presenta estos síntomas, en indispensable acudir a la atención medica correspondiente y seguir al pie de la letra el proceso que ahí se indique.

Si te gustan las plantas y remedios naturales aprende cómo cuidar el peregil.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 80,00% le ha gustado.