La albahaca tiene un sabor único que le da un toque extraordinario a las comidas, especialmente cuando de pastas se trata, así mismo es súper aromática, pero lo mejor de todo es que es muy fácil de sembrar. Continúa leyendo Cómo sembrar albahaca en casa.

Es más, si eres de los que no tienes muchas plantas porque se te olvida regarlas y cuidarlas, te decimos que esta mata aromática no necesitará de muchos cuidados para conservarse viva y para crecer, esta se puede cultivar ya sea en huertas, jardines o en los interiores.

Anímate a sembrar tus albahacas, así harás que tu comida quede con un sabor extraordinario; sin duda la albahaca fresca, tomada de la mata, tiene mucho mejor sabor que la albahaca seca, de hecho saben muy diferente, pareciera como si no se tratara de la misma aromática.
Cómo sembrar albahaca en casa

¿Que necesitas para sembrar albahaca en casa?

  • Semillas de albahaca
  • Bolsa o recipiente que sea especial para sembrar
  • Una maceta (matera)
  • Agua
  • Tierra especial para materas (macetas)
  • Mezcla de vermiculita y perlita. (Opcional)

Instrucciones para sembrar albahaca en casa

  1. Existen muchos tipos de albahaca, por eso lo primero que debes hacer es saber cuál quieres cultivar, para así elegir las semillas; entre las variedades encontramos las siguientes:
    Canela: es una especia que es dulce y trae flores aromáticas y hermosas.
    Limón: esta tiene un contenido de citral, que es el mismo que tienen las frutas cítricas, su olor es muy similar al del limón.
    Púrpura o morada: es más sembrada con fines decorativos, tiene lindas flores y una rica esencia.
    – Azul africana: es una hierba perenne que retoña cada año, a diferencia de las demás albahacas que son anuales.
    Tailandesa: tiene las mismas características de la anterior.
    La griega y la globo: son las que son más complicadas de sembrar y cultivar, crecen como arbustos pequeños, los cuales se mantienen tupidos.
  2. Puedes recoger las semillas de la albahaca extrayéndolas de una mata que ya esté en su etapa adulta, hazlo en otoño y guarda las semillas dentro de una bolsa que sea de papel, también las puedes comprar en un vivero o una jardinería.
  3. Hay que tener en cuenta que a la albahaca le gusta crecer en una temperatura que sea cálida, así que los mejores momentos para sembrarla es seis semanas antes de que llegue el frio o cuando éste ya haya pasado.
  4. Si resides en un país donde hay estaciones, lo ideal es que hagas tu siembra cuando esté finalizando la primavera o a mediados de la misma.
  5. En un recipiente o bolsa especial para la siembra de matas, debes echar tierra especial para materas (macetas) o una mezcla de vermiculita y perlita.
  6. Luego aplasta bien la tierra con el objetivo de que se elimine todo el aire que pueda tener.
  7. Échale unas gotas de agua a la tierra para que la humedezcas.
  8. Ahora toma las semillas de albahaca y entiérralas; deben quedar aproximadamente dos centímetros hacia abajo; puedes hacer los agujeros con tu dedo y luego cúbrelas bien con tierra.
  9. En un comienzo debes empezar a regar tu planta dos veces en el día hasta que ocurra la germinación, que puede darse entre los 3 días a los 7 días.
  10. Revisa tu planta, y cuando veas que como mínimo ya tiene dos hojitas, la puedes trasplantar a donde la quieras tener, ya sea a una maceta (matera),  a un contenedor o al jardín. Si ha salido una sola hoja no es recomendable que la trasplantes.
  11. Cuando la planta de albahaca vaya madurando y vaya creciendo, sentirás que tiene un aroma muy agradable y será el momento en que ya podrás podarla o cortarla para que la consumas y prepares tus deliciosas comidas.
  12. Cuando la podes debes tener un especial cuidado para no ir a dañar su tallo y corta las hojas que más grandes estén.
  13. Si ves que la planta comienza o florecer debes quitar su flores, incluidas dos hojas hacia abajo, éstas se encargarían de cambiarle de una manera drástica el sabor a la hierba.
  14. Debes ubicar tu planta donde reciba de forma directa el sol.

Consejos para sembrar albahaca en casa

  • Esta es una planta anual, o sea que debes plantarla cada año de nuevo, a excepción de la azul africana.
  • Las albahacas viven bien en temperaturas cálidas y necesitan que les entre el sol por unas horas, así entonces, lo recomendable es que las trasplantes en macetas pequeñas ubicadas dentro de la casa al lado de las ventanas, así recibirán el sol en el día.
  • Es recomendable que plantes tus semillas dentro de la casa para evitar que de pronto se expongan a una helada; si resides en un clima que es cálido no tendrás problemas en plantarlas al aire libre.
¿Te ha gustado?
19 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.