La salvia, también conocida como hierba sacra es una de esas plantas aromáticas que huelen muy bien, pero algunos animales e insectos no opinan lo mismo.  Es por ello que  es estupenda para ahuyentar a algunos insectos y para mejorar la salud.

Según el tipo de salvia, su olor puede ser diferente. Algunas lo tienen afrutado, otras huele como a melocotón y otras a piña.  En la cocina se usa para aromatizar platos y como cualquier otra planta puede servir de ornamentación e incluso con fines terapéuticos.  Se suelen emplear para trastornos nerviosos o depresiones, la menopausia, así como para evitar la sudoración.  Otra aplicación es para curar algunas heridas y tratar los trastornos digestivos (gases y digestiones pesadas). Para aquellos que son diabéticos tienen que saber que esta planta disminuye el azúcar en sangre. Y como anécdota también se usa en la fabricación

Se adapta a todo tipo de ambientes por eso se dice que es xerófila. Asimismo es una planta que no pierde las hojas en todo el año. Se adapta a todo tipo de suelos, aunque prefiere suelos ligeros, calcáreos y que estén expuestos al sol. Esta planta suele durar unos cuatro o cinco años, de media.

Suele medir entre 20 y 70 centímetros. Su tronco es leñoso.  Sus hojas son grandes, alargadas,  un poco arrugadas y se parece un poco a la lengua de un gato. Si alguna vez te ha lamido un gato sabrás que es arrugada.  Suele florecer en primavera aunque otras florecen en verano. El color de la flor varía en función de la especie  que sea.

De hecho, hay muchas variedades. La que suele emplearse en la cocina es la que tiene flores blancas Salvia officinalis albiflora, aunque también puede emplearse la de flores rojas Salvia officinalis purpurascens.

Para plantar, se puede desde semilla o por esqueje. Y a diferencia de otras plantas si se realiza por esqueje, no necesita de hormonamiento porque es una planta que arraiga muy bien.

Cómo plantar salvia

¿Que necesitas para plantar salvia?

  • Tierra.
  • Esquejes.
  • Turba.
  • Hormonaas o enraizador  (no es necesario, pero se puede utilizar).
  • Maceta o jardinera.
  • Tierra.
  • Perlita.
  • Pala de jardinero.
  • Palo.
  • Recipiente con agua.

Cómo plantar salvia

Instrucciones para plantar salvia

  1. Quitarle siempre las malas hierbas.
  2. Elige la zona donde vas a plantarla, ya sea en un jardín o en una maceta procura ponerlo en una zona bien soleada. Recuerda que no tolera temperaturas frías.
  3. Para preparar la tierra necesitas tres partes iguales de tierra, turba y perlita.  Mézclalos bien, ayudándote de una pala. Procura que la tierra esté suelta y q no formen pelotas.
  4. Echa la tierra en maceta o en jardinera, a no ser que tengas un terreno. En este caso no sería necesaria la utilización del tiesto.
    Cómo plantar salvia
  5. Selecciona los esquejes procurando que tengan dos o tres nudos, que tengan un par de hojas como mínimo.
  6. A continuación hay que preparar los esquejes, para ello deja a cada esqueje dos hojas. Si las hojas son grandes habría que partirlas a la mitad. Las hojas que has de dejar son las de la parte superior y limpiar el tallo por la parte inferior.
  7. Mételos en un recipiente con agua.
  8. Con un palo marcaremos el lugar donde irá el esqueje. Para ello clávalo y haz círculos con él en la tierra.
  9. Si vas a utilizar las hormonas antes de plantar la salvia en la tierra, moja la punta de la planta en este líquido un par de veces. Aunque como ya comentábamos al ser una planta que arraiga enseguida no sería necesario este paso, por lo que es opcional.
  10. Seguidamente, introduce el esqueje de salvia en el agujero.
  11. Presiona la tierra a su alrededor para que la planta se sostenga.
  12. Es una planta a la que no le gusta la humedad. De ahí  que el riego ha de ser moderado. Con dos o tres veces a la semana es suficiente. Pero sin encharcarle la tierra.

Consejos para plantar salvia

  • El tamaño ideal para los esquejes sería de 15 a 20 centímetros.
  • Es aconsejable que se le proporcione el abono a finales de invierno, y sobre todo que este abono  sea rico en nitrógeno.
  • Las enfermedades que suele sufrir esta planta vienen dadas por hongos, que suelen aparecer con facilidad cuando las plantamos con semillas.
  • Una vez que se saca de la planta la limpieza de los esquejes y la preparación de la tierra ha de hacerse rápido porque cuando pasan 10 o 15 minutos las hojas tienden a caer hacia abajo. De ahí que es importante quitarle las hojas cuanto antes para que el esqueje no se deshidrate.
  • En cuanto a las hormonas, como ya hemos comentado en un par de ocasiones, éstas no son necesarias pero es cierto que fomentan que le salgan las raíces mucho antes y más pobladas en 15 días. Con solo agua el proceso es más lento.
  • Se recomienda realizar podas al comenzar la primavera y tras la floración.
  • Si se planta en un lugar donde hace frío, tendrá que estar protegida de los vientos.  Por lo que ha de plantarse contra una pared o un sitio abrigado.
  • Para recolectar las hojas para hacer infusiones o utilizarlas en la cocina habrá que esperar al segundo año. Además, las flores secas de la salvia se pueden usar para hacer mermeladas.
  • Si la Jardinería y las Plantas te gustan visita nuestra categoría dedicada a ellas.

¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.