Contenido del Artículo

Cuando queremos sacar de una planta otra nueva, queremos que proliferen, sacar más provecho de la planta o bien, hacer nuestro propio experimento uniendo varios injertos… lo que hacemos realmente, es llamado coloquialmente, propagarlo. Siempre, para poder conseguirlo, se realiza mediante lo que se llaman: esquejes.

Explicado de manera resumida (aunque intentaremos dejarlo claro más adelante) podría decirse que un injerto es una sección de la raíz de una planta, se elige por la zona donde tenga mayor robustez para la reimplantación y el tallo de la otra planta que queramos “engancharlo” se injerta sobre ella. Se “ata”, se cruza… como queráis llamarlo. Siempre dicho de manera sencilla, clara y una forma muy rápida. Eso sería más o menos lo que se llama un injerto.

Instrucciones

  1. Para que un injerto sea como tal y funcione, deben estar en contacto.
  2. Es importante que la humedad y la temperatura, le sea favorable. Siempre teniendo en cuenta la estación del año.
  3. Hay dos tipos de injertos y se llaman: de aproximación y por hendidura.
  4. Hay dos tipos de injertos y se llaman: de aproximación y por hendidura.
  5. Para hacer un injerto de aproximación, se tienen que unir dos ramas.
  6. Se cogen las plantas y deben estar cercas para poderlas unir.
    Se coge el tronco y debe rebajarse un poco con un cuchillo/navaja y hay que rebajar la misma cantidad por igual en ambas plantas.
  7. Lo que hay que hacer es intentar encajonarlo (tipo pieza de puzle). Debe encajar una con la otra.
  8. Después es muy importante encerar el injerto. Es básico para que no se estropee ni se eche a perder.
  9. Cuando tengamos unido y encerado, habrá que tener en cuenta por donde se quiere cortar la planta para que no se empiece a formar un tronco y ramas que crezcan por donde no queremos.
  10. Para hacer un injerto de hendidura, por el contrario, se debe hacer un cambio en el extremo del tallo por un injerto que contenga una o más de una yema.
  11. Al igual que en el otro caso, tienen que tener un diámetro parecido en la corteza.
  12. Corta por la zona del tallo y a partir de ahí, tiene que quedar una forma de u invertida o uve.
  13. La púa, es el injerto y es una pequeña rama que tiene un total de unas dos o incluso tres yemas. Es muy importante el cómo se realiza en corte. Nunca en recto. Se debe hacer en bisel/diagonal.
  14. Como en el caso del injerto por aproximación, se debe terminar siempre y es importantísimo, con un algodón, cinta o bien cera. Para fijarlo y protegerlo.

Que Necesitas

  • Unas tijeras de podar.
  • Alcohol (para desinfectar las tijeras).
  • Tierra específica para según que planta se traspase.
  • Un trapo (para poder tapar los esquejes).
  • Cera (para después proteger los esquejes).
  • Cinta, cuerda… para poder atar los esquejes.
  • Una bolsa con agujeros, para poder proteger de heladas los esquejes hechos.
  • Fertilizantes, abonos…
  • Guantes. Siempre colócatelos para cuidar tus manos.
  • Una navaja o un cuchillo.

Consejos

Dicho de una manera muy rápida, por si todavía no había quedado claro, un injerto se puede resumir clarísimamente diciendo que se puede reproducir todo tipo de plantas, árboles frutales, rosales, etc. Haciéndolo mediante este método. Incluso, se pueden intentar y de hecho, son factibles, hacer variaciones en los colores de las plantas y flores, tamaños, variedades, etc.

Saber y que quede claro, que el injerto o la parte que se le llama así es lo que corresponde a la zona del tallo o también se le puede llamar yema. En cualquier caso, que sepáis que la yema y el tallo, son lo mismo.

Esta zona concreta, es la que se debe unir junto con la otra planta/variedad. De ahí, saldrá una planta nueva. Es decir: de dos plantas sale solamente una. Ojo, algo sumamente importante, es que, para hacer injertos, hay que hacerlo con plantas que sean de la misma clase. Es decir, no hacer locuras de plantas o arboles frutales que no tienen nada que ver, porqué no cuajará la cosa.

Algunas plantas que cogen muy bien con los injertos son los rosales. Se pueden hacer mezclas preciosas, diferentes colores, mezclas de colores, aromas nuevos, tamaños diferentes… un popurrí precioso y variado.

Tened en cuenta el tipo de corte que se realice, siempre en ángulo y siempre las navajas, tijeras y cuchillos, que estén desinfectados con alcohol. Tras los cortes y utilizarlas, volverlas a limpiar. Así evitaremos que se puedan contagiar otras plantas, en el caso de que hubiese alguna con una plaga o enfermedad.

Y los injertos, siempre que se pueda, que se tapen. Preferiblemente con cera, pero se puede hacer con lo que tengáis a mano en esos momentos: cuerda, cintas, etc.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.