Con este artículo pretendemos que sepas como realizar el trasplante de un cactus de una maceta a otra más amplia, con seguridad y de forma de garantizar el éxito de la operación.

Al ver estas plantas que se caracterizan por tener púas intimidadoras, nos da la sensación de que es imposible trasplantar o manipularlas, sin embargo aunque con precaución, se puede realizar sin la necesidad de ser un experto jardinero.

Los cactus son un grupo botánicos muy interesante, llegados desde América, han evolucionado la forma que almacenan la poca agua que reciben para poder subsistir en las condiciones más adversas. Poseen una gran variedad de formas, tamaños, colores y sus floraciones dan a este grupo de plantas,  un valor estético que los amantes de la jardinería bien saben apreciar.

Cómo y cuando trasplantar los cactus.

Existen muchos motivos para tener que hacer el cambio de macetas como que la planta ya no cabe en la maceta original, las raíces salen por los agujeros de drenaje, la tierra se quedo sin nutrientes y hay que cambiarla. Se recomienda realizar esta operación cada dos o tres años.

Debemos elegir una maceta un poco mayor a la original, una mucho más grande podría retener más cantidad de humedad y ser dañina para la planta. Ten en cuenta que las macetas de plástico retienen más humedad que las de barro, por sus paredes porosas. Otra cosa a tener en cuenta en la elección de la maceta es la seguridad y la estética, por ejemplo si nuestro cactus es alto es conveniente tener una maceta alta para que el peso contrarreste la posibilidad de caída y estéticamente quede más armonioso, y si el cactus es de crecimiento lento y bajo, es preferible una maceta baja también.

La mejor época del año para realizar el trasplante es la primavera y el verano, nunca el frío del invierno.

Con Doncomos.com sabrás ahora cómo y cuando trasplantar un cactus, sigue nuestras instrucciones y podrás realizar el trabajo de manera sencilla y segura.

¿Que necesitas para y cuando trasplantar los cactus?

Maceta.

Cerámica rota.

  • Grava o piedras pequeñas.
  • Tierra preparada.
  • Guantes.
  • Gafas de protección.
  • Papel de periódico, telas, cintas, para manipular al catus.

Instrucciones para y cuando trasplantar los cactus

  1. Elige la época del año más propicia para hacer el cambio de maceta.
  2. Busca una maceta o un contenedor un poco más grande que el que tiene actualmente, recuerda que las de plástico retienen el agua por más tiempo que las de cerámica o barro. No hace falta que el contenedor sea mucho más grande, hay que tener en cuenta que en dos o tres años hay que volver a trasplantar a otra maceta más amplia.
  3. Prepara la nueva maceta para recibir al cactus, coloca algunos trozos de cerámica rota por encima de los agujeros de salida de agua, luego una capa de 3 centímetros de grava en el fondo de la misma. Puedes abrir más boquetes si piensas que uno es poco o muy pequeño.
  4. Coloca una capa de sustrato para cactus, ten en cuenta agregarla fertilizante o prepara tu tierra con el 50% de arena de río lavada y otro 50% de turba, agrega fertilizante de lenta acción. La tierra debe presentarse suelta, porosa y aireada.
  5. Ahora viene lo peligroso que es retirar nuestro cactus de la maceta que lo contiene, es importante la seguridad; antes que nada debemos tener los guantes a mano y si el cactus es alto sería conveniente colocarse unas gafas para proteger los ojos. Si los guantes no son lo suficientemente gruesos para impedir que las púas del cactus lo atraviesen podemos envolverlo con hojas de papel de periódico, con telas o vendas, otra alternativa es utilizar cintas en la parte inferior pero solo si el cactus es lo suficientemente fuerte y grande para soportarlo. Una vez que hayamos verificado que podemos manipularlo sin peligro, se vuelca la maceta con cuidado y con suaves movimientos, dando golpes y girando, vamos tirando del cactus hasta que quede totalmente suelto.
  6. Se evalúa la posibilidad de algún daño o la perdida de raíces, de ser así seguimos con el proceso pero recordando esta situación más adelante.
  7. Del mismo modo manipulamos el cactus para colocarlo en posición en la nueva maceta, no dudemos en solicitar ayuda de otra persona si es de tamaño considerable. Podemos ayudarnos para mantenerlo en vertical con dos sillas para que quede apoyado mientras completamos la maceta con tierra. Dejar el cactus al mismo nivel de tierra que tenia antes, ni más alto ni más enterrado.
  8. Una vez que comprobamos que se mantiene en posición con seguridad retiramos todo lo que hemos utilizado para manipularlo como telas, papel de periódico o cintas, en caso de que hayamos observado la perdida de raíces o rotura del cepellón, vamos a dejarlo sin riego por unos 10 o 15 días, y luego regaremos de manera escasa hasta que notemos signos de crecimiento como puede ser yemas nuevas, coloración brillante y fuerte en los extremos; entonces volveremos al riego habitual de mantenimiento.
  9. Si hubo alguna rotura como un brazo, se debe segar de la forma más limpia posible y si es grave, pedir en la tienda una masilla cicatrizante.
  10. Por último durante unos días dejar la maceta con el cactus a la semi sombra.

Consejos para y cuando trasplantar los cactus

Utiliza guantes que puedan neutralizar las púas y gafas de protección, sino logras que las púas del cactus te dañen utiliza papel de periódicos, telas, vendas o cintas para amarrarlo y manipularlo con seguridad.

Pide ayuda a otra persona si es de gran tamaño o pesado.

No riegues el cactus hasta pasado unos días y colócalo a la sombra por un tiempo.
La tierra debe ser suelta y aireada, contener arena y turba, agregarle algún fertilizante de acción lenta.

Elegir la maceta adecuada.

Nunca trasplantar en invierno.

¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 92,31% le ha gustado.