Los potos o también, llamados potus, son unas plantas que comúnmente encontramos en el interior de las casas, oficinas, centros comerciales, etc.; es un bonito elemento de decoración;  su cuidado es sencillo, crecen rápido y así mismo se multiplican, es una mata que realmente no necesita de muchos cuidados, lo que hace que realmente no le dedicamos toda la atención y no la consintamos como de pronto sí se puede hacer con otras plantas.  Si deseas saber Cómo cuidar un potos, lee los consejos que te traemos a continuación.

Es una planta muy común y además suele ser un regalo muy frecuente que se le da a alguien que está estrenando casa u oficina;  podemos decir que son todo un clásico y que la mayoría de viviendas tienen uno.  Además, esta planta puede durar varios años en perfectas condiciones.

Este otro artículo seguro también te resultará interesante: Cómo Cuidar un Potos

Su nombre científico es  Epipremnum Pinnatum, autóctona del sudeste asiático y pertenece a la gran familia de las Aráceas; ésta tiene más 3.000 especies y 100 géneros.  Es una planta trepadora tropical, tiene hojas verdes con unas zonas de un crema amarillento, siempre buscan una forma de poderse trepar, suelen ser de tamaño pequeño, pero cuando consiguen su objetivo de enredarse, aumentan su tamaño.

Cómo cuidar un potos

¿Que necesitas para cuidarlo?

  • Un potos
  • Una matera  (maceta)
  • Atomizador
  • Agua
  • Fertilizante (quelatos de hierro)

Instrucciones para cuidarlo

  1. Si aún no tienes tu potos puedes adquirir uno que ya tenga un tallo de 15 centímetros, lo puedes sembrar directamente en una matera con tierra, o lo puedes poner en agua hasta que eche raíces y luego pasarlo a la maceta. En el momento que estés sembrando, ponle un palo para que tu mata tenga la posibilidad de enredarse.
  2. Ubica tu potos en un lugar luminoso de la casa pero que no le dé el sol directo, pues si lo recibe se puede palidecer, y al contrario, si lo pones en un lugar oscuro perderá el color amarillento de sus hojas, así que debes buscar un intermedio.
  3. Los potos no deben estar en temperaturas inferiores a las 10ºc, si estuvieran en condiciones más frías se caerían sus hojas.
  4. Si quieres saber la temperatura más ideal para tener un potos, sería aproximadamente de 16º a 21ºc.
  5. Este tipo de mata no la debes regar con mucha frecuencia, el excesos de agua será perjudicial para ella al punto de poderse podrir, es mejor que dejes que se seque bien su capa de superficie antes de que le eches el agua de nuevo, es más, cuando lo riegues tienes que buscar un punto intermedio y si es el caso es mejor que falte a que sobre. El promedio será hacerlo cada 5 días cuando estés en verano y cada 10 en los días de invierno, pero debes estar atento y comparar su sequedad.
  6. Cuando estés regando tu mata es importante que tomes un atomizador y le eches un poco de agua también a su follaje, ojo, nunca hagas esto con agua que contenga cal.
  7. Si tienes interés de abonar tu planta, hazlo en el verano cada 15 días, cuando sus hojas se hayan puesto amarillentas.
  8. Para que tu planta adquiera el hierro que necesita, puedes utilizar un fertilizante que recibe por nombre quelatos de hierro.
  9. Aunque, como mencionamos, debes pulverizar con agua el follaje de tu potos, esto mismo puede hacer que salgan algunas manchitas blancas en sus hojas, así que es bueno que las limpies con frecuencia utilizando un paño o trapo húmedo, así tu potos podrá respirar mejor y se pondrá más bonito.
  10. Es bueno que también podes tu potos, esto es con el fin de que la copa siempre mantenga sus hojas, así que cada año despunta las ramitas y verás que tendrá mejor ramificación.

Consejos para cuidarlo

  • Si ves que tanto los tallos como las hojas de tu potos están arrugadas y también tienden a caerse, es debido a que la planta ha estado en condiciones muy frías para ella.
  • Si observas que el color de tu potos está bien, pero que está perdiendo matices, debes hacer que le entre más luz, pero recuerda: nunca el sol directo.
  • Si notas que sus hojas están muy amarillas, es porque está pidiendo un poco más de riego, es posible que el sustrato que contiene esté muy seco.
  • Si las hojas de tu potos se vuelven amarillas del todo, es porque le falta hierro, recuerda que hablamos del fertilizante ideal para esto.
  • Si a las hojas les salen manchas de color café (marrón), es porque te has excedido en el riego.
  • Si tu potos llega a presentar hongos, araña roja o algún tipo de bacteria, es mejor que vayas donde los expertos  o a algún vivero para que te aconsejen lo mejor.
  • Es una planta ideal para poner en el baño debido a que la humedad ambiental será beneficioso para ella.
  • Si tienes mascotas no dejes que éstas se purguen con la hojas del potos, podrían ser tóxicas.
¿Te ha gustado?
10 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.