Lee este artículo y anímate a plantar tomates en tu casa, en tu apartamento o en la oficina, verás que en muy sencillo y solo requiere un poco de tiempo y mucha observación para disfrutar de unos deliciosos tomates propios de tu huerto o de tu maceta.

Espera el comienzo de la primavera y siembra tus semillas, hay quienes aconsejan sembrar tomates en los meses de febrero o marzo; sigue las instrucciones que detallamos y no tendrás ninguna clase de problemas, en cuatro o cinco meses podrás comer tus tomates y mas allá de la cantidad, que estará ligada a la superficie a cultivar, la experiencia es lo más placentero y la sensación de comer tus propios tomates es única.

Cómo plantar tomates

Cómo plantar tomates es una pregunta de muy fácil respuesta, solo necesitas decidir hacerlo, sigue las instrucciones de Doncómos.com y ponte manos a la obra.

Nuestras indicaciones están pensadas para  la siembra en una maceta pero es totalmente válida para un huerto o un jardín, solo hace falta una poca de tierra donde sembrar o plantar si se quiere partir de una planta en vez de semillas.

La planta de tomate pertenece a las herbáceas, una vez que da sus frutos muere en su mayor parte, solo vive la raíz pero se aconseja desecharla y cultivar desde cero la próxima cosecha.

Algunas propiedades del tomate, proporciona una gran cantidad de antioxidantes, eficientes para combatir el cáncer, mantiene la salud intestinal, ayuda a la vista, mejora el estado de la piel, combate las infecciones urinarias, posee grandes cantidades de vitaminas y minerales como son la vitamina C, vitamina A y vitamina K; potasio y hierro.

Espero que pronto puedas probar el sabor de tus tomates y sentir ese placer especial; disfrutar de algunas recetas con este fruto tan sabroso y animarte a seguir plantando más tomates, otras variedades o incluso alguna otra verdura u hortalizas. Nosotros te ayudaremos.

¿Que necesitas para plantar tomates?

  • Semillas o plantas.
  • Maceta o huerto.
  • Tierra.
  • Abono orgánico.
  • Fertilizante 5-10-10.
  • Sol.
  • Agua.
  • Caña o estaca.
  • Rafia.
  • Tijera manual de poda.
  • Guantes.
  • Regadera.

Instrucciones para plantar tomates

  1. Decidir si semillas o plantas, una vez decidido ver la variedad de tomate, y si son determinados o indeterminados, los primeros son recomendables para maceta porque son de una cosecha o temporada, los segundos son de crecimiento constante preferiblemente para huertos y grandes espacios; algunas variedades aptas para nuestro interés son Cherry, Roma, de cuelga o de guarda o de penjar o mallorquín, Raf, de Oro o Pomodoro, Gigantes, Celebrity, Big boy, Esquena Verd, Andine, Marglobe y los negros Kumato.
  2. Preparar la tierra de siembra, debemos colocar en muestra maceta que debe tener una profundidad mínima de 20 cm. colocar el abono orgánico o químico mezclado con la tierra y en la parte superior, unos 8 cm. solo de tierra para que las plantas no toquen el abono. El fertilizante recomendado 5-10-10 (peso de nitrógeno, fósforo y potasio). El PH ideal es de 6,5 aproximadamente.
  3. Si es siembra puedes colocar las 2 o 3 semillas a 2 cm. de profundidad y separadas unos 20 cm. de otras 2 o 3. Si son plantas deben tener una separación de 50 cm. enterrar bien las raíces.
  4. Riego, es preferible por la mañana y de forma abundante, la planta se siente cómoda en suelos de buen drenaje y la falta de agua afecta al crecimiento y salud de la planta, pero hay que tener la precaución de no pasarse y encharcarla de manera habitual porque provocaríamos riesgo de putrefacción. No es aconsejable mojar las hojas.
  5. Sol, esta planta necesita de mucho sol, y temperaturas elevadas entre 25ºC y 30 ºC, el frío las mata.
  6. Estaca o caña clavada en la tierra para atar y sostener con rafia, la planta a medida que va creciendo para que sus ramas y tallos queden sujetos y la planta crezca bien y hacia arriba; y también para que sus hojas y frutos no tengan contacto con el suelo para eliminar enfermedades y podredumbre.
  7. Poda, es recomendable cortar los brotes laterales para permitir la máxima penetración de luz posible y al eliminar chupones se mejorará la cosecha.
  8. Una vez que la planta va creciendo, después de 2 meses controlar que esté bien sujeta, que las hojas y frutos no entren en contacto con el suelo, retirar todas las hojas amarillentas y observar cualquier anomalía o indicio de plaga.

Consejos para plantar tomates

Tener en cuenta el sol, esta planta necesita de alta temperatura y sol directo durante unas 8 horas diarias.

El frío le afecta mucho, una temperatura de 0 º las mata, debe estar protegida de las heladas.

Mucha agua preferiblemente por la mañana y en la tierra, no sobre la planta.

La planta de tomate puede resultar afectada por araña roja, mosca blanca, pulgón, orugas de lepidópteros, gusanos de suelo y algunos más.

Una inspección ocular constante de la planta sirve para determinar el nivel de la plaga y de sus enemigos naturales, como base para elegir el tratamiento.

Utiliza los pesticidas con moderación y seguridad, sólo cuando notes una gran cantidad de insectos dañinos (no hay que eliminar totalmente una “plaga”, sino mantenerla en niveles normales).

Observar si presenta carencia de nutrientes con los siguientes síntomas,
Nitrógeno: hojas débiles y de colores verde-amarillentas.
Magnesio: hojas blancas y amarillas con manchas marrones, puede ser corregido pulverizando sulfato de magnesio.
Fósforo: se advierte en las flores, se secan prematuramente, tardan en formarse completamente y abrirse, se soluciona abonando después de la floración de los tomates con superfosfato de cal.
Potasio: la forma y color de las hojas, se doblan por su borde, quedan pequeñas y amarillean hasta volverse grises. Si la falta de potasio sigue, alcanzan el resto de la planta.

¿Te ha gustado?
59 usuarios han opinado y a un 98,31% le ha gustado.