Disfrutar de la naturaleza y de sus dones es una experiencia sin igual, ejemplo de esto, es observar una Prímula, una hermosa flor, que muchos en sus casas quisieran cultivar, esta es proveniente de áreas boreales, es una flor sumamente delicada, por eso un cuidado especial le deberás proporcionar, su nombre te parecerá interesante, y es que en definitiva lo es, este hace referencia al nombre primavera, debido a que se dice que las Prímulas, son siempre las primeras en florecer, son de gran follaje, y diversidad de colores, en su versión roja, violeta, amarilla, en cualquiera de estas las podrás poseer. Como todo lo proveniente de la naturaleza, tiene un uso medicinal muy práctico, en algunas regiones se utilizan sus flores y sus hojas para realizar infusiones, bastante funcionales como diuréticos, e incluso expectorantes, así que las Prímulas no son sólo muy hermosas, por lo que al tenerlas, a tu jardín darán clase y elegancia, sino que además, en algunas afecciones de salud éstas plantas te ayudará, por lo que es una planta maravillosa en verdad.

En definitiva, la prímulas, son perfectas como decoración en balcones, o ventanas de nuestra casa, o simplemente en nuestros jardines, donde consideres que las quieras cultivar, existen diversas especies, pero las más conocidas son las prímulas aucalis y las obcónicas, ambas realmente bellas, ya verás, durante finales del invierno, y casi toda la primavera, de sus hermosas flores podrás disfrutar, simplemente observarlas vale la pena, de un gran espectáculo disfrutarás, y por supuesto durante su florecimiento son mucho más bellas, gran armonía y elegancia a tu jardín, balcón o ventana les proporcionará, tendrás con estas, un estilo único, un adorno natural, que muy pocos podrán igualar, pero que seguramente todos querrán obtener en su hogar.

Instrucciones para cuidar y trasplantar las Prímulas

Para su cuidado. Como te he mencionado, disfrutar de estas hermosas flores tiene un costo, y es el cuidado especial que a las prímulas le deberás dar, porque así como son bellas, también son delicadas, por eso te vamos a ayudar, para que estas plantas siempre hermosas las puedas conservar, solo sigue éstas prácticas instrucciones que en definitiva muy útiles te serán.

  1. En primer lugar, es fundamental saber la ubicación que a esta planta le darás, porque no debe estar en contacto directo con el sol, pues muy beneficioso para su crecimiento no será, en definitiva necesita del sol, pero en pequeñas porciones, si las siembras en macetas, esto muy fácil será, pues solo bastará con moverlas, pero si por el contrario, en tu jardín las sembrarás, elige el lugar con suma precaución, para que una adecuada ubicación a esta hermosa flor le puedas proporcionar.
  2. El riego debe ser abundante, pero no excesivo, porque más allá de ayudarla, la puedes perjudicar, así que te mucho cuidado cuando a las prímulas les proporciones agua, porque debe ser suficiente, pero cuando utilizas demasiada, un color amarillento en estas aparecerá, en época de florecimiento, la frecuencia del riego, un poco deberás aumentar.
  3. Si seleccionaste una Prímula acaulis, quizás su cuidado un poco más delicado pueda resultar, en primer lugar, para que su flores estén en todo momento rozagantes, es fundamental la luz solar, pero n de forma directa, si la tienes en una maceta, colócala en el balcón o en la ventana, para que en contacto con la radiación por un rato pueda estar. A la hora de realizar el riego, no mojes sus flores, procura que el agua caiga directamente en su tallo, más provechoso para la planta será, además, como las prímulas son flores de temperaturas algo frías, evita que esté cerca del algún artefacto que irradie calor, porque muy perjudicial para la flor esto será.
  4. Los químicos contenidos en el agua procesada, como la potable, suelen ser poco recomendables las prímulas en general, no sólo la acaulis, así que mejor utiliza agua de lluvia, que por supuesto es muchísimo más natural y nutritiva para la planta, o utiliza agua mineral, si no tienes más alternativa y necesitas utilizar agua potable, lo más conveniente es dejarla reposar, un determinado tiempo, para que el cloro que esta agua contiene se pueda evaporar, lo más recomendable es que la dejes al menos medio día, para que la evaporación mencionada se pueda dar.

Cómo trasplantarla. Generalmente la primera opción de las personas al optar por tener prímulas, es colocarlas en una maceta, pero al ver su crecimiento y belleza, las quieren tener en su jardín, pero para realizar el procedimiento del trasplante, mucho cuidado debes tener, sigue los siguientes pasos, y exitoso este proceso va a ser.

  1. el hoyo o zanja donde plantarás la prímula, debe ser de buen tamaño, no debe quedar presionada, porque será muy negativo y su desarrollo no será el ideal, por eso, debes hacer de 10 o 12 cm de ancho, así como de profundidad, procurando aflojar la tierra que la bordea, para que no quede presionada como te lo acabamos de mencionar.
  2. Agrega abono preparado en la zanja y los alrededores, para que la prímula esté bien fertilizada, esta debe permanecer húmeda por lo que los restos de madera, conocida como aserrín, en los alrededores de la zanja pueden serles útil.
  3. Si la planta ha estado mucho tiempo en la maceta, quizás sea un poco más complicado retírala de ella, por eso, introduce tus dedos para aflojar un poco la tierra, gira la maceta, golpea los lados, y la parte inferior, una vez que todo se haya aflojado, toma la prímula con mucho cuidado, moja las puntas de sus raíces, e introdúcela en la zanja, que previamente habías cavado.
  4. La prímula no debe quedar más profunda de lo que estaba en la maceta, la altura debe ser proporcional, si la zanja es más profunda, antes rellena con un poco de tierra, para que la logres nivelar.
  5. Cuando hayas logrado el nivel deseado, y la prímula en el centro de la zanja hayas adecuadamente colocado, vierte tierra por los alrededores, cuando el resto del hoyo esté cubierto, presiona un poco la tierra con los dedos, esto para proporcionarle firmeza a la planta.
  6. Finalmente, realizado todo el procedimiento, realiza el riego, recuerda que la humedad para las prímulas, es lo primero.
  7. Si quieres trasplantar la prímula de una maceta chica a otras más grande, el procedimiento es más sencillo, solo saca todo el contenido de la maceta, es decir, la prímula con la tierra que contiene, y colócala en la maceta más grande, posteriormente cubre el espacio que sobra con nueva tierra, y listo, mayor espacio de crecimiento a tu prímula le habrás dado.

¿Que necesitas para cuidar y trasplantar las Prímulas?

  • Plantas
  • Material

Consejos para cuidar y trasplantar las Prímulas

  1. El riego es fundamental, no se debe permitir que la prímula tenga una tierra seca, porque no florecerá, y en época de su florecimiento, no deberás mojar sus flores, porque en caso de hacerlo, éstas se caerán.
  2. El abono o fertilizante, para todo planta es necesario, pero con las prímulas, debes tener mucho cuidado con cuál utilizarás, en definitiva, deberás evitar el uso de los abonos nitrogenados, utiliza aquellos que contienen fósforo, para este tipo de plantas, son los más recomendados.
  3. La época más recomendada para el trasplante de esta flor, es el verano, ya que, es más práctico realizarlo antes de que comience su proceso de floreado.
  4. Si decides tenerlas en tú jardín, procura que sean suelos permeables, los suelo muy secos y terrosos, no son muy adecuados, los arcillosos por el contrario, son unos de los más recomendados.
  5. Si habita en un lugar con climas cambiantes drásticamente y en esencia rigurosos, evite plantar las prímulas en el jardín, puesto que cuando el clima no sea favorable, no podrá protegerla de este, sin embargo, si la prímula está en una maceta, con colocarla en el interior de la casa bastará, para protegerla, así que tome en cuenta el factor clima, si en su casa, las prímulas desea tenerlas.
  6. Sabemos que el mayor disfrute con las prímulas, es durante su florecimiento, pero, cuando este proceso haya terminado, no descuide sus plantas, debe hacerle algunos otros cuidados, como por ejemplo, retirar las flores y hojas marchitas, utilizando un instrumento adecuado, no arrancándolas por supuesto.
  7. Cerciórese en todo momento, que las prímulas a alguna plaga no esté expuesta, si detecta alguna elimínela a tiempo, por eso es fundamental realizar un cuidado periódico de las prímulas, porque son muchos los agentes que las pueden poner en riesgo.
  8. Muchas veces el color de estas es indicador de que algo con ellas está sucediendo, así que no ignore este síntoma, pues le puede estar diciendo, que le falta riego, o quizás le sobra, o que necesita de un buen fertilizante para mantenerla sana y contribuir con su crecimiento.
  9. Si quiere multiplicar sus prímulas, puede hacerlo por semillas, o por división de la misma, pero hay que tener en consideración el siguiente aspecto, si lo realiza por semilla, quizás varíe el color, es decir no necesariamente esta tiene que florecer idéntica.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.