Si quieres saber cómo plantar un árbol, lee estas instrucciones que traemos para ti. Los árboles son grandes amigos que aparte de embellecer un terreno nos ayudan con nuestras condiciones de salud, pues limpian el aire y nos dan oxígeno, atraen animales como lindos pájaros, pueden lograr enfriar calles y evitan la erosión. Plantar un árbol no es  difícil, pero tampoco se trata sólo de abrir un agujero e introducir el árbol en él, hay diversos factores que se deben tener en cuenta, como la tierra donde se va a sembrar, el clima, las plantas más adecuadas e incluso las leyes que haya en tu zona.

¿Cuál es tu objetivo al plantar un árbol? 

Para qué quieres sembrar uno o varios árboles, ¿quieres por ejemplo embellecer tu casa? o ¿quieres hacerlo porque te nace y lo vas a disfrutar?, ¿quieres atraer algunos animales con la siembra de tu árbol y poder observar lo linda que es la naturaleza? Tener un objetivo claro te ayudará a la hora de tomar la decisión de la especie de árbol y el lugar.

El clima

Es importante que pienses en el clima de la zona donde tú vives y asesórate de qué es lo mejor, para que así tu árbol se desarrolle bien y crezca sano. Hay una fundación llamada “arbor day” (día del árbol) que te puede ayudar con esto, no es sino que accedas a este enlace https://shop.arborday.org/content.aspx?page=zone-lookup

La tierra

Debes analizar bien la tierra que tienes dentro de tu propiedad, el drenaje es muy importante, la erosión, y los árboles vecinos, pues todo esto son elementos que influirán que para que tu árbol se pueda desarrollar adecuadamente.

Si te encuentras en un terreno muy empinado debes saber que es posible que el árbol no logre arraigar bien sus raíces, entonces tal vez no se convierta en una ida buena sembrar el árbol. Si lo que quieres es sembrar algún árbol para poder luchar con la erosión, deberás sembrar alguno que ya tenga una raíz fuerte para que los vientos y las lluvias no lo arrastren. Es muy importante que analices bien la tierra y el ambiente para que por un lado encaje estéticamente conveniente y por el otro para que tenga un suficiente espacio donde crecer, y así no acabe con otros árboles y plantas ya existentes.

La ley

Tienes que revisar bien las leyes de tu comunidad, mira qué exigencias tienen cuando de cavar o de sembrar algún árbol se trata, así podrás estar seguro si puedes sembrar tu árbol, pues las leyes locales podrían prohibirte la siembra del árbol o incluso hacer que pagues alguna multa. Generalmente estas leyes prohíben excavaciones y siembras cerca de cables de luz o de teléfono, al igual que de los postes. Si ya has leído bien las leyes también consulta con las empresas de servicios públicos de tu localidad, para saber si tendrás algún problema, pues la idea no es perturbar ni lastimar a nadie.

Los profesionales

Si te surge alguna duda en cuanto a la siembra de árboles, no está de más que busques un profesional, un arbolista que te pueda ayudar, coméntale cuáles son tus deseos y analícenlos junto a las condiciones locales, así éste te ayudará a encontrar cuál es el mejor árbol para ti y luego así proceder a la siembra.

La compra del árbol

Cuando ya hayas hecho un buen estudio de la tierra, el clima y las leyes, ya puedes ir a comprar un arbolito para sembrar, ya sabrás cuál es el más adecuado según el clima donde te encuentres, tu región y tu tipo de jardín. Si compras un árbol nativo de tu región correrás menos riesgos, lo más seguro es que le vaya muy bien en su crecimiento, te será mucho más fácil cuidar de un árbol nativo que tratar con otra especie, también es bueno que sepas que aquellos árboles que se encuentran en un saco con sus raíces libres, tiende a desarrollarse mejor que aquellos árboles que se encuentras en algún recipiente o maceta.

La época

Hay que analizar bien cuál es la mejor época para sembrar tu árbol, esto es muy importante si quieres que tu árbol crezca bonito y sano, esto dependerá tanto del tipo de árbol como de la región donde vivas. Las siembras por lo general se deben hacer cuando el árbol no se encuentre en una etapa de florecimiento y en una época fresca o fría del año; no está de más que consultes en qué momento es mejor sembrar el árbol, muchas extensiones universitarias cuentan con este servicio.

Preparando el árbol

Una vez hayas adquirido tu árbol deberás prepararlo para la siembra, es importante para que pueda desarrollarse correctamente y sobrevivir. Si has comprado un retoño, debes ponerlo boca abajo y luego sacarlo de su recipiente, si los has adquirido en arpillaría deberás cortarlo cuando ya lo hayas sembrado.

Si el árbol está un poco más grande, más allá de haber retoñado, deberás cortar por el empaque y si está en arpillaría también esperar a cortarlo una vez sembrado. Si hay un alambre debes retirarlo. Siempre debes velar porque las raíces conserven la tierra y evita moverlas mucho, y no vayas a dejar las raíces fuera de su arpillera o recipiente por un periodo largo de tiempo. Si vas a sembrar una semilla será un método más complicado, debes germinar a la semilla, sembrarla justo en el momento correcto y cuidar más de ella, primero tendrás que hacer el proceso de germinación en un recipiente y luego pasarlo.

La siembra del árbol

Mira bien el punto donde lo quieres sembrar y márcalo, dibuja un gran círculo con un color que puedas visualizar, luego deberás medir el cepellón para así saber qué tan profundo deberás excavar el agujero; luego comienza a excavar con una pala, el orificio debe ser lo bastante grande para que el árbol quepa y pueda crecer mientras se enraíza, debes hacerlo unos 90 cm más ancho que el árbol y de la misma profundidad del cepellón

Una vez hayas cavado toma el árbol e introdúcelo con suavidad en el agujero, si ves que no encaja bien deberás sacarlo y ampliar la excavación; una vez hayas metido el árbol mira cuál es su mejor lado y gíralo como más prefieras; ahora debes proceder a rellenar el agujero que hiciste, hazlo mezclando la tierra que ya excavaste con un poco de compost; debes tener tierra suficiente, la cual debe soportar a las raíces y que a la vez dé espacio para que crezcan, puede ser necesario que pongas unas estacas alrededor de tu árbol, especialmente si es un retoño, esto le ayudará en su crecimiento durante su primer año, será más difícil que el viento lo pueda tumbar y sus raíces se establecerán correctamente.

Cuida de tu árbol

Una vez sembrado tu árbol deberás comenzar a cuidar de él, riégalo y haz un horario para esto, en un comienzo lo deberás hacer diario, puedes usar una capa de mantillo rodeando tu árbol para así lograr mantener su humedad y alejar la maleza; debes estar revisando por si tienes que podar alguna ramita que esté rota, seca o enferma y listo, ve cuidando de tu árbol y disfrutándolo, debes mantener revisando su humedad para mirar que no le falte agua y si le falta deberás regarlo.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.